El Toyota #8 revalida Le Mans y gana el Campeonato de Resistencia 2018/2019

El Toyota #8 se convierte en Campeón del Mundo de Resistencia | Fuente: @Toyota_Hybrid

Arrancó la carrera y todos los pilotos fueron con cabeza, los líderes mantuvieron sus posiciones.

Como no, en la categoría LMGTE-Pro, emoción pura y dura, Antonio García avanzó desde le tercera plaza hasta hacerse con el liderato adelantando al Ford y al Aston Martin #95 que tenía justo delante, un gran inicio a bordo del Corvette.

Mike Conway mantuvo ese liderato además tirando muy fuerte llegando a los 10 segundos de ventaja respecto al #8 y además marcando un tiempo de vuelta de 3:17.297. Mientras tanto, algo más atrás, el Rebellion #3 luchaba con el #11 de SMP Racing para mantener la tercera posición.

En la primera hora, algunos incidentes, como un pinchazo para el #30 de Duqueine Enginering con Nicolas Jamin al volante. También hubo un trompo del #88 de la categoría LMGTE-Am con Satoshi Hoshino al volante que además provocó un corto periodo de FCY (bandera amarilla completa en todo el circuito que limita la velocidad a 80 km/h).

En cuanto a paradas en este primer tramo de carrera. El Toyota de Sébastien Buemi paró primero en las dos ocasiones que visitó la calle de boxes, mientras que Conway lo hacía después. Marcaje completo de ambos.

El Rebellion #3 ha sufrido esta semana con fallos de motor y esta carrera con varios incidentes que le dejaban fuera del podio | Fuente: fiawec.com

Más adelante se produjo otro periodo de FCY debido a un pinchazo de Edward Cheever a bordo del #70 de MR Racing. Mas o menos se iban a cumplir las dos horas de carrera, cuando volvió la bandera verde, García se bajó del #63 para dejar su sitio a Jan Magnussen. En Toyota seguiría Buemi y en el #71 de Miguel Molina se subiría Sam Bird.

Rebellion no dejaba atrás los pequeños incidentes, el #1 hizo un trompo y perdió varias posiciones, ya que bajó hasta la octava plaza de la general con dos LMP2 delante de él.

Cuando se cumplían los veintiuna horas y media, se subía al monoplaza Fernando Alonso, se esperaba que fuera el tercer relevo, pero finalmente ha sido el segundo en estas 24 Horas. Unas vueltas más tarde, Conway se bajaba para dejar su sitio a Kamui Kobayashi.

Llegaron las sanciones duras, de diez segundos en la siguiente parada para el #20 de High Class Racing, al #93 de Porsche GT y al #60 de Kessel Racing por no cumplir la velocidad durante el periodo de FCY.

Llegaron más problemas, para el Ford Chipp Ganassi #67 con un pequeño trompo encarando las curvas Dunlop y un pinchazo para el #29 del Team Nederland que provocó otro pequeño FCY con Nyck de Vries a bordo.

El relevo de Alonso estaba siendo cómodo, en una de sus paradas cambió el morro delantero. Tras ver esa imagen, bandera amarilla en Indianápolis por un trompo del #49 que llegaba a tocar las protecciones.

Era el momento de centrarse en GTE-Pro, con cuatro horas de carreras cumplidas los cuatro primeros estaban en menos de un segundo, poco antes Serra a bordo del #71 de AF Corse adelantó al Porsche #93 con Earl Bamber al volante.

El Signatech Alpine #36 gana el Mundial en LMP2 y también Le Mans tras una gran carrera sin fallos | Fuente: fiawec.com

El mejor de este grupo era Daniel Serra a bordo del AF Corse #71 y hasta que no alcanzó a Mike Rockenfeller para hacerse con el liderato de esta categoría, no cesó. A falta de dos horas de carrera, la misma se estabilizó demasiado.

Cuando llegaron las siguientes paradas, el #63 lo hizo una vuelta antes que el resto y quedó relegado a la tercera plaza. El #92 de Porsche consiguió superar al AF Corse #51 durante la parada y hacerse así con el liderato.

Tras varios momentos de tranquilidad, cuando pasaban las cinco horas de carrera se desplegaba el primer Safety Car por un accidente del #43 de RLR M Sport en Tertre Rougue, el cual acabó contra las barreras y las grúas tuvieron que salir a rescatar el monoplaza.

Esto hizo que el Toyota #8 perdiera algo de tiempo. Alonso entró para hacer el relevo con Kazuki Nakajima, pero al estar el SC desplegado el Pit-Lane estaba cerrado y la diferencia incrementó a más de un minuto.

El segundo Safety Car no iba a tardar en aparecer, ya que el #88 de Dempsey-Proton tocaba ligeramente al Corvette #64, que le doblaba en ese momento, y Marcel Fässler se fue contra el muro de una forma muy violenta, tuvo que decir adiós a la carrera con 18 horas por delante.

Cuando se cumplieron las seis horas, la carrera se volvió algo loca. La lluvia comenzó a verse en la zona norte del circuito. Por lo tanto, comenzaron las salidas de pista como el #60 de Kessel Racing y el fuerte accidente del Rebellion #3 cuando estaba en tercera posición. El accidente del equipo suizo provocó otro Safety Car.

Pocos minutos después pudo volver a pista y volver a carrera y según se daba este hecho, el Toyota #8 conseguía hacerse con la primera posición con Nakajima al volante.

