La presencia de Renault en F1, en duda para 2021

Renault
Nico Hülkenberg en Spa (Fuente | Renault Sport F1)

La temporada 2021 está cada vez más cerca, pero las incógnitas alrededor de ella son numerosas. La última trata sobre si el equipo Renault decidirá seguir o no en Fórmula 1 más allá de 2020. En varias ocasiones se ha afirmado desde distintos medios de comunicación que su presencia estaba asegurada. Sin embargo, Forbes ha confirmado que no es así.

La escudería francesa volvió a la categoría reina en el 2016. A pesar de ello, no ha conseguido por el momento los objetivos que se fijaba a medio plazo. Desde el propio equipo se desmintió la información. Jerome Stoll explicó a Reuters el pasado mes de febrero que su compromiso con la Fórmula 1 finalizaría en dos años. Por otro lado, Liberty Media desveló que no estaba garantizado que Renault siguiera en la categoría. Ante esta situación, la presencia de Renault en el Gran Circo para 2021 está en el aire.

Hasta ahora ninguna escudería ha confirmado de forma oficial su continuidad mediante contrato alguno, aunque todas trabajan a marchas forzadas junto con la FIA y Liberty Media para terminar el nuevo reglamento de 2021, en base al cual decidirán si siguen o no en Fórmula 1. Lo que más preocupa a los equipos es el techo presupuestario, que está previsto que se fije en 175 millones de dólares.

Otro de los aspectos importantes de la normativa es la redistribución. El 48% del dinero fue entregado la pasada temporada a los tres grandes: Mercedes, Ferrari y Red Bull. De esta forma, no solo aumenta la diferencia de capacidad de actuación de cada escudería en base a sus recursos, sino también las dificultades económicas de los equipos más pequeños.

Cabe destacar además que Renault es uno de los cuatro motoristas en la actualidad junto a Mercedes, Ferrari y Honda. Los dos primeros cuentan con gran cantidad de recursos, mientras que Honda ni siquiera tiene un equipo en Fórmula 1. Por ello, la situación de los franceses sea quizá la más comprometida. De hecho, los del rombo tienen claro que quieren una congelación en el desarrollo de los propulsores a partir de 2021. Los franceses gastaron en 2017 un total de 342,7 millones dólares entre el mantenimiento del equipo y los motores.

Está previsto que para finales de octubre el reglamento esté finalizado por completo y que se haga oficial. Será a partir de ahí cuando cada escudería valore si puede o no continuar en el Gran Circo.