El motor de Charles Leclerc falla y Lewis Hamilton sale victorioso

Lewis Hamilton en Baréin | Fuente: @MercedesAMGF1

La Fórmula Uno llegaba a Baréin para disputar la segunda carrera de la temporada 2019, donde un joven Charles Leclerc consiguió la pole.

La salida fue algo loca, en la cual Leclerc pasó a la tercera plaza tras ser adelantado por Sebastian Vettel y por Valtteri Bottas. Aunque pronto se reivindicó y volvió a mostrar de que pasta está hecho y adelantó a ambos coches. También vimos una bonita lucha entre Bottas y Lewis Hamilton, el británico quedó por delante.

Por otro lado, Carlos Sainz luchaba cuerpo a cuerpo con Max Verstappen, quien se lo iba a decir a McLaren, pero el español pecó de optimista y se tocó con el holandés. Salió peor parado porque tuvo que parar en boxes a cambiar el morro delantero.

Sainz salió muy mal parado en la lucha con Carlos Sainz | Fuente: @F1

En la vuelta once paraban los pilotos, pero los de arriba no lo hicieron hasta más tarde. Leclerc y Hamilton pararon a la vez, el de Ferrari puso los medios y el de Mercedes los blandos. Además, punto para las flechas plateadas, ya que le hizo un gran undercut a Vettel.

A pesar de esto, unas vueltas más tarde, Hamilton cometió un error y eso permitió a Vettel acercarse y adelantarse hasta escaparse. Los dos Ferrari con mucho ritmo en este segundo Gran Premio de la temporada.

En la vuelta 33 paraba de nuevo Verstappen, el de Red Bull no estaba teniendo la carrera de Australia e incluso Lance Stroll se desdobló. Más coches que tenían que realizar segundas paradas, Hamilton para poner neumático medio. A su vez, Vettel y Leclerc hacían su parada.

Mientras que el monegasco continuaba líder sin perder la plaza, venía la emoción un poco más atrás. Vettel salía delante de Hamilton tras la parada, pero con muy poca diferencia y el de Mercedes no se lo pensaba dos veces, se tiraba en la curva cuatro y en las enlazadas, pero prefirió esperar.

En la vuelta 39, Hamilton lo intentaba de nuevo en la curva cuatro, esta vez si conseguía pasarle, pero Vettel iba a comenzar su calvario. Al pisar el acelerador trompeó, consiguió recuperar la marchar, pero perdió el alerón delantero de la manera más sorpréndete. Tuvo que volver a parar.

Y más luchas bonitas, Renault luchaba por la sexta plaza y llegaron a tocarse, Daniel Ricciardo salió con un corte en su alerón delante. Nico Hülkenberg seguía en sexta plaza, mientras que el australiano bajaba a la novena plaza tras ser adelantado por Lando Norris y por Kimi Räikkönen, gran carrera de estos dos últimos hombres.

La decepción inundó el box de Ferrari | Fuente: @ScuderiaFerrari

Parecía que no iba a haber un desastre mayor para Ferrari, pero sí. Leclerc tenía una ventaja de nueve segundos, pero comenzó a descender considerablemente. La radio comenzaba a echar chispas y la razón era la siguiente; fallo en el motor del SFH-90 del número #16. Lo peor que podía pasar. Hamilton llegó y se puso líder sin ningún problema.

Más tarde llegó Bottas, ya era inevitable perder posiciones debido a ese fallo de motor. Aunque la suerte estuvo un poco de su lado en el compás final.

En la vuelta 55, los dos Renault parados en la curva uno por fallo de motor, dirección de carrera decidía sacar un Safety Car y aguantarlo hasta el final, esto significaba el podio de Leclerc, gracias, porque Vertappen hubiera llegado.

De nuevo el de Honda consigue estar arriba, esta vez un cuarto puesto y Vettel quinto. Los McLaren van bien, como prueba el sexto puesto de Norris, de nuevo la mala suerte estuvo del lado de Sainz. Pierre Gasly consiguió acabar en el podio, empezó mal, pero por tiene aun mucho que demostrar a Red Bull.

La próxima cita será en China el día 14 de abril, os esperemos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*