McLaren frena la euforia vivida por su exitosa temporada

Lando Norris, durante los test de Abu Dabi | Fuente:@McLarenracing

McLaren ha firmado en 2019 una de sus mejores temporadas de los últimos cinco años. Cuartos en el Campeonato de Constructores, ha demostrado que en términos de ritmo va un paso por delante de sus rivales más directos; sin embargo, Zak Brown ha querido frenar la euforia vivida por su exitosa temporada, aunque augura grandes éxitos para al futuro.

Los de Woking han vivido una temporada muy revolucionaria. Nueva dupla de pilotos, nuevo director deportivo y nuevos patrocinios. A nivel económico, vivió un fuerte varapalo con la pérdida de la petrolera brasileña Petrobas, aunque ha sido rápidamente subsanado con el millonario acuerdo con la tabaquera British American Tobacco. Además, han roto su relación con Renault como suministrador de motores para volver a unirse a Mercedes.

De todos estos cambios, el gran responsable ha sido Zak Brown, CEO de McLaren. El empresario estadounidense es parte fundamental del éxito de la escudería británica; sin embargo, se ha mostrado cauto acerca del futuro de McLaren, ya que su mayor objetivo aún no se ha cumplido.

«Es claramente donde esperábamos terminar. Ahora tenemos que pulsar el botón de reinicio para afrontar la próxima temporada, por lo que estamos enfocados en eso. La brecha con los tres primeros es demasiado grande, por lo que nuestro objetivo es cerrarla», ha declarado Zak Brown para la agencia Reuters.

McLaren mira hacia el año 2020, pero su objetivo primordial es adaptarse lo mejor posible a las regulaciones del 2021. Ahí estará la clave para poder acercarse a los tres grandes. De este modo, Brown es consciente de ello, por lo que sabe que su verdadera oportunidad llegará a medio plazo.

«No creo que podamos esperar milagros de un año para otro. Si miras a Mercedes, les costó un par de año, a Red Bull igual. Creo que estamos en una trayectoria ascendente y hacia adelante; sin embargo, creo que se puede ver que los equipos lo hacen bien y mal año tras año, por lo que es mejor mantenerse concentrados y dejar que nuestro coche hable por nosotros», ha finalizado.