Los 5 de MotorTime: Gran Premio de Gran Bretaña 2020

Fotomontaje MotorTimeES - Ángela Merino

El Gran Premio de Gran Bretaña ha dejado un final apasionante. Lewis Hamilton ha ganado la carrera y ha cruzado la línea de meta con un pinchazo. Max Verstappen y Charles Leclerc, sin esperarlo, completan el podio.

Todo iba bien en Silverstone hasta la vuelta 50, cuando Valtteri Bottas ha sufrido un pinchazo en su neumático delantero izquierdo por blistering. Una vuelta después le ha sucedido lo mismo a Carlos Sainz y al principio de la última vuelta, a Hamilton.

El británico ha conseguido dar la vuelta completa y ha visto la bandera cuadros, aun con el neumático pinchado. Verstappen ha estado a punto de ganar la carrera, podría haberlo hecho de no haber entrado en boxes en las últimas vueltas para conseguir el punto de la vuelta rápida. Sin embargo, Red Bull ha informado de que el neumático estaba rajado también y han entrado por precaución. Leclerc, sin esperarlo, se ha encontrado con un podio.

La estrella: Lewis Hamilton

Lewis Hamilton ha dominado el Gran Premio de Gran Bretaña de principio a fin. Ayer consiguió la pole con más de un segundo de ventaja sobre el tercer clasificado, el Red Bull de Verstappen. Ya en la carrera, su salida no ha sido la mejor, pero aún así ha mantenido la primera posición sobre Bottas. Ha liderado sin rivales durante el resto de la prueba, pues Bottas lo más cercado que ha estado ha sido a un segundo y medio.

El drama llegaba en las últimas vueltas y la suerte ha jugado ligeramente a su favor. Tras los pinchazos de Bottas y Sainz, el neumático delantero izquierdo de Hamilton también decía ‘basta’. Ha tenido que dar la última vuelta con un pinchazo y cuando parecía que Verstappen podía alcanzarle, conseguía cruzar la línea de meta en primera posición. De esta manera, el británico ha dominado de principio a fin, incluso le ha sonreído la suerte, ya que los otros pilotos que han pinchado han perdido bastantes posiciones. Ahora incluso es más líder del Mundial, pues le sacaba cinco puntos a Bottas y ahora le saca 30.

El estrellado: Racing Point

Se esperaba mucho más de Racing Point este fin de semana. Todo se complicó con el positivo por coronavirus de Sergio Pérez y la llamada a última hora de Nico Hülkenberg. El alemán tenía que familiarizarse con el coche en tiempo récord, pero todavía le faltaba un poco. En la clasificación finalizó 13º y hoy no ha podido disputar la carrera por un problema en su monoplaza. Por tanto, los coches rosas solo tenían a Stroll en la pista.

El piloto canadiense tampoco ha estado a la altura. En la salida ha perdido la posición con los dos McLaren y durante la carrera se ha encontrado varias veces con Ocon. Finalmente, el piloto francés ha conseguido superarle y los dos Renault también han terminado por delante de él. Incluso al final de la carrera le ha ganado la posición Gasly, que ha tenido muy buen ritmo este fin de semana.

Lance Stroll en el GP de Gran Bretaña | Fuente: Racing Point

La sorpresa: Pierre Gasly

Pierre Gasly se quedó a las puertas de entrar a la Q3 en la clasificación, pero ha estado a la altura en la carrera. El francés ha salido en la undécima posición y en las primeras vueltas ha presionado a Sebastian Vettel. Tras el accidente de su compañero de equipo, Daniil Kvyat, era el único AlphaTauri en la pista y debía estar a la altura. En la vuelta 38 adelantaba a Vettel y hacia el final de la carrera también a Stroll.

Finalmente ha terminado en la séptima posición, a algo menos de cinco segundos del Renault de Ocon. Buena carrera del piloto francés.

El duro: Romain Grosjean

Romain Grosjean ha visto la bandera blanca y negra en la carrera. Cuando se relanzó la carrera por el coche de seguridad que provocó Kvyat, muchos pilotos habían parado y Grosjean todavía no. Por tanto, el de Haas estaba cuarto, por delante de Sainz. Cuando Carlos intentó adelantarle, realizó un cambio de dirección, dirección de carrera investigó lo sucedido y decidió mostrarle la bandera blanca y negra. Esto suponía un primer aviso, una especie de tarjeta amarilla: si lo volvía a repetir, podía ser descalificado.

El francés se mostró molesto con lo sucedido e incluso afirmó por radio que le había dejado media pista a Sainz. Lejos de corregir su comportamiento, volvió a repetirlo cuando Norris intentó adelantarle dos vueltas después. Dirección de carrera no se atrevió a sacarle la bandera negra, a pesar del primer aviso, e investigará lo sucedido después de la carrera.

El espectáculo: los neumáticos

Hasta la vuelta 50, el mayor espectáculo era las luchas que muchos pilotos protagonizaron en la zona media. Sin embargo, el blistering puso el punto de emoción a una carrera que estaba siendo bastante tranquila. Bottas pinchó en la vuelta 50 y perdió la segunda posición, a Sainz le sucedió lo mismo una vuelta después y cayó de la cuarta a la decimotercera posición. En la vuelta 52, el neumático delantero izquierdo de Hamilton también decía basta y tenía que completar esa última vuelta con el neumático pinchado.

Ha sido un final de carrera de infarto, que ha puesto la emoción a este Gran Premio. Además, la próxima semana Pirelli apostará por unos neumáticos más blandos. Por tanto, la emoción vuelve a estar garantizada.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1509 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.