Newgarden le gana la batalla a O’Ward; Palou, 12º

Josef Newgarden | Fuente: Penske

Josef Newgarden se ha llevado la victoria en la segunda carrera del fin de semana en Gateway. Ha protagonizado una reñida batalla con Patricio O’Ward, que ha finalizado a falta de dos vueltas por una bandera amarilla que ha provocado Takuma Sato. A O’Ward se le ha vuelto a escapar la victoria y solo ha podido ser 2º; Power completa el podio. Alex Palou ha finalizado 12º.

Takuma Sato salía desde la pole y tenía una nueva oportunidad para llevarse la victoria que ayer se le resistió; por detrás partían Newgarden y Power. La salida se ha retrasado 20 minutos porque un coche vertió aceite en la pista y los operarios tuvieron que trabajar para limpiarlo. Por este motivo, los pilotos dieron varias vueltas de reconocimiento para comprobar el estado del trazado, las dos primeras vueltas de la carrera se dieron con bandera amarilla. A partir de la vuelta 3 salió la bandera verde, Newgarden intentó coger el rebufo de Sato, pero el japonés se defendió bien. Palou cayó de la 14ª a la 16ª posición en la salida.

Por arriba todo permanecía igual, pero hubo mucho movimiento en la zona media de la parrilla. De Herta, que estaba 6º, hacia atrás, todo estaba muy apretado. Ferrucci le ganó la 10ª posición a Hunter-Reay. Mientras tanto, Pagenaud no hacía más que perder posiciones: el francés salía 8º y cayó a la 17ª posición. La carrera comenzaba a estabilizarse y Sato lideraba bastante cómodo, pues no tardó en sacarle 1.8 a Newgarden. Palou se pegaba a Rossi, su ritmo no era del todo bueno. El piloto de Andretti ha tenido que cambiar el chasis tras el accidente de ayer; salía 11º y ha caído a la 14ª posición en las primeras vueltas.

Sato, 1º, se encontraba con los primeros doblados: el primero de ellos era Ed Carpenter, que rodaba último. Esto hizo que la parrilla se compactara más y que Newgarden le recortara distancias al japonés; se ponía a menos de medio segundo. En la Indy, los doblados son clave. Prueba de ello es que Power lo aprovechaba para pegarse mucho a Newgarden, incluso la ganaba la 2ª posición. El de Penske parecía dispuesto a tirarle el coche a Sato, que rodaba más lento porque estaba ahorrando combustible.

Bommarito 500 | Fuente: Penske

En torno a la vuelta 42 se abrió la primera ventana de paradas. VeeKay y Hunter-Reay eran los primeros en hacerlo. De los pilotos de cabeza, entraban Power y Negarden, también lo hacían otros pilotos como Pagenaud, Rahal o Palou. Sato seguía en pista y se encontraba con tráfico, tenía a Kimball justo por delante. Le consiguió adelantar y rodaba sin tráfico. Tan solo quedaban Sato y Askew sin parar, ambos entraban en boxes en la vuelta 59. La parada del japonés no fue demasiado rápida y volvió a la carrera en la 8ª posición, por detrás de Rosenqvist, aunque con una estrategia diferente.

Tras las paradas, O’Ward lideraba la carrera. Sin embargo, el de McLaren no rodaba demasiado rápido y se acercaban los pilotos que tenía por detrás. Su inmediato perseguidor era Power, que se mantenía a menos de medio segundo. Llegando al ecuador de la prueba, la carrera entraba en una fase bastante tranquila, con poca actividad y pocas luchas en pista. Es necesario destacar el trabajo de VeeKay, rookie que en este momento de la carrera rodaba 3º, tras salir 18º.

Hacia la vuelta 90 se abría la segunda ventana de paradas. Los pilotos de la zona media de la parrilla eran los primeros en parar, después lo hacía O’Ward y poco después paraban Power y Dixon. El de McLaren salía a pista por delante de VeeKay, pero perdía el liderato con Power; Newgarden aguantaba en pista y salía en el mismo lugar en el que estaba, entre O’Ward y VeeKay. Sato seguía tirando, pues sus neumáticos tenían menos rodaje. Se encontró con doblados y con tráfico al final de su segundo stint y eso le perjudicó. Así, entró a boxes en la Vuelta 109 y salió por detrás de VeeKay y por delante de Dixon.

Herta y Andretti seguían al frente de la prueba, pues todavía no habían entrado. Cuando lo hicieron, Herta salió justo por detrás de VeeKay, es decir, le ganó la posición a Sato. Con todas las paradas hechas, Power estaba al frente y O’Ward estaba a medio segundo. Los cinco pilotos de cabeza estaban a menos de tres segundos de distancia; Sato era 6º, aunque a ocho segundos de Herta. En la vuelta 131 entraba Marcus Ericsson a boxes porque se le había descolgado el alerón trasero. Perdió 12 vueltas en boxes, pero finalmente logró volver a la pista.

Entrábamos en el último cuarto de carrera, O’Ward entraba para hacer su última parada, también lo hacía Newgarden. En McLaren volvían a perder la posición en la parada, ya que el de Penske salía del pitlane ligeramente por delante de O’Ward. Una vuelta después entró Power, que se vio perjudicado por el tráfico y perdió la primera plaza. De esta manera, Newgarden asumió el liderato de la prueba a falta de 50 vueltas para el final. O’Ward le seguía y Power era 3º. Herta y VeeKay completaban el Top 5.

Teníamos por delante un final de carrera emocionante y prueba de ello era la lucha entre Herta y VeeKay por la cuarta posición. El de Ed Carpenter Racing le ha ganado la posición, pero se han tocado ligeramente  y Herta ha estado a punto de perder el control del coche. Ha controlado a la perfección, aunque no ha podido evitar perder la posición también con Dixon.

Parecía que la victoria iba a estar entre Newgarden y O’Ward. Llegaron a las últimas vueltas de la carrera con tres décimas de diferencia entre ambos. O’Ward cada vez estaba más cerca, pero Sato tocó el muro a falta de dos vueltas para el final y salió el coche de seguridad a la pista. El japonés no tenía daños aparentes en sus coche y seguía en la carrera, pero la prueba finalizó con la bandera amarilla. Por tanto, Newgarden se ha llevado la victoria y no hemos podido disfrutar de esa lucha final con O’Ward. Power, VeeKay y Dixon han completado el Top 5. Palou tan solo ha podido ser 12º. 

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1566 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.