Renault duda sobre si podrá mantener a Ricciardo más allá de 2020

Ricciardo es uno de los grandes valores de mercado de la F1/@RenaultF1Team

A mediados de la temporada 2018 saltaba la sorpresa: Daniel Ricciardo abandonaba Red Bull y fichaba por Renault. Un giro dramático en las intenciones del australiano, cansado de que Helmut Marko y compañía se fijaran solo en Max Verstappen. La diferencia de rendimiento entre el R.S. 19 y el RB14 influyó, evidentemente, en los resultados de Ricciardo en el 2019, pero aun así consiguió quedar en una meritoria novena posición en la clasificación de pilotos.

El piloto de 30 años mantiene la fe en los de Enstone, aunque es consciente de que su contrato no continúa más allá de 2020. «Todavía no he pensado en otro lugar. El año pasado fue diferente, pero siento que todo se puede conseguir para tachar algunos desafíos que hice cuando firmé el contrato. Personalmente quiero que funcione y que el año sea exitoso. Aun así, independientemente de lo que suceda, mantendré mi cabeza en alto», ha apuntado Ricciardo.

El ex de Red Bull es uno de los pilotos más atractivos que acaban contrato en este 2020. Desde Renault lo saben, por lo que harán todo lo posible para convencerle de que su proyecto es ganador; sin embargo, la temporada 2020 va a ser de transición, circunstancia que ha hecho saber Alain Prost a Ricciardo.

«Tenemos que decir la verdad: no tenemos grandes expectativas, lo que es una lástima para Daniel. Creo que va a ser fundamental lo que podríamos hacer para 2021 y las ofertas de otros equipos que tendrá. Él decidirá por sí mismo, pero hablaremos pronto. No tenemos todo en nuestra mano, eso seguro», ha declarado el director ejecutivo de los franceses.

Prost no es el único hombre fuerte de Renault que duda de la continuidad del australiano. Cyril Abiteboul, director deportivo, ha dejado sobre la mesa que será difícil retener a Ricciardo tras no darle los resultados esperados. «Creo que la principal dificultad será el tiempo por razones obvias. Lo primero que querrá es que le demos un buen coche, aunque, seamos sinceros, si no somos capaces de hacerlo este año, ¿por qué deberíamos el que viene? Y lo entiendo perfectamente», ha objetado Abiteboul.