The Hamilton Comission: Una iniciativa de Hamilton por la igualdad

Lewis Hamilton en 2019. Foto: Sutton Images.

Lewis Hamilton ha apostado por crear su propia iniciativa a favor de la igualdad racial. El vigente campeón del mundo ha fundado la Hamilton Commission, mediante la cual espera que en un futuro no se hagan distinciones por el color de la piel de cada piloto en el deporte de motor.

Hamilton admitió la pasada semana ser el primer piloto negro de clase trabajadora en ser campeón del mundo de Fórmula 1. Lewis quiere que en el futuro el color de la piel no sea un impedimento para ningún piloto a la hora de llegar lejos en el Gran Circo. Esto se debe a que los pilotos de raza negra siempre han sido minoría en los deportes de motor.

«Cuando eche la vista atrás de aquí 20 años, quiero ver que el deporte que le dio tantas oportunidades a un niño joven negro de clase trabajadora de Stevenage se ha convertido en un lugar tan diverso como el mundo complejo y multicultural en el que vivimos. La imagen de la comunidad de la Fórmula 1 hace que sólo puedan aceptar del todo a un cierto tipo de personas. A gente que sea de determinada forma, que provenga de cierto lugar, que encaje con el molde y que juegue según ciertas reglas”, ha comentado Lewis.

«Todo el mundo tiene un propósito y en estas últimas semanas he tenido mucho más claro cuál es el mío. Ese viaje empieza con la educación, que es el camino hacia las oportunidades. Es por eso que me he convertido en embajador de las Naciones Unidas. El acceso a la educación es crucial en nuestra lucha por la igualdad. Si de verdad queremos cambiar las cosas, necesitamos que la gente que está al mando sea más diversa. Pero esa ambición es mucho más difícil de conseguir si los niños no reciben la educación que necesitan».

Por último, Hamilton sostiene que está bien ser recordado como un piloto que ganó muchos campeonatos del mundo. Eso sí, también quiere que le recuerden como alguien que quiso poner fin a la distinción entre razas en el deporte, y especialmente en el mundo del motor.

«En la industria de las carreras, esa evolución de la ecuación empieza por entender las barreras que tenemos que romper y en qué catalizadores tenemos que invertir para acelerar el cambio. Se han acabado los gestos simbólicos. Espero que la The Hamilton Commission dé lugar a un cambio real, tangible y comprobable. Ganar campeonatos del mundo es fantástico, pero quiero ser recordado por mi trabajo por intentar crear una sociedad más igualitaria a través de la educación. Eso es lo que me motiva», relata Lewis para finalizar.