ANÁLISIS | Hamilton ganó en Estiria, pese a los problemas de neumáticos del Mercedes

Lewis Hamilton en el GP de Estiria | Fuente: @PET_Motorsports

Hamilton ganó el GP de Estiria gracias a su ritmo constante, pero no cesaron los problemas de gomas del Mercedes. Antes de empezar, cabe destacar que, para entender este artículo, hace falta explicar los conceptos de degradación tolerable y off.

En primer lugar, la degradación tolerable viene determinado por la fórmula 1+ (tiempo vuelta – 60)/100, y es el tiempo en el cual el neumático no sufre excesiva degradación, y para el cual no es necesario entrar a boxes.

Por otro lado, el off viene determinado por la fórmula (Ritmo carrera/Vuelta potencial Clasificación)*100-100. Es una manera de comparar el ritmo en carrera con el ritmo potencial de la clasificación. Es decir, cuanto ritmo ha ahorrado el piloto en carrera debido a diversos factores. Esto influye en el comportamiento de los neumáticos de la siguiente forma:

Al aumentar el off, es decir, ir más lento, debido a la fórmula V=e/t, al aumentar el tiempo, disminuye la velocidad. Como también V=W*R, y R=cte (recordemos que los neumáticos funcionan por un MCUA), al disminuir V, disminuye W. Cabe destacar que los tiempos de esta gráfica están ajustados al combustible, ya que al principio de la carrera los coches van mucho más lentos debido a las altas cargas de combustible, pese a mantener degradaciones superiores al final de la carrera. Esto se debe al mayor arranque de goma que, a su vez se debe a las bajas temperaturas del neumático. Además, cada equipo tiene diversos problemas con los neumáticos: algunos se degradan mucho, otros tienen problemas de calentamiento, etc.

Esta fue la evolución de los tiempos con el C4:

Como podemos observar aquí, Bottas y Verstappen mejoraron relativamente sus tiempos hasta la vuelta nueve, donde sus tiempos empezaron a empeorar notablemente. Por otro lado, la degradación de Hamilton fue lineal, aumentando en cada vuelta que pasaba de manera constante. Esto se debe a que Hamilton, líder de la carrera, alternó entre vueltas en las que tiró al máximo y vueltas en las que conservó los neumáticos. Sin embargo, Verstappen y Bottas tuvieron un ritmo menos constante al intentar alcanzar a Hamilton. Esto se debe a que el C4 mejoraba al principio de la carrera y luego sufría degradaciones altísimas. Cabe destacar que Red Bull pudo exprimir más los neumáticos en comparación con su vuelta potencial de clasificación en comparación con los Mercedes.

Esto último demuestra que Verstappen tuvo menor degradación que los Mercedes con este compuesto, lo que les permitió acercarse más a los Mercedes en comparación con la Q del GP de Austria en seco. Además, también demuestra que Hamilton ganó el GP de Estiria gracias a su ritmo constante, pese a los mayores problemas de neumáticos de Mercedes.

Este fue el ritmo del top 3 con los neumáticos C3:

Aquí, podemos observar otra vez que, Hamilton tuvo una degradación más constante que Bottas y Verstappen, fruto de que, al intentar tirar con el C3 al principio, aumentaron la degradación del neumático. Tanto Verstappen como Bottas mantuvieron tiempos constantes hasta la vuelta nueve de goma. Probablemente debido al sobrecalentamiento provocado por tirar con los neumáticos al principio del stint, su degradación fue mayor que la de Hamilton. De este modo, el piloto británico se llevó la victoria del GP de Estiria. Mercedes demostró mejor ritmo con el C4 que con el C3. Esto se demuestra en que la diferencia de ritmo entre el Mercedes y el Red Bull fue de 0,145 segundos con el C3 frente a la diferencia de 0,193 segundos con el C4. Esto demuestra, una vez más, que Mercedes tiene problemas de calentamiento con los neumáticos más duros en este circuito.