GP de Estados Unidos 2019: Red Bull, centenario Verstappen

Verstappen en México. Foto: Red Bull Racing.

Red Bull llega a Austin tras vivir un fin de semana para el olvido en México. Los de Milton Keynes perdieron una gran oportunidad de victoria en el pasado Gran Premio y tratarán de olvidarlo en este circuito de Las Américas en el que tan solo han ganado en una ocasión. Este además será un Gran Premio especial para Max Verstappen, pues celebra su carrera número cien en Fórmula 1 con tan solo 22 años.

Max Verstappen

El piloto holandés correrá su Gran Premio número cien este fin de semana. Verstappen con tan solo 22 años llegará a una cifra muy especial en su quinta temporada en la categoría. No obstante, las sensaciones que ha dejado Max en esta segunda mitad de la temporada han sido bastante pobres, y más si las comparamos con las de la primera mitad. Verstappen ha anotado por el momento menos puntos que Albon, desde que este último llegó al equipo, y su mejor resultado desde Hungría ha sido el tercer puesto logrado en Singapur.

«Es siempre genial volver a Austin y es incluso más especial celebrar mi carrera número 100 de Fórmula 1 allí. Nuestro coche también debería ser muy competitivo y el año pasado ya tuvimos una gran carrera saliendo desde atrás, ¡llegamos al podio! Se pueden hacer muchas cosas en esta pista, ya que hay muchos puntos de adelantamiento, lo que hace las cosas más interesantes en carrera».

Por todo esto, el holandés necesita brillar este fin de semana y demostrar que es uno de los mejores de la parrilla. Verstappen el año pasado realizó una de las mejores remontadas de su carrera deportiva, arrancó desde el fondo de la parrilla y acabó en segundo lugar, a un segundo del ganador de la carrera. Este año Max no tendrá en principio ninguna penalización y buscará hacerse con un nuevo podio como mínimo. El holandés además es optimista y espera luchar contra los Ferrari y los Mercedes una vez más de principio a fin.

Alexander Albon

El nuevo piloto de Red Bull ha realizado grandes carreras desde su llegada. Albon ha logrado sumar más puntos que Verstappen y ha sorprendido al equipo durante su corta estancia. El tailandés, eso sí, ha cometido errores tanto en entrenamientos libres como en clasificación, pero a la hora de la verdad, en carrera, ha cumplido su función. No obstante, por el momento su continuidad en Red Bull no está garantizada, por lo que tendrá que mostrar su mejor versión una vez más este fin de semana.

«El circuito parece muy divertido, sobre todo el primer sector y es un poco como Suzuka, así que me emociona ir allí y vivirlo. El GP de Estados Unidos parece una gran carrera, creo que tienes más carga aerodinámica en el coche que en México, lo que hace que sea más divertido para pilotar. Ésta también será mi primera vez en América, así que tengo ganas de vivir la cultura y la comida local».

Esta será la primera experiencia de Albon en este circuito, por lo que un viernes sobre seco le vendría muy bien para rodar el máximo tiempo posible. Red Bull tiene esperanzas de cara a este fin de semana, pues creen que su coche podría luchar por la victoria, así que será una buena oportunidad para Alex. El objetivo de Albon para este final de temporada está claro, certificar su permanencia en Red Bull y si se puede, lograr el primer podio de su carrera deportiva.

Expectativas para el Gran Premio

El objetivo de Red Bull volverá a ser volver a la senda de la victoria tras una segunda mitad de temporada para el olvido. El equipo metió la pata en México tras dos errores de Verstappen y un error estratégico con Albon. Por ello, tratarán de olvidar lo sucedido la semana pasada y lograr un buen resultado en Austin. A priori, Red Bull parece inferior a Ferrari y Mercedes en este tipo de trazado pero nunca hay que dejar de tener en cuenta al equipo de las bebidas energéticas.

Volver al podio por primera vez desde Singapur parece algo necesario para Red Bull. El equipo tan solo se ha subido al podio una vez en esta segunda mitad de temporada (un tercer lugar de Verstappen en Singapur) y hacerlo por segunda vez en Austin vendría muy bien para recuperar algo de confianza de cara a estas últimas carreras, y también de cara a 2020. Las expectativas son altas en Red Bull.