Vandoorne, optimista tras el E-Prix de Hong Kong

(FUENTE | twitter.com)

Stoffel Vandoorne obtuvo en Hong Kong los primeros puntos para el equipo HWA en esta temporada consiguiendo la pole. Horas más tarde su compañero Gary Paffett volvió a puntuar para el equipo tras quedar octavo en la carrera. Todo esto sucede tras el E-Prix de México, dónde el equipo empezó a superar sus problemas de fiabilidad y de configuración llevando sus dos coches hasta cruzar la bandera de cuadros.

Sin embargo, Paffet sufrió un problema en el eje de transmisión en la clasificación que le impidió salir más arriba. Ese mismo problema fue el que llevó a su compañero Vandoorne a abandonar en carrera mientras peleaba por entrar en el podio.

No obstante el ex piloto de McLaren comentó, tras el término del E-Prix que ha hecho subir a su equipo del 10º al 8º puesto,  que estaba claro que los resultados iban a llegar para el equipo.

«Es divertido porque tienes altibajos masivos y nuestro máximo nivel fue el tiempo conseguido en la clasificación, marcando nuestra primera pole, y muestra todo el progreso que hemos tenido con el equipo.  Estoy feliz de haber conseguido la primera pole en la Fórmula E para mí y para el equipo”.

El que fuera compañero de Alonso dijo que no tuvieron el ritmo de carrera que llevaban los líderes y hicieron la carrera sin mirar al resto.

«No teníamos el ritmo como [los líderes de la carrera tardía] Andre [Lotterer] y Sam [Bird], parecían más rápidos que nadie, y por nuestra parte ya teníamos algunas dificultades, por lo que estábamos manejándonos a nosotros mismos y sin mirar a los demás», decía para Autosport.com.

El belga lamenta no haber disputado esta carrera pero cree que es cuestión de tiempo que lleguen los resultados. «Corríamos cómodos en la tercera posición y en la Fórmula E debes pensar en el juego largo porque ahí es cuando ocurre la acción, y lo vimos con el final loco. No lo hicimos así, lamentablemente. Es cuestión de tiempo antes de que los resultados nos lleguen, eso está claro ahora».

Vandoorne impulsó, junto con su compañero, al equipo HWA tras conseguir la pole e hicieron ver que su ritmo a una vuelta sea, probablemente, su punto fuerte. En esa clasificación sobre mojado finalmente, Stoffel Vandoorne se llevó la palma sobre Rowland.

«Fue muy emocionante, las condiciones muy difíciles y la adrenalina masiva para juntarlo en una vuelta cuando las condiciones son así. Necesitas jugar con el coche y sentirte exactamente bien y creo que hemos sido buenos con eso«.

Paffet por su parte no se mostró tan eufórico y estaba decepcionado con el octavo puesto tras salir en 4ª posición. «Después de la calificación, tienes muchas más expectativas en cuanto a dónde comenzamos, así que un poco decepcionados no obtuvimos más puntos, pero fue una carrera seca después de una calificación húmeda. Tomándolo como una carrera seca normal, anotamos nuestros primeros puntos y aprendimos mucho. Tenemos que estar muy contentos con el fin de semana en general».

«El ritmo en mojado fue realmente bueno, muy competitivo. En seco, aprendimos un poco y todavía tenemos algo que aprender, algo de tiempo para encontrar, obviamente, pero obtuvimos puntos y ese era el objetivo», finalizó Paffet.