Los Gen3 podrían traer de vuelta los pitstops en carrera

Los Gen2 en régimen de coche de seguridad | Fuente: Sutton Images

El nuevo CEO de la Fórmula E, Jamie Reigle, sostiene que los pitstops podrían volver a la categoría eléctrica. Además, los nuevos monoplazas montarían un mecanismo de carga rápida, lo que es aún una medida potencial.

Las paradas en boxes dejaron de ser obligatorias en la Fórmula E desde la llegada de los coches de segunda generación. Los nuevos monoplazas, introducidos en la temporada 2018/2019, permitieron la disputa completa de las pruebas sin necesidad de realizar cambios de unidades en plena prueba. Los Gen2 serán utilizados para un total de cuatro temporadas, es decir, hasta el final de la 2021/2022. No obstante, al final de la próxima temporada se someterán a un notable `lavado de cara´. Una especie de `Gen2.5´.

Los equipos y constructores, así como la FIA y la FE, se encuentran ahora inmersos en discusiones sobre las características de los coches de Gen3. Diversos puntos y detalles de los mismos requieren ser analizados detenidamente. Algunos como las formas y dimensiones de las baterías y la potencia global de las UP son los más importantes.

Los Gen3 pretenden implementar un mecanismo de carga rápida | Fuente: Sutton Images

El recién nombrado CEO de la FE, tras la marcha de Alejandro Agag, co-fundador de la categoría, se ha pronunciado al respecto. Jamie Reigle ha explicado que los monoplazas de carga rápida son una meta importante para la nueva generación. La introducción de este mecanismo en los Gen3 es vital para su posterior implementación en los coches de calle.

“Es crucial que estemos desarrollando tecnología para avanzar su adaptación por las marcas de coches. Es en cierto modo uno de nuestros objetivos principales. Los Gen1 evidenciaron que los coches eléctricos eran viables y que podían correr y competir” ha recordado Reigle, quien ha hecho balance de los progresos de la categoría eléctrica. “Los Gen2 fueron capaces de demonstrar la autonomía y longevidad de las baterías. Hemos diseñado un conjunto de productos que ayudará a los coches de calle a abordar muchos fallos y problemas”.

Riegle ha aprovechado para analizar las posibles mejoras que se implementarán en los Gen3. Ha señalado al respecto que: “Para los Gen3 hemos reflexionado el porqué un consumidor no se decanta por un coche eléctrico. Puede ser quizás por dudas sobre las posibilidades de carga y cómo de rápida es esta. Así que ese es uno de los temas en los que los equipos están trabajando, la viabilidad de una carga rápida para los nuevos monoplazas de Fórmula E. Si al final podemos mejorar la velocidad de carga quizás podamos reintroducir de nuevo los pitstops”.