Sato se impone en la Indy 500; Palou fuera y Alonso, 21º

Takuma Sato | Fuente: Rahal Letterman Lanigan Racing

Takuma Sato se ha llevado su segunda victoria en las 500 Millas de Indianápolis. El piloto ha protagonizado una intensa lucha en las últimas vueltas con Scott Dixon. Así, el de Chip Ganassi y Graham Rahal completan el podio. No ha sido el día para los pilotos españoles, pues Alex Palou ha impactado contra el muro superado el ecuador de la prueba y Fernando Alonso ha tenido problemas en la caja de cambios, aunque ha finalizado la carrera 21º.

A las 20:30 ha comenzado la 104ª edición de las 500 Millas de Indianápolis, una de las míticas carreras del automovilismo. Marco Andretti salía desde la pole, mientras que muchos ojos estaban puestos en los pilotos españoles. Alex Palou salía séptimo, desde la tercera línea, mientras que Fernando Alonso partía 26º, desde la novena línea.

En la salida, Dixon le ha ganado la primera posición a Andretti y Sato no ha tardado en hacer lo propio. Alonso ha ganado dos posiciones, mientras que Palou ha caído a la undécima posición. En las primeras vueltas se producía el primer incidente de la carrera. Ferrucci ha cerrado a Ed Carpenter contra el muro, por lo que ha tenido que entrar a boxes con la suspensión rota. En la vuelta 6, la llanta delantera derecha de James Davidson ha empezado a arder, por lo que ha tenido que detener su coche.

Con la carrera neutralizada, uno de los pilotos que más posiciones ha ganado ha sido Hunter-Reay, que se situaba segundo, por detrás de Dixon. Los pilotos de la posición 20 en adelante han aprovechado para entrar en boxes bajo la bandera amarilla; entre ellos, Alonso, que había caído a la 26ª posición de nuevo.  La carrera se relanzaba en la vuelta 13 y Dixon se marchaba sin mayores problemas; por detrás, Rossi intentaba ganarle la posición a VeeKay y a Hinchcliffe. Alonso superaba a Kimball y a Kellett para colocarse 24º, mientras por delante de él luchaban Pagenaud y Power.

La carrera comenzaba a estabilizarse y los pilotos se centraban más en ahorrar combustible mediante los rebufos. La segunda bandera amarilla de la carrera salía en la vuelta 25. Marcus Ericsson ha perdido la parte trasera del coche, ha contravolanteado y ha impactado contra el muro en la curva 2, pues no ha podido hacer nada con la suciedad que había en la parte exterior de la pista. Comenzó de nuevo el baile de paradas, sobre todo por parte de los hombres de arriba, aunque Alonso también aprovechó para parar. Palou hizo lo propio, aunque esta era su primera parada.

Askew asumió el liderato de la carrera, seguido de Pagenaud y Power. Alonso se ha desmarcado de la estrategia de estos dos últimos hombres, que rodaban justo por delante de él, al parar dos veces en estos primeros compases. En la relanzada, Pagenaud no se lo ha pensado y le ha tirado el coche a Askew para ponerse al frente de la prueba. El piloto de Penske, que salía justo por delante de Alonso y se llevó la victoria en la Indy 500 el año pasado, tenía muy buen ritmo.

Alonso adelantó a Rosenqvist para escalar a la 27ª posición, mientras Palou había caído a la 18ª. La carrera se estabilizaba de nuevo y muchos pilotos esperaban a que saliese una nueva bandera amarilla. En la vuelta 45 entraban a boxes Pagenaud y Askew; McLaren le ganaba la partida a Penske en la parada. De esta manera, Dixon volvía a ponerse al frente de la carrera, seguido de Rossi. Cuando se completaba el primer cuarto de la carrera, Palou escalaba a la 12ª posición y Alonso a la 20ª.  El piloto español de Dale Coyne decía que el ritmo y sus sensaciones con el coche eran buenas, pero perdía cuando se acercaba a los coches de delante.

Hacia la vuelta 60 se abría una nueva ventana de paradas. Andretti era el primero en volver a entrar a boxes, le seguía Hunter-Reay. Una vuelta después entraban Ferrucci y VeeKay; este último se llevó por delante a varios mecánicos y recibió una penalización. Alonso y Palou han vuelto a entrar en boxes, caían de nuevo a la 24ª y a la 18ª posición, respectivamente. Dixon también entraba y seguía al frente de la prueba sin mayores problemas, seguido de Askew y Pagenaud.

Dixon estaba al frente, pero se mantenía justo por detrás de Alonso, que tenía vuelta perdida aunque una parada más que el resto. El piloto de Ganassi decía por radio que se quedaría por detrás del asturiano para ahorrar gasolina. Cuando Dixon estaba a punto de doblar a Alonso, salía una tercera bandera amarilla en pista por un accidente de Kellett. Hanley le ha superado y Kellet ha perdido carga, por lo que no ha podido evitar el accidente. De esta manera, Alonso no ha sido doblado y ha podido recuperar la vuelta perdida con el líder de la carrera.

Dixon ha aprovechado la bandera amarilla para parar, Alonso también lo ha hecho, aunque su pitstop ha sido algo lento. Lo mismo le ha sucedido a Palou, pues había mucho tráfico. El de Dayle Coyne volvía a la pista en la 13ª posición, mientras que Alonso era 16ª.

