Rebellion Racing consigue la segunda victoria de la temporada en Austin

El Rebellion #1 consigue la segunda victoria de la temporada | Fuente: @RebellionRacing

En la Resistencia puede pasar cualquier cosa. Estas seis horas han sido un gran aperitivo de lo que nos esperaba en el WEC durante el año 2020. De nuevo el lastre ha perjudicado a Toyota, pero esto nos da emoción de cara a final de la temporada.

En la vuelta de formación, el #22 de United Autosport no pudo salir a la par que el resto de la parrilla y tuvo que recuperar terreno en esta vuelta, le salió bien la jugada porque se colocó primero tras la salida. En cuanto a los LMP1, el Rebellion #1 con Gustavo Menezes a los mandos mantenía la primera plaza y abría hueco.

A pesar de mantenerse líder unas vueltas, Paul Di Resta comenzó a sufrir y perdió dos posiciones en una vuelta. El Cool Racing #42 con Lapierre al volante cogía el testigo. El #22 seguiría perdiendo más plazas al ser cazado por Van der Garde a bordo del Team Netherland #29. Este último, hizo trompear a Will Stevens a bordo del #37 de Jackie Chan DC en las enlazadas.

Momentos antes de tomar la salida | Fuente: fiawec.com

Salih Yoluc en el TF Sport #90 salió con fuerza, pero se fue atascando una vez que se alzó a la segunda plaza adelantando a Dalla Llana a bordo del Aston Martin #98. No era capaz de separarse de este coche, pero se iban dando caza a Perfetti, quien ocupaba la primera plaza con el Team Project 1 #56.

La clase GTE Pro, sorprendentemente, estaba siendo la más tranquila en los primeros minutos. Nicki Thiim mantuvo la primera plaza, mientras que su compañero Alex Lynn se colocaba segundo. Van der Garde seguía dando de que hablar en la pista, se colocó primero adelantando de nuevo con todo a André Negrao y después al #42 de Cool Racing.

Llegaron las paradas, pero las posiciones se mantuvieron. Antes de ello, Yoluc se tocaba con Dalla Lana y perdía grandes opciones en ese momento. También Roberto Lacorte encima del Cetilar Racing #47 sufría y mucho perdiendo más de un minuto con el siguiente coche antes de que se cumpliera la hora de carrera.

Los relevos empezaron en GTE Pro una vez cumplida la hora, pero tan solo en ambos coches de Porsche. Aston Martin mantenía las dos primeras plazas y entre los coches alemanes se colocaba el AF Corse #51 con James Calado al mando. El Rebellion también paró antes de los Toyota, pero mantuvo la primera plaza.

Minutos más tarde llegaron los relevos, Bruno Senna dejaba su sitio a Gustavo Menezes. En LMP2 se bajaba Van der Garde, que era felicitado por su jefe al llegar al garaje y se subía Frits Van Eerd, el más lento de la alineación.

Tras el relevo, Pierre Ragues, en el #36 de Signatech, tendría que entrar a boxes por un pinchazo, pero sus mecánicos tuvieron que mirar más detalladamente un posible daño en los discos de freno. Minutos más tarde volvió a pista perdiendo dos vueltas. A la vez, Anders Fjordbach con el High Class #33 sufría un trompo cuando estaba cerca de doblar al Corvette.

https://twitter.com/FIAWEC/status/1231665728316674048

Se cumplía la segunda hora de carrera y Anders Fjordbach pasaba a Van Eerd por el liderato. Metros más adelante, el de Team Netherland era tocado por Roberto González, es decir, en el #38 de JOTA. La lucha estaba siendo intensa en LMP2 y tras varios envites, Ho-Pin Tung conseguía el liderato con el #37 de Jackie Chan DC. Con las tres paradas realizadas por parte de todos los pilotos LMP2, Phil Hanson en el #22 se colocaba primero con 21 segundos de ventaja sobre Ho-Pin Tung.

En LMGTE Am, se mantenían primeros los pilotos del Team Project 1 #56. Tras las dos horas se subió al coche Laurents Hörn y seguía con la ventaja de 22 segundos sobre Jonathan Adam, que estaba ya a bordo del TF Sport #90.

Toyota estaba planeando una estrategia en la que se querían ahorrar una parada. En Rebellion lo sabían, además estos tienen un punto en contra porque necesitan diez segundos más que los japoneses para repostar. Eso se contagió en los pilotos y Bruno Senna cometió dos errores casi consecutivos. En la siguiente parada del Rebellion, Norman Nato cogió el testigo.

Paraban a la vez el #29 con De Vries aun al volante y el #37 de Jackie Chand DC que ponía a Gabriel Aubry. El conjunto chino salió delante, pero el holandés se hizo con la segunda plaza en pista. En GTE Pro también había cambio por la segunda plaza cunado Maxime Martin superaba a Christensen, de nuevo los Aston Martin para hacer doblete, poco después ambos pararon y el del #97 se enfrentaría a Kevin Estre.

Nadie puedo con el Aston Martin #95 que se lleva la victoria en Austin | Fuente: @FIAWEC

Cuando restaban dos horas y media, Jeroen Bleekemolen paraba en box y, además, visita larga. El Team Project 1 #57 tuvo que meterse al garaje y comenzar una reparación en la parte trasera del coche. Volvió a pista con siete vueltas perdidas.

