Sainz tras la primera jornada de test: «Somos mucho más rápidos que el año pasado a estas alturas»

Carlos Sainz en el día 1 de test de pretemporada | Foto: Jaime Chico - MotorTime

Carlos Sainz se ha subido al McLaren en el primer día de test de pretemporada y sus sensaciones han sido positivas. El español ha completado 161 vueltas y ha terminado en la 6ª posición en la tabla de tiempos.

Sainz ha atendido a los medios de comunicación al terminar su primer día de test en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Las preguntas giraban en torno a la evolución del MCL35 en comparación con el MCL34, ya que el ritmo ha sido bueno, así como la simulación de carrera que ha realizado. A esto hay que añadir que sus sensaciones han sido positivas y siente que el McLaren es más rápido en comparación con el año pasado.

«El coche se siente genial. Somos mucho más rápidos que el año pasado a estas alturas. Todo se nota mucho mejor, pero he visto los tiempos de los demás y también lo son. La pregunta es dónde estaremos. Las sensaciones son positivas, sobre todo por hacer tantos kilómetros en el primer día. El trabajo del invierno da sus frutos y estoy muy contento. Apretaremos poco a poco», ha expresado.

Aunque afirma que todavía es pronto para extraer el máximo potencial del coche porque lo están poniendo a punto, siente que es un poco mejor que el año pasado. Sin embargo, el punto débil parece que siguen siendo las curvas lentas. «Todavía tenemos muchas cosas que traer a la pista y a la primera carrera, que seguro que ayudarán en curva lenta«, ha añadido.

La mejora es evidente, no solo en el McLaren, sino en el resto de equipos. Por tanto, Sainz opina que deben centrarse en su propio trabajo y no pensar en la mejora del resto, pues no depende de ellos. «No nos puede afectar lo que hagan los demás, solo nos podemos preocupar de lo que hace McLaren como equipo individual y asegurarnos de que este año seguimos recortando el hueco que hay con los equipos de delante. Si los demás de repente recuperan más no nos puede preocupar porque no depende de nosotros, no depende de nuestra estructura, no depende de nosotros mismos. A centrarnos en nosotros mismos y asegurarnos de que damos los pasos adecuados y los tiempos que nos hemos marcado», ha afirmado.

El objetivo del madrileño para la próxima temporada se mantiene intacto. Tratará de beneficiarse de los fallos de los pilotos de delante para conseguir sextos puestos e incluso escalar posiciones, aunque es consciente de que las cosas se apretarán mucho más y será complicado.

«Básicamente queremos seguir estando entre los ochos primeros y ser el cuarto mejor equipo es un objetivo razonable. Hay que mirar a equipos que también están dando pasos de gigante por cosas externas, no depende de mí tampoco, depende de lo que hagan los demás. Yo voy a intentar si puedo ganar y si puedo quedar quinto, quedar quinto. Eso no cambia».

El año pasado y en concreto la segunda mitad de temporada fue muy buena para Sainz, ya que realizó buenas carreras, clasificaciones y grandes adelantamientos. Con eso considera que ganó confianza con el coche, así como estabilidad y feeling, lo que le permitió brillar un poco más. También ha destacado el trabajo de todo el equipo, la comunicación con los ingenieros y la confianza.

Carlos Sainz en el día 1 de test de pretemporada | Foto: Ángela Merino – MotorTime

Para terminar, Sainz ha afirmado que el último sector ha sido el más complicado, que ya se le atascó en carrera. Sin embargo, afirma que no es momento de preocuparse por los sectores, ya que este monoplaza no es el que llevarán a Australia.

«Ese último sector estaba muy complicado hoy, pero si es verdad que en los dos últimos sectores el coche iba muy bien. Lo bueno es que van a venir cosas nuevas. El coche que hemos lanzado a los test es para dar vueltas, no es el coche de la primera carrera y es algo que espero que por ejemplo el último sector vaya mejorando. Estamos aquí para dar vueltas esta semana y ya pensaremos en los sectores con más calma en la segunda semana», ha apuntado.

Además, destaca que los coches de este año van a ser los más rápidos de la historia de la Fórmula 1 y así lo han confirmado los tiempos que han marcado los pilotos que han rodado hoy en Montmeló. «En los otros coches hay conceptos que se van adaptando de los equipos punteros, todos vamos pescando cosas de los equipos que el año pasado dominaron la Fórmula 1. Se está yendo muy rápido, el paso por curva con un Fórmula 1 es muy difícil de explicar y es muy impactante la primera vez que lo conduces después de estar tres meses parado. Es una sensación que a mí me encanta. De aquí a noviembre los coches solo van a seguir mejorando y espero que se valore en su justa medida. Saber valorar que probablemente 2020 sea el año en el que veamos a los Fórmula 1 más rápidos de la historia», ha expresado para terminar.