La bandera verde ha durado poco, pues ha habido un accidente de Conor Daly y Askew en la relanzada. Ha sido primero Daly el que ha perdido el control de su coche al intentar adelantar a Palou, ha trompeado y ha impactado contra el muro. Por detrás, Askew ha intentado esquivar a Castroneves, también ha perdido el control del coche y se ha ido contra el muro. Los dos pilotos accidentados también han tenido un pequeño toque entre ellos. Ambos bajaban del coche por su propio pie, pero Askew se dolía de la rodilla izquierda.

Palou fuera y Alonso con problemas en la segunda mitad de la carrera

La prueba llegaba a la vuelta 100 bajo bandera amarilla. Se relanzaba la carrera y Rossi le ganaba la primera posición a Dixon. O’Ward superaba a Sato y se colocaba tercero. Por detrás, Alonso perdía dos posiciones, con Veach y Hinchcliffe, mientras que Palou aguantaba 13º. Dixon apenas tardó dos vueltas en volver a recuperar el liderato de la prueba, aunque jugaron al baile de posiciones durante varios giros. Palou apretaba y adelantó a Harvey, Kanaan, Hunter-Reay y a Herta para colocarse noveno en la vuelta 113. Palou intentaba coger el rebufo de Newgarden, pero no le podía seguir el ritmo.

Por delante, continuaban los relevos entre Rossi y Dixon, mientras que Sato le ganaba la tercera posición a O’Ward. Las malas noticias para Palou no tardaron en llegar. Era la vuelta 122 cuando el piloto español perdía la parte trasera del coche e impactaba contra el muro en la Curva 1. Finalizaban así las 500 Millas para él, la carrera más importante de su vida, en palabras del propio piloto. El resto aprovechaba la bandera amarilla para entrar en boxes y llegaban los problemas para el único español en la carrera.

Primero se le caló el coche a Alonso, después decía que su McLaren estaba en punto muerto y tenía problemas con el embrague. Finalmente, le tuvieron que cambiar el volante y pudo volver a pista con una vuelta perdida. El equipo le decía por radio que tenían un problema y en su siguiente parada no podía meter primera hasta que sus mecánicos le empujaran. Por delante, Rosenqvist estaba al frente, aunque no había hecho su parada, seguido de Dixon y Rahal. Rossi se descolgaba de la lucha por la victoria, pues le sancionaron por un ‘unsafe release’ y le obligaron a ir a la parte de atrás de la parrilla.

En la relanzada, Dixon no tardaba en superar a Rosenqvist. Pagenaud ha tenido mucha suerte, pues se ha tocado con Hunter-Reay y ha tocado ligeramente el muro, pero ha conseguido salvar el coche. Eso sí, ha tenido que entrar en boxes a cambiar el alerón delantero y y ha caído a la 26ª posición. La carrera terminaba de forma precipitada también para Rossi, que pasó de estar liderando la carrera a terminar contra el muro. Perdió la parte de atrás del coche e impactó fuerte contra el muro. “No teníamos previsto estar tan atrás, no tengo muchas ganas de hablar la verdad. He hecho lo que me han pedido“, dijo Rossi a la NBC tras su accidente.

Alonso decía por radio que no podía cambiar de marcha y tenía el coche en “modo de emergencia”. Aprovechó la bandera amarilla por el accidente de Rossi para hacer su última parada en boxes. A pesar de los problemas y de que los mecánicos tuvieron que empujarle durante muchos metros, pudo volver a la pista. La carrera se relanzó a falta de 45 vueltas para el final, Dixon se escapó, pero Sato quería impedirlo y se hizo con el liderato de la carrera. Alonso aguantaba 22º, aunque con una vuelta perdida. Entró a boxes también Pagenaud, pues quería llegar hasta el final y sorprender en los últimos giros.

La última ventana de paradas se abría en la vuelta 168 con el pit stop de Andretti, pues los líderes llevaban un stint de 40 vueltas. Sato entró a boxes y Dixon aguantó una vuelta más; la parada fue buena en Ganassi, pues salió por delante. Sin embargo, Sato estaba pegado a él y quedaban 28 vueltas por delante para decidir quién se llevaría la carrera.

Sato asumió el liderato, pero Dixon le cogía el rebufo. Rahal, Ferrucci y Newgarden luchaban por la última posición del podio. El de Penske tenía problemas porque llevaba el depósito de combustible lleno, por lo que Ferrucci le ganó la posición. El de Dale Coyne rodaba dos mph más rápido que Sato y Dixon, aunque no conseguía adelantar a Rahal. Alonso, que rodaba 21º, realizó su séptimo pit stop a falta de 17 vueltas para el final.

Las últimas vueltas fueron intensas, pues la victoria estaba en el aire. Sato tenía que defender la primera posición, con doblados por medio, Dixon tenía que aprovechar cualquier oportunidad. Rahal se pegaba al de Chip Ganassi, muy agresivo en las últimas vueltas. Los últimos giros eran de infarto y prueba de ello era el fortísimo accidente de Spencer Pigot: ha impactado con el muro en la Curva 4, ha cruzado la pista y ha vuelto a chocar contra las protecciones de la entrada de boxes. Ha sido un accidente fuerte, pero el piloto se ha bajado del coche por su propio pie, aunque algo conmocionado.

Con la bandera amarilla y la imposibilidad de disputar con bandera verde las últimas vueltas, Sato se ha llevado su segunda victoria en las 500 Millas de Indianápolis. Dixon y Rahal han completado el podio. Por detrás han terminado Ferrucci, Newgarden y el ‘rookie’ O’Ward. Alonso ha finalizado 21º y está será la última participación del piloto español en los próximos años por sus compromisos en Fórmula 1.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1537 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.