Miguel Molina no pudo acabar esta 87º edición de las 24 Horas en el AF Corse #71 | Fuente: fiawec.com

No mucho iba a durar el liderato del #8. Cuando ambos llegaron a los GTE-Pro para doblarlos, Pechito López fue más listo y se coló entre todos para también adelantar a Nakajima. No es fácil aguantar la presión, con la noche cayendo y, por lo tanto, también la temperatura, Pechito se pasó de frenada en Mulsanne y el #8 volvió a tener el liderato.

Llegando ya a la mitad de carrera, problemas para el #98 de Aston Martin, quien tuvo que decir adiós a la carrera en GTE-Am. Mientras tanto, García seguía con sus grandes actuaciones para adelantar al Ford primero y luego al Ferrari.

Más problemas para Aston Martin llegaron en la mitad de la carrera, el #95 quien consiguió la Pole en GTE-Pro tuvo que decir adiós tras irse contra el muro. Tras el esto las malas noticias llegaron para el #71 de Miguel Molina, empezó con leves problemas y tuvo que abandonar.

Hubo más accidentes, el SMP #17 con Orudzhev al volante tenía que decir adiós y estaba luchando con su compañero por la tercera plaza.

Alonso se subió en la noche a eso de las tres de la madrugada, era el momento para confiar realmente en el #8 como sucedió en 2018, pero su puerta derecha dio guerra porque quedó abierta y los mecánicos tardaron tiempo en darse cuenta mientras cambiaban alerones para ver si el problema estaba ahí.

Los hombres de Porsche, quienes con el #92, cerca de ser campeones, tuvieron un choque alrededor de las cuatro de la mañana y tuvo que pasar varios minutos en el box para reparar daños. Alrededor de las siete de la mañana, el DragonSpeed del Pastor Maldonado, con él al volante, sufrió un accidente que le dejaba fuera de combate y provocando otro coche de seguridad que finalmente ha sido protagonista.

Las sanciones llegaron en forma de Stop&Go de tres minutos al Rebellion 3 por una irregularidad con los neumáticos. Más tarde, Menezes tuvo otro accidente con este coche, era el segundo de la carrera.

El G-Drive #26, quien estuvo gran parte de la carrera luchando por la victoria en LMP2 tuvo que entrar al box para reparar algún fallo mecánico dejando en bandeja la victoria para el Signatehc #36.

Antonio García hizo los mejores relevos en el Corvette #63, pero un accidente chafó las opciones de victoria | Fuente: fiawec.com

La mañana del domingo fue tranquila, la carrera se estabilizó de repente. En GTE-Pro el líder era el #63, de Antonio García hasta que Magnussen se subió al monoplaza y tuvo un accidente que le dejaba fuera de combate, dejando todo a favor del #51 de AF Corse.

Antes de esto había salido el Safety Car debido a un accidente del #29 del Team Nederland con Nyck de Vries al volante, el holandés, piloto de Fórmula 2, aseguro que se trataba de un problema mecánico.

Alonso se bajó del coche cuando faltaban una hora y cuarenta minutos de carrera, dando por finalizada su primera etapa en el WEC. Dejó su sitio a Nakajima, quien en ese momento tenía que completar sus seis horas mínimas encima del coche.

García volvió al coche a falta de una hora de carrera y consiguió llevar su #63 a la séptima plaza tras adelantar al Ford #66, sin duda los relevos del español han sido los mejores durante todo este largo día.

Cuando creíamos que la carrera se había estabilizado y que todo iba a finalizar de una forma tranquila, Le Mans nos regalaba una última hora de tensión. El Toyota #7 de Pechito López paraba en boxes para cambiar alerón y hacer repostaje, pero en esa misma vuelta tenía un pinchazo al encontrarse con doblados.

Esto provocaba un cambio de líder, el #8 cogería el testigo del liderazgo falta de una hora de carrera, con una ventaja de un minuto, en este momento ambos coches tendrían que hacer otra parada.

Cuando hicieron las paradas ambos coches, el #8 continúo líder. Para más inri, a Pechito López le comentaban por radio que trajera el coche a casa, es decir, que dejara de tirar y a cruzar la línea de meta dejando la victoria para el coche de Buemi, Nakajima y Alonso.

El Porsche #92 certificó su campeonato a pesar de tener unas 24 Horas muy difíciles | Fuente: fiawec.com

En LMP2 los ganadores han sido los pilotos del coche #36 de Signatech Alpine Matmut conformado por Nicolas Lapierre, André Negrao y Pierre Thiriet, que además se llevan el Mundial tras el segundo puesto del #38 de Jackie Chan DC Racing.

En LMGTE-Pro, los ganadores fueron el #51 de Alessandro Pier Guidi, James Calado y Daniel Serra. Hasta el final lo intentó el #91 de Porsche, pero finalmente los campeones fueron los del #92 con Michael Christensen y Kevin Estre, completa la alineación Laurens Vanthoor, pero este no será campeón, ya que no ha estado durante todo el año.

En LMGTE-AM saltó la sorpresa porque se llevó la victoria el #85 de Keating Motorsports, pero esto no evitó el título para el Team Project 1 #56 conformado por Ben Keating, Jeroen Bleekemolen y Felipe Fraga, este último el mejor de sus relevos.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. El Toyota #8 de Buemi/Nakajima/Alonso, ganadores de Le Mans inesperadamente y campeones del mundo | Ingeniero de sofá
  2. Pechito López, tras perder la victoria en Le Mans: "Es muy doloroso" - MotorTime

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*