24 Horas de Le Mans 2020: continúa la batalla entre Toyota y Rebellion; gran peso de los GTE en esta edición

Fotomontaje MotortimeES - Ángela Merino

Las 24 Horas de Le Mans se disputarán este fin de semana. Todas las categorías llegan con luchas abiertas para llevarse el título: Toyota y Rebellion lucharán por hacerse con la victoria de la carrera, mientras que el duelo en GTE también será de altura.

La tradicional prueba que se corre cada año en el circuito de La Sarthe es decisiva para el campeonato. Este año no será la última cita de la temporada, pues todavía quedan por delante las 8 Horas de Baréin, pero sí sigue siendo decisiva por su valor doble. En este sentido, en LMP1 parece que la victoria caerá del lado de Toyota, aunque Rebellion intentará plantarle cara y conseguir un buen resultado antes de disolver su programa de resistencia. En LMP2 el Oreca #22 de United Autosport lidera la categoría, aunque el Oreca #37 de Jackie Chan le sigue muy de cerca.

Los GTE jugarán un papel decisivo en esta carrera, pues son mayoría con respecto a los prototipos. En GTE-Pro lucharán por el título el Aston Martin #95 y el Porsche #92, aunque los Ferrari también buscarán tener su oportunidad. Por último, GTE-Am siempre es la clase más impredecible, a lo que se suma la superioridad numérica de Ferrari.

LMP1

Todo apunta a que en esta categoría la victoria será para uno de los Toyota. La formación japonesa está exenta del hándicap de éxito, pues era la única condición para que aceptaran el lastre en el resto de pruebas del campeonato. En este sentido parten con cierta ventaja, aunque el EOT ha confirmado que deben tener un peso de 895 kg, siete más que los que tuvieron en 2019, aunque muy por debajo de los 932 kg de peso que han sufrido el resto de la temporada.

Aún así, Rebellion, que compite con sus dos prototipos, intentarán plantarle cara a los Toyota para impedir que se lleven la victoria. Además, será la última participación de Rebellion en Le Mans. El ByKolles#4 completa la alineación de LMP1 con Tom Billmann, Bruno Spengler y Oliver Webb.

En cuanto a la lucha por el campeonato, el Toyota #7 lidera la tabla con 137 puntos, doce más que el Toyota #8, frente a los 109 del Rebellion #1, el único coche de la formación que compite en el WEC a tiempo completo. En este prototipo compiten Gustavo Menezes, Norman Nato y Bruno Senna, mientras que a esta carrera también se sumará el Rebellion #3, con Nathanaël Berthon, Louis Delétraz y Romain Dunas al volante.

LMP2

El Oreca #22 de United Autosport es el líder de esta categoría, con Filipe Albuquerque, Philipp Hanson y Paul Di Resta, con 120 puntos, 22 más que el Oreca #37 de Jackie Chan. En este sentido, parece que la victoria va a caer del lado de los prototipos Oreca, pues hay más coches a tener en cuenta.

Entre ellos está el Oreca #29 del Racing Team Nederland, con Nyck de Vries, Frits Van Eerd y Giedo Van der Garde. Especial atención hay que poner sobre el Oreca #38 de Antonio Félix Da Costa y Roberto González, a los que ahora se une Anthony Davison.

En LMP2 hay un total de 24 inscritos. Entre ellos también encontramos al español Roberto Merhi, que compite en el Oreca #35 de Eurasia Motorsport. Una de las grandes novedades es el Oreca #50 de Richard Mille Racing, formado por una alineación completamente femenina: Tatiana Calderón, Sophia Flörsch y Beitske Visser.

Oreca #50 de Richard Mille Racing | Fuente: FIA

GTE-Pro

Los GTE tendrán un papel muy importante en esta edición de las 24 Horas de Le Mans, pues son más que los LMP. En la clase GTE-Pro correrán ocho coches, de once que estaban previstos inicialmente. El coronavirus ha afectado de lleno a esta categoría y los equipos americanos no han podido viajar a Francia. Los tres coches que faltan son los dos Porsche 911 RSR de CORE Autosport. Corvette Racing también es baja para esta edición, lo que también implica la ausencia del español Antonio García.

Los Ferrari son mayoría en en GTE-Pro y las principales opciones para luchar por la victoria son el Ferrari #51 de James Calado, Alessandro Pier Guidi y Daniel Sierra y el Ferarri #71 del español Miguel Molina, Sam Bird y Davide Rigon. Algunas formaciones con origen en Estados Unidos, como son Risi Competizione y WeatherTech Racing, también competirán en la categoría.

A pesar de la superioridad numérica de Ferrari, los que compiten para llevarse el título son el Aston Martin #95 y el Porsche #92. La diferencia entre ambos en el campeonato es de 19 puntos, por lo que esta prueba puede ser la definitiva para que se descante la balanza. Por este mismo motivo, será necesario prestar atención al Aston Martin #97 y al Porsche #91.

GTE-Am

La categoría GTE-Am siempre ofrece luchas interesantes y en esta ocasión no será menos, pues son 22 los coches que compiten en esta categoría. Buena parte de ellos, un total de 12, son los Ferrari 488 GTE, aunque el líder del Mundial es el Ferrari #83 de Emmanuel COllard, Nicklas Nielsen y François Perodo con 110 puntos.

No obstante, el Aston Martin #90 de TF Sport será un rival importante a tener en cuenta. La carrera en esta clase siempre es impredecible, por lo que el resto de coches también pueden tener oportunidades de luchar por la victoria: los tres Porsche de Team Project 1, los cuatro Dempsey-Proton Racing o el Gulf Racing.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1473 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.