El GP de Canadá decidirá en dos o tres semanas si se aplaza la carrera

Circuito Gilles Villeneuve | Fuente: F1

Francois Dumontier, promotor del Gran Premio de Canadá, ha afirmado que en dos o tres semanas, previsiblemente después de Semana Santa, tomará una decisión sobre el futuro de la carrera. Se ha mostrado optimista, aunque también es realista con la situación global.

El Gran Premio de Canadá, de momento, es la primera carrera de la temporada. Ya se han aplazado siete carreras y se ha cancelado una, el Gran Premio de Mónaco, por lo que está previsto que la temporada comience el próximo 14 de junio en el Gilles Villeneuve.

Hace unos días, Canadá anunció que sus deportistas no viajarían a los Juegos Olímpicos de Tokio, justo antes de que se aplazaran a 2021. Esto hizo saltar todas las alarmas en cuanto a la Fórmula 1 se refiere. Sin embargo, Dumontier ha explicado que todavía no se ha tomado ninguna decisión al respecto.

«Como puedes imaginar, mantengo conversaciones cada día o cada dos días con la Fórmula 1. También con las autoridades locales de aquí, la ciudad y el Gobierno. Sigue en el calendario como estaba planeado, el 14 de junio. Somos optimistas, pero también somos realistas. Todavía tenemos un par de semanas, diría que dos o tres más, antes de que tengamos que levantar las gradas y preparar el sitio», ha expresado en declaraciones recogidas por Motorsport.com.

Por el momento no tomarán ninguna decisión, pero, de cualquier manera, se hará de forma conjunta entre él y la Fórmula 1: «Si tenemos que tomar la decisión de posponer el evento, será entre la Fórmula 1 y yo después del fin de semana de Pascua».

El primer ministro de Canadá ha ordenado el cierre de todos los negocios que no sean imprescindibles en Ontario y Quebec. Montreal, ciudad donde se ubica el circuito, se encuentra en la provincia de Quebec y, por tanto, los trabajadores del circuito se han visto obligados a continuar con sus funciones de forma telemática.

«Ayer en Quebec, nuestro primer ministro dijo que todos los negocios que no sean esenciales tienen que cerrar hasta el 13 de abril. Así que, actualmente, no podemos trabajar en la pista. Mi equipo, quien organiza la carrera, ha estado trabajando desde casa durante la última semana o 10 días. Así que todavía tenemos dos o tres semanas por delante antes de tomar la decisión. Espero que podamos correr en la fecha prevista, siendo la primera carrera de la temporada. Pero, al mismo tiempo, estoy trabajando en diferentes escenarios para posponer el evento», ha añadido Dumontier.

Si finalmente la carrera se pospone, deben buscar una fecha para reubicarla en el segundo semestre de 2020. No obstante, el clima es un factor a tener en cuenta, ya que sería poco probable poder correr allí a partir de mediados de octubre. Antes de ubicar en el mes de junio esta carrera, el Gran Premio de Canadá se disputaba el último domingo de septiembre o a principios de octubre.

«No tenemos ningún dado hasta el momento, supongo que la Fórmula 1 tendrá que luchar y jugar con ello. Para nosotros, digamos que después de mediados de octubre es imposible hacer la carrera».

La empresa que promueve el Gran Premio es privada, aunque reciben una gran cantidad de dinero por parte del Gobierno del país. Aún así, Dumontier ha insistido en que el factor económico no tendrá ningún impacto en esa decisión.

«Somos una compañía privada quienes creamos el evento. Tenemos algo de apoyo de fondos privados, pero no en la organización en sí misma. Estamos en contacto con ellos y, cuando tomemos la decisión, se alinearán con nosotros», ha explicado.

Para terminar, ha recalcado que es optimista, a la par que realista. Por este motivo, si necesitan posponer el evento por cuestiones de salud pública, así lo harán, ya que la seguridad de todas las personas que acudan al circuito es lo más importante.

«Sería muy mala suerte que no se corriera. Puede entender que la Fórmula 1 necesite observar la situación general de todo el mundo, pero si pasa, trabajaremos para 2021. Como he dicho, somos optimistas, pero al mismo tiempo somos realistas y lúcidos. Necesitamos evaluar la situación casi cada hora. Todavía tenemos dos o tres semanas por delante. Si necesitamos posponer el evento, lo haremos, porque si la carrera se hace, tenemos que hacerlo en un ambiente seguro para pilotos, espectadores, trabajadores y para todos», ha añadido para finalizar.