Análisis técnico de un Fórmula E

Mitch Evans en los tests de pretemporada. (Fuente: FIA Formula E)

La Fórmula E nació en el año 2014. Desde entonces ha sufrido varios cambios y se le han presentado una serie de problemas, como la falta de velocidad, la poca duración de las baterías y el sonido. Este último se debe a la propulsión eléctrica. La segunda generación de estos monoplazas ha solventado algunos de estos problemas. Aquí vamos a analizar técnicamente las mejoras motrices y aerodinámicas respecto a la primera generación.

Las baterías

Batería de la gen.1 (Fuente: Williams)

En la pasada generación de los Fórmula E las baterías estaban muy limitadas, obligando a los pilotos a cambiar de monoplaza en mitad de la carrera. Buscar un incremento de capacidad sin comprometer el peso era una tarea complicada. McLaren encontró la solución a esto convirtiéndose en el único proveedor de baterías para todos los equipos de Fórmula E.

Esta batería se encuentra dentro del monocasco y tiene un voltaje alto para un menor tiempo de carga, incluso se desgastan menos por cada carrera.

La velocidad

La mejora de velocidad va ligada directamente a la mejora de las baterías, aumentando la potencia hasta los 335cv (250 kW), con una velocidad máxima de 280 km/h frente a los 250cv (190 kW) y 225 km/h de la generación uno.

En el apartado aerodinámico, ha habido un cambio visual radical, como la omisión del alerón trasero, por ejemplo.

Zona delantera

En la zona delantera encontramos un alerón simple cuya función es redireccionar el flujo y generar carga aerodinámica. En gran parte esta carga está proporcionada por los flats laterales configurables angularmente. Además, en la zona central se encuentra una toma de aire que va directamente al fondo plano.

Zona lateral

Observamos que los neumáticos están cubiertos, evitando la sustentación y el drag. Luego el aire es redirigido para que no perturbe el resto del monoplaza.

Halo

Protege al piloto pero también tiene como función reducir notablemente la velocidad del flujo a causa de la estela que deja tras él. Aquí hallamos la razón de por qué se omite el alerón trasero, ya que la eficiencia de éste sería mínima debido al aire sucio.

Zona trasera

El alerón trasero es sustituido  por dos flats laterales en forma de «V», que están unidos por dos direccionadores inclinados. Su posición es interesante ya que sujeta a ambos flats y desvía el flujo a las zonas laterales del difusor, mejorando así el rendimiento.

Difusor

El difusor es más largo respecto a la primera generación, posee más canales de Venturi más marcados, cuya función es retrasar el desprendimiento del flujo en el fondo plano y así aprovechar al máximo la alta velocidad del aire cuando pasa por debajo del coche, provocando más downforce y menos drag.

Difusor (Fuente FIA Formula E)

¿Qué nos deparará el futuro?. Una difícil pregunta que solo sabe responder el tiempo, y la Fórmula E ha venido para quedarse.

Acerca de Jose Lopez Zara 64 Articles
Escritor, de todo. Proyecto de ingeniero (Ingeniería mecánica e Ingeniería eléctrica en la ESI) Poemas para un mundo dormido (2017, poesía) Aerodinamicista en Formula Gades.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*