Gasly ganó en Monza: un piloto francés no conseguía la victoria en F1 desde 1996

Pierre Gasly y los mecánicos de AlphaTauri en Monza | Fuente: AlphaTauri

Pierre Gasly se alzó con la victoria en el Gran Premio de Italia; así, le dio un triunfo a su país, pues un piloto galo no ganaba una carrera de Fórmula 1 desde que lo hiciera Olivier Panis en 1996.

Nadie se esperaba una carrera como la de Monza, ni que después de 53 vueltas, dos coches de seguridad y una bandera roja, Gasly subiría al cajón más alto del podio. Pero el francés condujo a la perfección, no cometió errores y cruzó la línea de meta con cuatro décimas de ventaja sobre Carlos Sainz, su rival en las últimas vueltas.

Además de darle una alegría a AlphaTauri en la carrera de casa, también le dio una alegría a su país. Un piloto francés no ganaba una carrera de Fórmula 1 desde el Gran Premio de Mónaco de 1996. Como ocurrió ayer en Monza, también fue una de esas carreras locas que pueden terminar con cualquier resultado.

¿Qué pasó en Mónaco 1996?

No había llovido en todo el fin de semana, pero comenzó a llover justo antes de la carrera. Dirección de carrera les concedió a los pilotos una pequeña sesión de entrenamientos de 15 minutos antes del comienzo de la carrera, para que se acostumbraran a rodar con el asfalto mojado. Algunos pilotos optaron por no salir a pista por el miedo a tener un accidente y no poder disputar la prueba.

Michael Schumacher tenía la pole, por detrás salía Damon Hill y la segunda línea era de los pilotos de Benetton: Jean Alesi y Gherard Berger. Los incidentes no se hicieron esperar y Andrea Montermini tuvo un accidente en la vuelta de formación. Se apagaron los semáforos y Jos Verstappen no pudo pasar de la primera curva; el holandés salió a la pista con slicks, ya que no llovía en el momento de la salida, aunque la pista estaba mojada.

Los dos pilotos de Minardi –Giancarlo Fisichella y Pedro Lamy– salían muy atrás y tuvieron su particular pelea en los primeros metros. Ambos terminaron fuera de la carrera. En la salida, Schumacher perdió la primera posición y ahora era Damon Hill el que lideraba. Sin embargo, el Kaiser también perdió el control del Ferrari y terminó contra el muro. Rubens Barrichello fue otro de los que no pudo pasar de la primera vuelta, ya que trompeó en la Rascasse.

Hill lideró hasta la mitad de la carrera, pero un problema en su caja de cambios le obligó a retirarse. La pista poco a poco se iba secando y la carrera se estabilizó. Con el abandono de Hill, era Jean Alesi el que lideraba y todo indicaba que el francés se subiría al cajón más alto del podio. Sin embargo, tuvo un problema en su suspensión y también se tuvo que retirar a falta de 20 vueltas para el final.

GP de Mónaco 1996 | Fuente: F1

El liderato lo heredó otro piloto francés, Olivier Panis, que había comenzado la carrera en la 14ª posición con el Ligier Mugen Honda. Por detrás rodaba David Coulthard. A falta de cinco vueltas para el final, dos finlandeses abandonaron: Mika Salo y Mika Häkkinen por una colisión entre ambos. De esta modo, tan solo quedaban cuatro pilotos en pista.

Heinz-Harald Frentzen era el cuarto y último clasificado, pero decidió retirarse a falta de una tres vueltas para el final y asegurarse así los puntos. El alemán estaba luchando con el otro Sauber, el de su compañero Johnny Herbert, y el equipo se quiso asegurar los puntos y que los dos pilotos no acabaran contra el muro.

De esta manera, solo tres pilotos cruzaron la línea de meta y salieron airosos de la locura de Mónaco. Olivier Panis cruzó la línea de meta en primera posición, Coulthard fue segundo y Herbert cerró el podio. Sin embargo, aunque solo tres pilotos terminaron, hubo siete clasificados, pues completaron más del 90% de la duración total de la carrera.

De esta manera, el francés consiguió su primera y única victoria en Fórmula 1; también fue la última victoria de Ligier en la categoría y la primera que conseguían en 15 años. Panis corrió durante 11 temporadas en la Fórmula 1 y esta fue la única victoria de su trayectoria en la categoría reina del automovilismo.

Olivier Panis | Fuente: Ligier

Gasly vuelve a darle una victoria a Francia y a AlphaTauri

Después de 24 años sin sonar el himno francés en honor a un piloto al acabar un Gran Premio, ayer por la tarde sonó La Marsellesa en Monza. Gasly condujo a la perfección y logró una victoria que es fruto del esfuerzo de los últimos meses.

