Aston Martin quiere correr con Verstappen

Verstappen
Fuente: Aston Martin

Max Verstappen vive un periodo dulce. Tras sus buenas actuaciones en las últimas carreras en Fórmula 1, ahora se le ha abierto la puerta para disputar las 24 horas de Le Mans. Así lo ha dicho abiertamente el CEO de Aston Martin, Andy Palmer, quien quiere que el holandés corra la histórica prueba con su coche.

El WEC contará, a partir del 2020, con los hipercoches, nueva categoría de monoplazas que sustituirá a los actuales LMP1 en el Mundial de Resistencia. Uno de los primeros modelos anunciados ha sido el Valkyrie, perteneciente a la marca Aston Martin y desarrollado conjuntamente con la firma Advanced Technologies de Red Bull. Debido a esta asociación, Max Verstappen tiene más fácil que nunca el poder correr las 24 horas de Le Mans.

En unas declaraciones para Motorsport.com, Palmer, jefe de Aston Martin, ha dejado la puerta abierta a que el piloto holandés corra con el Valkyrie. «Tengo el privilegio de contar con una buena relación con Max. Me encantaría tenerlo en Le Mans, no hay nada descartado», ha explicado el CEO de la marca británica.

Aston Martin y Red Bull unieron sus caminos hace ya varios años. Desde entonces, la marca de coches de lujo ha ganado protagonismo dentro del equipo, hasta el punto de compartir el nombre de la escudería. Fuera de la Fórmula 1, ambas marcas han colaborado juntas para producir el Valkyrie. «Parecen saltos gigantes, pero en realidad son muchos pasos pequeños. Estamos luchando para lograr un objetivo claramente definido, seguimos una hoja de ruta para el desarrollo de la compañía, para que se convierta en una gran institución en Inglaterra», ha afirmado Andy Palmer sobre el futuro de Aston Martin.

«Todo nuestro plan está establecido para 2024. Si bien todos los días hay que alcanzar grandes objetivos, al menos sabes donde vas a correr. Así que, de alguna manera, todo lo bueno empieza a ocurrir. Ambos pilotos brillaron en Silverstone, tuvimos a 007 y Daniel Craig… todo en un mismo sitio. Imagínate tratando de orquestar todo esto hace unos años. Hubiera sido imposible. Y la guinda del pastel es que pusimos en pista el Valkyrie», ha finalizado Palmer.