Al realizar las quintas paradas de LMP2, el #22 de United Autosports fue el primero en atreverse. Unas cuantas vueltas más tarde, paraban De Vries y Aubry. El #29 de Team Netherland le ganaba la batalla al #22 que bajaba a la segunda plaza, pero Van Eerd había cogido el relevo, por lo que pronto Albuquerque se puso de nuevo en primer lugar.

Con la tercera parada en el GTE Am, Perfetti cogió el relevo y comenzó a perder su distancia con el segundo clasificado, este era el TF Sport #90 con Jonathan Adam a bordo. Y en la vuelta 103 de estos turismos, Adam conseguía hacerse con la primera plaza, increíbles relevos de ambos pilotos.

El TF Sport #90 se vuelve a llevar una victoria en esta temporada | Fuente: @OfficialTFSport

Llegando a las dos horas, Pier Guidi tendría que ceder sobre Estre. El de Porsche, con mayor ritmo, superaba al de Ferrari e iba como un avión hacía su compañero de equipo, quien le dejó pasar. El #92 tenía un gran ritmo, Estre dio caza a Maxime Martin y le arrebató la segunda plaza con dos horas de carrera por delante. La siguiente parada era el Aston Martin #95, pero a 24 segundos. Martin se bajaba del #97 tras ser adelantado y dejar el sitio a Lynn.

No ha sido para nada el mejor relevo del Van Eerd, que en la sexta parada del #29 se bajaba por última vez en esta carrera y dejado el sitio a De Vries para hacer los dos últimos relevos. En el #22 se subía Paul Di Resta, iban a mantener la primera plaza, pero en pista se quitó al JOTA #38 haciendo un adelantamiento muy bonito a Antonio Felix Da Costa.

Cambios de pilotos igual en GTE Pro, Thiim volvía a aparecer en el #95 de Aston Martin manteniendo el liderato. Bruni cogía el testigo en el #91, pero a menos de un segundo del #71, en el que estaba Miguel Molina. Pasó al español y también a James Calado, el otro AF Corse. Por no hablar del ritmo de Christensen en el #92, quien superaba a Lynn en pista colocándose segundo.

Faltaba una hora y cuarto para acabar la carrera y el Porsche #91 se quedaba parado con Bruni al volante, reportaba no tener cambio por un fallo electrónico. Se desplegaba la bandera amarilla. Por la radio le indicaron como reiniciar el coche y Bruni consiguió hacerlo y seguir a pesar de perder varias posiciones. A pesar de esto, minutos más tarde tuvo que entrar al garaje.

Los pilotos de Toyota obligados a ir al límite para sacar el mayor provecho al TS050 Hybrid. Frustración total por parte de Kamui Kobayashi, que al bajarse de su relevo tenía una conversación con uno de los mecánicos bastante descontento.

Toyota lo dio todo, pero no pudo | Fuente: @Toyota_Hybrid

Quien si estaba cómodo de verdad era Nyck de Vries una vez más a bordo del #29 de Team Netherland. Will Stevens no pudo hacer nada para mantener la segunda plaza. El primer puesto iba a ser inalcanzable, cuando Di Resta hizo la séptima parada, no perdió esa plaza. Quedaba una hora para el final.

En este punto, con Charlie Eastwood al mando, el #90 de TF Sport perdía la primera plaza que caía en manos de Aston Martin #98 de nuevo con Ross Gunn al volante. De todos modos, Eastwod no se daría por vencido. Le costó, pero llegó el adelantamiento a falta de 22 minutos para el final.

Quedaban menos de 45 minutos para el final y Rebellion realizaba la que podría ser su última parada saliendo por detrás del Toyota #8 en el que iba Brendon Hartley. Empezaban los momentos claves para la victoria. Faltaban 28 minutos y el neozelandés paraba y perdía solo 50 segundos.

Kenta Yamashita hizo una gran clasificación, la carrera no estaba siendo mala para el High Class #33, pero se fue desvaneciendo. Además, el japonés hizo un trompo a falta de poco más de media hora para el final.

Por el tercer lugar, en GTE Pro luchaban Lynn y Calado. El de Ferrari ha dado todo para ponerse por delante y lo consiguió. A falta de 25 minutos se adjudicó este último puesto del podio. Y eso que para Aston Martin el doblete fue posible.

El equipo DragonSpeed lo dio todo, pero a falta de diez minutos, el #21 con Ben Hanley al volante tuvo que entrar al garaje, una lástima no poder terminar. Le pusieron neumáticos nuevos y le sacaron a pista. Necesitó algún tipo de pequeño arreglo.

United Autosports #22 | Fuente: @UnitedAutosport

Una lástima el resultado final del #29 de Team Netherland. Cayó a la quinta plaza tras ser superado por Lapierre a falta de cuatro minutos. El holandés De Vries tuvo que tirar al límite tras el desastre que hizo Van Eerd en su relevo.

La victoria final fue para Rebellion Racing dominando de principio a fin con Pole incluida. El podio lo completaron los dos Toyota. Perfecta carrera para el United Autosports #22 con grandes relevos por parte de todos sus pilotos, una lástima el resultado del #29 de Team Netherland, como se comentaba.

En LMGTE Pro se llevó la victoria el Aston Martin #95 con un espectacular Nicki Thiim, el Porsche y el Ferrari segundo y tercero respectivamente. Los británicos sabrán de sobra que el doblete podría haber sido posible. No pudieron llevarse la victoria tampoco en LMGTE Am, donde ganó una vez más el TF Sport #90 con relevos increíbles.

Acerca de Jaime Chico 2600 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.

1 Comment

Los comentarios están cerrados.