Los 5 de MotorTime: Especial espectáculos 2019

Los 5 de MotorTime: especial espectáculos 2019 | Fotomontaje: Ángela Merino - MotorTime

La temporada 2019 ha sido una de las mejores de la última década en cuanto a emoción y a espectáculo. Durante las 21 carreras se han visto grandes momentos que sin duda han dejado huella en los espectadores que siguen la Fórmula 1. Ahora nos disponemos a repasar los cinco momentos más locos que nos ha dejado la última temporada de esta década.

La épica remontada de Verstappen en Austria

El holandés protagonizó sin duda la mejor remontada de su carrera deportiva este pasado mes de junio. Max se quedó clavado en la salida y perdió un total de cinco posiciones, pasó de la segunda a la séptima plaza. Con el paso de las vueltas recuperó dos de esas plazas y le ganó la cuarta a Hamilton por estrategia. En el tramo final, Verstappen tenía unas ruedas con menos vueltas que las de sus rivales y aprovechó esa ventaja de neumáticos para poder luchar con los pilotos de delante.

Verstappen celebra su victoria. Foto: Motorsport Images.

Verstappen a falta de 20 vueltas le ganó la tercera posición a Vettel y tras ello se fue a por un Bottas que lo estaba pasando realmente mal con los neumáticos. El holandés se quitó de encima sin muchos problemas al de Mercedes y arrancó a la caza del líder de la carrera, Charles Leclerc, a quien alcanzó a falta de tres vueltas para el final. Max no tuvo suerte con su primer intento pero a la segunda, con una maniobra al límite (que fue investigada), le ganó la posición al de Ferrari y logró su primera victoria de la temporada. De esa forma tan épica ganó Red Bull su primera carrera del año.

La batalla Leclerc-Verstappen en Silverstone

Leclerc dejó muy claro que aprendió la lección de Austria y se defendió a más no poder de los ataques de Verstappen en las primeras vueltas. El monegasco aguantó con todo al piloto de Red Bull detrás que no pudo pasarle en pista. Max le ganó la posición a Charles en boxes, pero nada más salir, el holandés perdió de nuevo la posición ya que no pudo calentar bien sus neumáticos. La batalla no acabó ahí, ya que con la llegada del coche de seguridad se iban a atacar más aún.

Verstappen no paró en boxes durante el coche de seguridad mientras que Leclerc sí lo hizo, por lo que el holandés le volvió a ganar la posición. A partir de ese momento, Leclerc trató de recuperar la plaza perdida y buscó adelantar a Verstappen en todas las curvas, algo que finalmente pudo hacer, pero Max no tardó en devolverle la pasada. Los dos se adelantaron en curvas en las que nadie pensaba que podían hacerlo. Finalmente, el ganador de la batalla fue Verstappen, pero este tras un toque con Vettel vueltas después perdió la posición con Leclerc, que fue el ganador final de la guerra, pescando un podio.

Caos bajo la lluvia en Alemania

La carrera en Alemania fue algo que no se puede describir con palabras, simplemente es algo que hay que disfrutarlo cuando uno lo ve. El caos con las paradas en boxes en las primeras vueltas para pasar de neumáticos de lluvia a intermedios y los primeros valientes que apostaron por montar ruedas de seco, a quienes no les salió demasiado bien la jugada. Leclerc y Hamilton se fueron contra las protecciones en la penúltima curva, el de Ferrari quedó fuera de carrera pero el británico pudo continuar, aunque con el coche dañado.

Los accidentes de Nico Hülkenberg y Valtteri Bottas que provocaron la salida del coche de seguridad también fueron momentos para el recuerdo. El alemán de Renault perdió una gran oportunidad de conseguir su primer podio en Fórmula 1, ya que estaba haciendo una carrera realmente buena, rodando en cuarto lugar. Bottas, en cambio, perdió la oportunidad de acercarse a Hamilton en el Mundial, ya que se fue contra las protecciones en la segunda curva.

Lewis Hamilton en Alemania. Foto: Sutton Images.

En el tramo final se vio a un Verstappen intratable que ganó una carrera loca en la que él no cometió ni un solo error. Una gran remontada de Vettel desde la última posición a la segunda, demostrando que todavía le quedaba mucha cuerda en Fórmula 1. Y por último el podio de Kvyat bajo la lluvia, gracias a una estrategia realmente buena del equipo Toro Rosso. Sin duda una carrera que siempre estará en el recuerdo de los aficionados de este deporte, en el que además haya sido el último Gran Premio de Alemania que vayamos a ver.

La victoria de Leclerc en Monza

El monegasco luchó con garra y corazón contra los dos pilotos de Mercedes para lograr la primera victoria para Ferrari en Monza desde el año 2010. Leclerc salió desde la Pole y fue intratable en el primer tramo de la carrera, pero nada más parar vio cómo Hamilton le atacaba a saco. Charles se defendió con todo aquel día, se defendió al límite y tan solo cometió un pequeño error, que el británico no pudo aprovechar. Finalmente, Hamilton pecó de ir demasiado al límite y se fue largo en la primera curva, perdiendo las opciones de victoria.

No obstante, la pesadilla no había acabado para Leclerc, ya que detrás suyo venía un Bottas con neumáticos mucho más jóvenes que él. Eso sí, el finés nunca tuvo la oportunidad de poder adelantar al Ferrari, ya que cometió un error a falta de dos vueltas para el final que le impidió atacar a saco a Charles. Leclerc cruzó la meta en primer lugar a menos de un segundo del Mercedes de Bottas y logró darle a Ferrar su primera victoria en Monza en la era híbrida.

15 últimas vueltas locas en Brasil

La locura vivida en las últimas vueltas en Interlagos fue algo sin duda épico. Todo empezó con la salida del coche de seguridad, que agrupó todo, tras una rotura de motor de Bottas. A partir de ahí pasó de todo por arriba, Verstappen le ganó la primera posición a Hamilton con un gran exterior en la curva uno y Albon le ganó la tercera posición a un Vettel que no tenía ritmo para devolverle el adelantamiento. Vueltas después los dos Ferrari se tocaron, pecando ambos de ser demasiado agresivos y quedaron fuera de carrera, provocando la salida de otro coche de seguridad.

Toque entre los dos Ferrari en Brasil. Foto: Sutton Images.

Coche de seguridad que se marchó a falta de dos vueltas para el final y que dejó la carrera realmente loca. Hamilton paró para poner neumáticos nuevos e intentar ir a por la victoria. El británico pasó sin problemas a Gasly pero se llevó por delante a Albon, arruinando las opciones de podio de este. Gasly recuperó la segunda posición con Hamilton y la mantuvo hasta el final, firmando su primer podio en Fórmula 1. El británico finalmente fue sancionado por su toque con Albon y le dio el primer podio de su carrera deportiva a Carlos Sainz, quien remontó desde la última posición.

La victoria fue para un Max Verstappen que no hizo nada mal en toda la carrera. Sin duda el holandés ha sido el ganador de las carreras más locas que se han vivido esta temporada.