El francés debutó en la Fórmula 1 con Toro Rosso en 2017, aunque no fue hasta 2018 cuando disputó su primera temporada completa. Consiguió un cuarto puesto en Baréin, el tercer mejor resultado de la historia del equipo. También puntuó en carreras como Mónaco, Hungría, Bélgica y México. Por tanto, finalizó la temporada en la 15ª posición del Campeonato, por delante de su compañero de equipo por aquel entonces, Brendon Hartley.

Tras la marcha de Daniel Ricciardo a Renault, Red Bull decidió subir a Gasly en 2019. El francés fue el compañero de Max Verstappen y su rendimiento en la primera mitad de la temporada no fue el esperado. No consiguió subir al podio, mientras que su compañero lo logró dos veces en el mismo periodo de tiempo. El francés estaba por detrás de Verstappen y Red Bull decidió hacer un cambio de pilotos tras el parón veraniego: Gasly volvió a Toro Rosso y Alex Albon subió a Red Bull.

En el Gran Premio de Bélgica, el primero tras el regreso de Gasly a Toro Rosso, tuvo lugar el trágico accidente que le costó la vida a Anthoine Hubert, amigo y compañero de Pierre desde el karting. Fue un fin de semana complicado para él; en lo estrictamente deportivo, fue noveno. La temporada solo podía ir a mejor y los buenos momentos llegaron en Brasil, cuando consiguió su primer podio en Fórmula 1 gracias a una segunda posición.

Continuaría en 2020 en Toro Rosso, ahora renombrado como AlphaTauri. Este año ha tenido buenos resultados, ha puntuado en todas las carreras, salvo en Estiria, Hungría y el GP del 70º Aniversario. Bélgica volvió a ser un fin de semana complicado para él por los homenajes a su amigo Hubert, pero Gasly realizó una buena actuación. Comenzó la carrera con los neumáticos duros y una estrategia diferente al resto; no entró a boxes cuando salió el coche de seguridad por el accidente entre Kimi Räikkönen y Antonio Giovinazzi.

Pierre Gasly en el GP de Bélgica | Fuente: LAT Images

Cuando hizo su parada, perdió muchas posiciones. Sin embargo, en el segundo stint remontó y consiguió llevar su AlphaTauri a la octava posición, tras adelantar a los dos Racing Point en las últimas vueltas. De esta manera, el francés fue elegido Piloto del Día.

Tras estas buenas sensaciones, Gasly llegó a Monza con la intención de conseguir otro buen resultado para el equipo, aunque no se imaginaba el desenlace. El AlphaTauri iba bien en Monza, Gasly fue cuarto en los segundos entrenamientos libres. En la clasificación consiguió colarse en la Q3, a pesar de que Daniil Kvyat no lo hizo, y salió en la décima posición.

En la carrera, Gasly fue uno de los primeros pilotos en hacer su parada, justo cuando Kevin Magnussen se quedó parado y salió la bandera amarilla, antes del coche de seguridad y de que se cerrara el pitlane. Cuando se volvió a abrir, entraron el resto de pilotos y Gasly se vio en la tercera posición de la carrera, solo por detrás de Hamilton, que tenía que cumplir con una sanción, y de Lance Stroll, que no había parado.

La bandera roja que salió después por el accidente de Charles Leclerc benefició al canadiense de Racing Point, pues pudo cambiar sus neumáticos durante la suspensión de la carrera y no perdió la segunda plaza. Sin embargo, Stroll se pasó de frenada en la resalida y perdió la posición. Por tanto, Gasly era segundo y, cuando Hamilton cumpliera su sanción, lideraría la carrera.

Gasly se puso al frente y tenía que aguantar a los coches que venían por detrás durante más de 20 vueltas si quería esa victoria. Sainz adelantó a Stroll y después a Räikkönen; por tanto, solo tenía por delante al de AlphaTauri. El español recortó distancias y llegó a ponerse a menos de un segundo en la última vuelta, pero el McLaren perdía mucho en los dos últimos sectores y la velocidad punta del AlphaTauri era superior a la del MCL35.

Pierre Gasly en Italia | Fuente: AlphaTauri

Gasly pilotó sin errores y llevó su monoplaza hasta la bandera de cuadros. Todo el equipo AlphaTauri enloquecía con la hazaña del francés, pues le había dado la segunda victoria de su historia, la primera desde 2008. Además, era el Gran Premio de casa de la escudería. Sonó el himno francés en Monza y después el italiano, aunque esta vez no fue en honor a Ferrari.

Las lágrimas de Gasly en el podio, junto con sus declaraciones post-carrera, mostraban que este resultado es el esfuerzo de muchos meses de trabajo, de subidas y de bajadas.

«He pasado por muchas cosas en los últimos 18 meses y esto ha sido mejor de lo que me esperaba. Me centré mucho cuando volví a AlphaTauri, día a día, carrera a carrera, mejoramos y nos hicimos más fuertes. Este equipo me dio mi primer podio en Fórmula 1 el año pasado en Brasil, hoy estos chicos me han dado mi primera victoria en Fórmula 1, en Italia, en Monza, con un equipo italiano», ha añadido Gasly.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1797 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.