Las 500 Millas de Indianápolis se disputarán sin aficionados

Indy 500 en 2018 | Fuente: IndyCar

La IndyCar ha confirmado que las 500 Millas de Indianápolis se disputarán el 23 de agosto sin aficionados en las gradas. La intención era correr con un 25% de aforo, pero la solución más segura pasa por restringir la presencia de los fans para evitar contagios masivos.

El Indianapolis Motor Speedway ha confirmado una decisión que se esperaba tras el aplazamiento de las carreras de Mid-Ohio previstar para este fin de semana.  Algunas voces autorizadas ya recomendaban celebrar la Indy 500 sin público, pero la organización insistía. Del 50% del aforo se pasó al 25%, pero la decisión final ha sido prohibir la entrada de espectadores.

El principal motivo es el aumento de casos de Covid-19 en el país y especialmente en el condado de Indiana. «Desde el anuncio del 26 de junio, el número de casos se ha triplicado, mientras que la tasa de positivos es el doble. Dijimos desde el principio de la pandemia que pondríamos la seguridad y la salud de nuestra comunidad en primer lugar y si bien acoger a aficionados con un aforo reducido con el plan sólido que establecimos era apropiado a finales de junio, no es el camino correcto ahora«, han informado a través de un comunicado oficial.

La IndyCar afirma que su compromiso con el circuito es «inquebrantable», por lo que van a seguir invirtiendo en la que consideran que es la capital mundial de las carreras. Así, esperan que todos los aficionados asistan a la celebración de esta mítica carrera la próxima temporada.

«Animamos a todos a ver la carrera de este año en la NBC y esperamos dar la bienvenida a nuestros fieles aficionados en ‘El gran espectáculo de las carreras’ el 30 de mayo de 2021«, añaden.

Así, los aficionados que hayan adquirido sus entradas para esta edición podrán guardarlas, ya que seguirán siendo válidas en 2021. Recalcan que la decisión se ha tomado para mantener la seguridad de aficionados  y de toda la comunidad de la IndyCar.

De cualquier forma, la actividad en pista arrancará el 12 de agosto con los entrenamientos libres. La clasificación será el sábado 15 de agosto y la carrera, el 23 de agosto. Como atractivo, esta prueba contará con la participación de Fernando Alonso. El asturiano ya compitió en 2017 y estuvo muy cerca de ganar, mientras que el año pasado no logró clasificarse para la carrera. También estará presente otro español, que ha debutado este año en la resistencia estadounidense, Alex Palou.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1731 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.