Schumacher habla de nuevo sobre su ascenso a la F1: «Solo el tiempo puede decirlo»

Mick Schumacher celebra su victoria en Hungría. Foto: Sutton Images.

Mick Schumacher ha vuelto a pronunciarse sobre su posible ascenso a la Fórmula 1. El piloto alemán por el momento prefiere esperar a estar listo y preparado que llegar de manera prematura y pecar de novato en el Gran Circo.

Schumacher no ha vivido una buena primera mitad de temporada en Fórmula 2. Además de tener un coche rindiendo por debajo de sus prestaciones, algunas de sus actuaciones han dejado mucho que desear. No obstante, también ha realizado buenas carreras, especialmente los domingos. Mick se fue a las vacaciones de verano con una sonrisa, ya que se llevó la victoria en la carrera corta de Hungría, su primera victoria en Fórmula 2.

El alemán ha reconocido que la primera victoria en Fórmula 2 ha sido un gran paso adelante y necesita seguir en esa línea en estos últimos cuatro fines de semana que quedan. Mick piensa que todavía tiene mucho que hacer antes de subir a la Fórmula 1 y lo más probable es que en 2020 continúe en la categoría de plata del automovilismo, junto al equipo Prema.

Schumacher cree que el tiempo es el único que puede dictar sentencia: «Creo que sólo el tiempo puede decirlo. Obviamente, tener la primera victoria en la F2 es una gran cosa. Todavía tengo que trabajar mucho en mí mismo. Si voy a la F1 el año que viene o en dos o tres años, no lo sé. Sólo el tiempo puede decirlo. «Haré lo mejor que pueda para tratar de aprender lo más posible para que cuando dé el paso, esté listo y cómodo».

Muchos esperaban grandes cosas del hijo del kaiser al comenzar la temporada, pero Mick consideró el comienzo de año como una fase de iniciación, en la que intentó aprender lo máximo posible. Cinco meses después, Schumacher ha ganado experiencia y espera que le sea útil en este tramo final de temporada.

El alemán reconoce que no se había fijado objetivos: «Entré en la temporada sin tener realmente una meta fija. Entré con la mente abierta, entré en la temporada intentando aprender todo lo posible sobre el coche, sobre los neumáticos, porque ese era realmente el único punto que era diferente al que estaba acostumbrado en la F3.

Está contento con algunas de sus actuaciones: «En general, creo que lo hemos conseguido bastante bien. Hemos hecho carreras muy buenas en las que hemos demostrado que somos capaces de luchar por las victorias, y ahora hemos ganado, así que eso es muy especial, y demuestra que se puede pasar de la F3 a la F2 y acostumbrarse a los neumáticos.

La primera carrera tras el parón de verano será Spa, un circuito muy especial para la familia Schumacher. Allí el Michael, el padre de Mick, logró su primera victoria en Fórmula 1 en 1992 y el pasado año Mick ganó su primera carrera en la F3. El hijo del kaiser espera hacerlo bien en tierras belgas e intentar ganar por segunda vez allí.

Spa es un buen circuito para él: «Obviamente, en la próxima carrera vamos a ir a Spa, es una pista muy buena para mí, donde me siento muy cómodo. Espero que ese resultado me dé un empujón de cara a la próxima carrera, así que estoy deseando que llegue ese momento».