Lewis Hamilton: “Me siento horrible”

Hamilton monta las gomas blandas y esa vuelta pierde el control del coche | Fuente: @MercedesAMGF1

Era el aniversario de Mercedes. Cumplían 125 años dentro del automovilismo, además en casa. Este era el momento perfecto para ganar y celebrar por todo lo alto este hecho.

Todo comenzó bien el sábado cuando los dos Ferrari quedaron fuera de combate en la clasificación. Mejor aun cuando Lewis Hamilton certificó la pole, pero todo se torció el domingo.

Como en 2018, la lluvia no quiso perderse el Gran Premio de Alemania. A pesar de esto, Hamilton tenía controlada la carrera hasta la vuelta 22, cuando de nuevo comenzó a llover y el baile de paradas hizo mella.

Decisiones fallidas, numerosos coches de seguridad, hasta un total de seis paradas, lastraron al británico hasta la parte de atrás de la parrilla cuando tenía otra victoria más en el bolsillo.

Nada más bajarse del monoplaza atendió a los medios de comunicación y lo primero que dijo fue lo siguiente: “Me siento horrible, tengo ganas de irme a casa”, en los micrófonos de Movistar F1.

El tetracampeón del Mundo visitó la escapatoria de la famosa curva 17. Una zona donde, si llegabas a ella, te encontrabas con una superficie lisa que con tanta lluvia tan solo te hacía patinar perdiendo el control total del monoplaza.

Allí, perdió su alerón delantero y tuvo que entrar a boxes para repararlo: “Es bastante peligroso. No sé porque parece hielo. Cometí un error y pagué el precio. Todo lo demás… llovió sobre mojado. No entiendo como ha ido tan mal en las paradas, hasta seis, es una barbaridad”.

Por último, Hamilton sabe que como equipo no actuaron bien y lo admite: “La última salió el Safety Car, todavía estaba intentando remontar. Ha sido una combinación de cosas que,, como equipo, no hemos estado acertados”, finalizaba.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*