Da Costa consigue la victoria en Ad Diriyah

Tras una carrera emocionante, llena de adelantamientos, de bonitas peleas y de abandono que causó la salida del Safety Car, Da Costa consiguió la victoria.

Nervios en el paddock, todos pendientes de la salida de los coches, los pilotos nerviosos. Así ha sido la primera carrera de ePrix Ad Diriyah, una carrera emocionante donde Antonio Félix Da Costa obtuvo la victoria tras una pelea muy emocionante con los pilotos de DS Techeetah.

Desde el principio, se notaba el nerviosismo en el desierto nublado a la espera de que no cayera ninguna gota. Al mismísimo vencedor de la carrera le costó ponerse en su línea de salida en condiciones e hizo maniobras para poder colocarse bien.

Cuando el semáforo se puso en verde, los nuevos autos Gen2 salieron disparados para conseguir esa ansiada victoria. Fue una salida limpia y sin ningún incidente excepto Edoardo Mortara, que tuvo un choque con el muro dejando el alerón por los suelos.

Hubo adelantamientos increíbles como el de Felipe Massa a Vandoorne. El adelantamiento más impresionante fue el del vigente campeón, Jean-Eric Vergne, que adelantó por fuera a Da Costa en una maniobra arriesgada y maravillosa.

Los de DS Techeetah hicieron una carrera increíble, llegando a las primeras posiciones. Pero debido a una penalización por «infracciones técnicas», perdieron posiciones y tuvieron que remontar.

Cabe destacar que hubo solamente 3 abandonos en un circuito donde se esperaba más. Eso es un claro ejemplo de los grandes pilotos que integran  la Formula E ABB FIA. Uno de los momentos claves fue el de José María Lopez, que tras tocar con el muro en una curva dejando la rueda izquierda trasera doblada, tuvo que abandonar a falta de 10 minutos. Eso provocó la salida del Safety Car, y todos los pilotos guardaron energía para el último ataque antes de finalizar la carrera.

Una vez reanudada la carrera, el show que patrocinó el piloto francés Vergne fue asombroso. Se colocó e incluso estuvo cerca de adelantar a Da Costa en la última curva.

Cabe destacar el Attack Mode, que funcionó muy bien proporcionando adelantamientos y momentos en la carrera apasionantes.

Finalmente, la carrera la ganó el piloto de BMW Da Costa, seguido de Vergne y del belga D’Ambrosio. La decepción de la carrera fue el belga Vandoorne, que salía en muy buena posición y finalizó en el puesto número 17.

Final carrera ePrix Ad Diriyah – Fuente: @FIAFormulaE