McLaren no espera ganar carreras hasta 2023

Norris y Sainz en Spa. Foto: Sutton Images.

El jefe de equipo de McLaren, Andreas Seidl no ve al equipo ganando carreras hasta la temporada 2023. El alemán piensa que en las dos primeras temporadas en la que estará vigente la nueva normativa los equipos grandes seguirán un punto por delante. Insiste en que se necesitarán mínimo un par de años para lograr esa tan ansiada igualdad que busca Liberty Media en la Fórmula 1.

Seidl sostiene que los tres equipos grandes (Mercedes, Ferrari y Red Bull) tienen un número mayor de empleados, que además también se emplean a un nivel mejor. El alemán ha explicado que McLaren no llegará y besará el santo en 2021, sino que mínimo necesitará unos tres años para hacerlo. Eso sí, asegura que el objetivo del equipo es seguir creciendo en 2020 y revalidar el título de campeón de la zona media.

«Los mejores equipos aún tienen más presupuesto, más recursos, más personas y también hacen un trabajo mejor. Es probable que en 2020 se preparen para 2021. Una vez que entre la normativa nueva, llevará tiempo ver el efecto del límite presupuestario. Por lo tanto, espero estar en el podio y ganar en 2023. Tenemos que mantener la racha positiva de 2019. También queremos dar un paso adelante en 2020. No en términos de ubicación. Espero una pelea difícil por el cuarto lugar de nuevo. Es lo máximo a lo que podemos aspirar en la Fórmula 1 actual», ha detallado el alemán.

Seidl explica que McLaren por el momento es incapaz de operar de la misma forma en la que lo hacen los tres equipos punteros de la Fórmula 1. La directiva del equipo y su jefe de equipo piensan que llegar a lo más alto en 2021 no será posible.

«En nuestro equipo somos casi 750 empleados, una cantidad significativamente menor que la de los tres mejores equipos. Con el techo presupuestario, tendremos la escala correcta. Los propietarios del equipo nos han aclarado que podemos operar a ese nivel. Es una gran señal para el equipo porque entonces vamos a poder llegar a la cima, pero eso no pasará en 2021″, ha advertido Seidl.

McLaren todavía cuenta con varios aspectos en los que debe mejorar mucho. Los de Woking tienen que demostrar que han pulido sus debilidades durante el invierno y que ya no son un equipo débil en ningún tipo de trazado, algo que sí que sucedió en 2019 en algunas carreras. Por ello, espera compensar bien el tiempo dedicado a 2020 y a 2021.

«Todavía vemos suficientes puntos débiles en el equipo en los que tenemos que trabajar. Tenemos que demostrar que progresamos en eso. Por eso es importante tener una buena temporada 2020. Para mí está claro que tenemos que hacer un acto de equilibrio esta temporada porque en cierto momento vamos a tener que activar el interruptor y dedicarnos por completo a 2021. Como es lógico, eso sucederá antes de lo habitual», ha expresado Seidl para terminar.