Cristina Gutiérrez se fija el top 25 como meta

Cristina Gutiérrez
Cristina Gutiérrez, en la presentación del Mitsubishi con el que competirá en el Dakar (Fuente | Mitsubishi Prensa)

El Dakar 2020 está a solo una semana de arrancar y Cristina Gutiérrez está ya preparada para la que será su cuarta edición. La española espera que la experiencia acumulada en la prueba le sirva para realizar una mejor actuación. La de Mitsubishi aspira a terminar por primera vez entre los veinticinco primeros.

Para alcanzar el objetivo que se ha propuesto ha trabajado duro en base a las dificultades que se ha encontrado otros años. Es por eso que ella y Pablo Moreno, su copiloto, han decidido junto con el equipo llevar a cabo algunas modificaciones en el coche.

«En tres años ha cambiado tanto el discurso que me da miedo, pero hay que mejorar. Si tenemos suerte y se nos da bien, un top 25 y de ahí para arriba, lo que sea. Teníamos muy claro los cambios que queríamos para hacernos la vida un poco más fácil: la posición de las ruedas de repuesto, la fibra es más ligera, las suspensiones… Lo hemos hecho pensando en el recorrido», ha afirmado en declaraciones recogidas por el diario AS.

Lo cierto es que este Dakar llega con novedades a las que Cristina Gutiérrez tendrá que hacer frente. La principal es el cambio de escenario. Esta edición se celebrará en Arabia Saudí, terreno desconocido para la gran mayoría. Además, no contarán con el roadbook hasta poco antes del comienzo de la etapa. La española ha analizado las principales diferencias.

«En Perú, el año pasado, era casi todo arena, era muy repetitivo y no hubo prácticamente etapas de pista. Este año, sin embargo, la primera semana es pista rápida, cañones y no mucha navegación. Y en la segunda semana sí habrá arena con dunas, que son preciosas, según nos han dicho, sitios por donde nunca ha pasado nadie antes. Un terreno muy diferente y con mucha navegación«, ha explicado en palabras a Marca.

Como en otras muchas categorías, el presupuesto es un aspecto clave a la hora de pelear por posición y es que equipos con más recursos tienen más facilidades para luchar. Cristina Gutiérrez ha reconocido que ha tenido que poner dinero de su bolsillo y se ha mostrado agradecida con las empresas que han colaborado con ella para esta aventura.

«Sí me ha costado dinero. Tengo muchas ayudas, pero es difícil costearlo todo con patrocinios y no es lo mismo lo que costó el primero que lo que cuesta ahora. Este año tengo a Easygas, Santander Consumer Finance, Mitsubishi Motors, Burgos, y les estoy muy agradecida a todos. Cada año quieres un mejor coche y competir en más pruebas.. Pero no me he arruinado ni mucho menos», ha manifestado.

La piloto es reconocida fan de Fernando Alonso, que debutará en este Dakar 2020 de la mano de Toyota.  El asturiano cuenta con dos títulos de Fórmula 1, uno del WEC, dos 24 Horas de Le Mans y unas 24 Horas de Daytona. Sin embargo, esta competición muy poco tiene que ver con todas ellas. Gutiérrez ha dejado claro que en una prueba tan complicada es especialmente difícil ganar en estas circunstancias.

«Si queda entre los 15 mejores, sería la leche. Si lo gana sería una de las mayores hazañas del deporte, al cien por cien. Es casi como cambiar de deporte. Lo único que tiene parecido es que conduces, pero el Dakar tiene otro ritmo, dunas, peligros, escuchar a un copiloto cuando estás acostumbrado a ir solo…», ha finalizado.