Dakar 2020 | El rally más duro del mundo llega a Arabia Saudí

Dakar 2020
Desierto de Arabia Saudí (Fuente | Dakar / Fotomontaje | Laura Gómez Lucas - MotorTime)

Arabia Saudí acogerá por primera vez el Rally Dakar, que se disputará entre el 5 y el 17 de enero de 2020. El país no solo acogerá la 42ª edición del rally más duro del mundo, ya que ha firmado un contrato para los próximos cinco años.

El Dakar llegará por primera vez a Arabia Saudí a comienzos de 2020. Después de 11 ediciones en Sudamérica, ahora llegará a Asia tras la crisis económica en la que se ven inmersos muchos países sudamericanos. Así, Arabia Saudí se convertirá en el 30º país por el que pasa el Dakar. Sin embargo, no solo lo hará en 2020, puesto que han firmado un contrato para los próximos cinco años por 13 millones de euros por edición.

El Dakar comenzará en Jeddah, una de las grandes ciudades del país, a orillas del mar Rojo; en la capital, Riad, harán una parada, mientras que terminarán su recorrido el Al Quiddiya. Así, los pilotos recorrerán 9.000 kilómetros con planicies desérticas, zonas montañosas y dunas que alcanzan los 250 metros de altura, por lo que tendrán que combinar la velocidad y la resistencia física.

En cuanto al clima en Arabia Saudí, es árido, aunque hay un fuerte contraste térmico. Por el día las temperaturas son altas, mientras que por la noche se produce una fuerte caída de las temperaturas que oscilan entre los -5ºC y los 0ºC. Según informa una guía práctica de la competición, Arabia Saudí es un buen destino para el mes de enero, pues las temperaturas medias suelen situarse entre los 16,5ºC y los 25,5ºC de día, con temperaturas extremas excepcionales de 4°C de mínima o de 39°C de máxima, según se han registrado en años anteriores. Las noches pueden ser aún más frías en el desierto o en altitud. Aunque siempre hay probabilidad de lluvia, no es algo que preocupe, ya que se calcula que en el mes de enero tan solo lloverá entre 2 y 4 días.

Alonso en el desierto de Arabia Saudí (Foto: Toyota)

El Dakar supondrá un gran escaparate al mundo para el país, ya que sus relaciones diplomáticas con las democracias occidentales no son buenas. La situación de las mujeres en el país es una de las cuestiones que más dudas ha suscitado, por lo que el Dakar ha facilitado una guía de preguntas frecuentes para solventar cualquier tipo de incógnita. En ella aseguran que la seguridad de las mujeres es un asunto importante, por lo que pueden pasear libremente por la ciudad, solas o acompañadas. Aún así, destacan normas en cuanto a la vestimenta femenina, así como a las muestras de afecto en público.

Otro de los puntos importantes es la importancia de realizar un evento consciente con la huella de carbono, especialmente dada la situación de emergencia climática. Por tanto, Arabia Saudí insiste en que, como parte de su Visión 2030, la reducción de la dependencia del petróleo es una prioridad. Así, afirman que la celebración de este y otros eventos deportivos que se disputarán en el país servirán para mostrar el compromiso saudí con el deporte y para presentar la visión saudí del futuro.

En cuanto a lo puramente deportivo, el recorrido será emocionante e interesante. En palabras de David Castera, director del Dakar, «las posibilidades de trazar un recorrido exigente, equilibrado y variado son prácticamente infinitas». Una de las etapas más desafiantes será la octava, puesto que los pilotos llegarán hasta Wadi Al-Dawasir tras atravesar cadenas de dunas con caminos pedregosos. Si bien la conducción será clave en las primeras etapas, la navegación lo será en las últimas, junto con la dureza del terreno que hará que los vehículos sufran.

Muchos pilotos han destacado la emoción que supone cambiar Sudamérica por Oriente Medio por la necesidad de descubrir otras partes del mundo y otros terrenos. Todos coinciden en que Arabia Saudí puede deparar cualquier cosa y uno de los que juega con relativa ventaja en este aspecto es Al-Attiyah, experto en el terreno de Arabia Saudí y que ha ganado en dos ocasiones el Hayel Rally.

Otro de los atractivos de esta edición, sobre todo para los aficionados españoles, será la presencia de Fernando Alonso. Son muchos los que le sitúan como un favorito para luchar por la victoria en algunas etapas, aunque le falta experiencia en comparación con otros favoritos. En el lado opuesto destaca Carlos Sainz, que combina experiencia y velocidad. Al-Attiyah, como ya se ha mencionado, tiene muchos kilómetros a sus espaldas y defenderá el título de campeón, aunque la ambición por ganar a toda costa le puede jugar una mala pasada.

En cuanto a la gestión de la carrera destaca Peterhansel, uno de los pilotos que sufre menos presión. Sin embargo, en el lado negativo destaca el reciente cambio de copiloto. Giniel de Villiers tendrá a su lado a Álex Haro, uno de los grandes copilotos de esta edición, aunque la principal desventaja es que no es tan rápido como el resto de sus rivales. Además, en función de la situación según transcurra la competición, puede tener que actuar de ‘escudero’ en beneficio del equipo.

Sin duda, la 42ª edición del Dakar tiene muchos atractivos, tanto en cuanto a los pilotos como al recorrido, lo que supondrá un auténtico espectáculo para todos los aficionados a los deportes de motor.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*