United Autosports #22 consigue el campeonato tras su victoria en LMP2 en Le Mans

United Autosports #22 | Fuente: WEC

United Autosports #22, el coche de Phil Hanson, Filipe Albuquerque y Paul Di Resta, se alzó con la victoria en LMP2 en las 24 Horas de Le Mans. Como consecuencia, también ganan el campeonato en su categoría, aunque solo Hanson y Albuquerque se alzan con el triunfo, pues Di Resta no ha estado en todas las citas.

El #22 de United Autosports se alzó con la victoria en LMP2 en las 24 Horas de Le Mans. Fue un final de carrera emocionante para ellos, pues lideraban con 50 segundos de ventaja sobre el JOTA #38 y tenían que hace todavía una parada. Volvieron a la pista en la primera posición, aunque solo con seis segundos de ventaja sobre el JOTA #38, pilotado por Davidson. Parecía que el #38 no iba a parar e incluso jugaron al despiste al decirle por radio que podía alcanzar al #22. Se vivieron unas vueltas de infarto hasta que el JOTA entró a boxes a falta de poco más de cinco minutos para el final de la carrera.

De esta manera, el #22 se alzó con la victoria en LMP2 y también consigue en el campeonato en su categoría, a pesar de que todavía faltan las 8 Horas de Baréin. El equipo comenzó la temporada con un abandono en las 4 Horas de Silverstone y desde entonces han ido en una dinámica ascendente. En las 6 Horas de Fuji consiguieron la 4ª posición en su categoría, mientras que cruzaron la línea de meta en la 5ª posición en las 4 Horas de Shangai. A partir de ahí llegaron las victorias y encadenan cuatro consecutivas: en las Baréin, COTA, Spa y ahora suman la de Le Mans.

Así, el equipo suma 50 puntos con esta victoria, más 1 punto por conseguir la Hyperpole. Phil Hanson y Filipe Albuquerque se alzan con el título con 171 puntos, pero no Paul Di Resta, que se ha perdido la cita de Fuji y posee 156 puntos. En esta carrera su lugar lo ocupó Oliver Jarvis.

«¡Qué forma de ganar al final! Pensé que lo habíamos tirado a la basura porque no sabíamos no sabíamos si el JOTA tenía que parar o no, así que fueron unos últimos diez minutos agitados y eso hizo la carrera para mí. No es tan emocionante cuando  estás intentando llevar el coche a la meta, es mejor cuando estás empujando para llegar en la primera posición. Así que, fue realmente emocionante la forma en la que terminó la carrera», expresó Phil Hanson al terminar la carrera en un comunicado oficial de la FIA.

United Autosports #22 | Fuente: WEC

Albuquerque, por su parte, confiesa que es su séptima participación en las 24 Horas de Le Mans y llevaba mucho tiempo luchando por hacerse con la victoria. Aunque en la carrera ha habido muchos coches fuertes, da la clave para ganar en Le Mans: «En la carrera ha habido muchos coches fuertes, que tenían la velocidad para conseguir la victoria, pero se quedaron fuera. Le Mans va de consistencia, de no cometer errores y de ponerlo todo junto».

El portugués también ha explicado cómo vivieron el final de carrera, con el JOTA #38 y las paradas en boxes. Además, recuerda que Le Mans es una carrera que elige a su ganador.

«Incluso liderando con una ventaja de uno o dos minutos, puede suceder algo, siempre es una apuesta con los coches de seguridad. Estábamos muy felices con el último coche de seguridad, cuando Phil estaba en el Safety Car A y ellos –JOTA #38– estaban en el B. Al final, durante los últimos diez minutos, no estaba garantizada la victoria, incluso con 50 segundos por delante. Teníamos que parar para repostar y no sabíamos si ellos tenían que entrar. Realmente me gusta esta frase: ‘No eres tu quien elige a Le Mans, es Le Mans quien te elige a ti’. Me preguntaba cuándo iba a ser mi día en Le Mans y realmente quería ganar esta vez».

Paul Di Resta asegura que ganar las últimas cuatro carreras de forma consecutiva es algo único, especialmente cuando una de ellas es en Le Mans. El británico sabía que si trabajaban duro podían ganar la carrera.

«Ganar cuatro carreras del WEC de forma consecutiva es excepcional y único, especialmente cuando una de ellas es Le Mans. Creo que hemos entendido que si venimos aquí y hacemos un muy buen trabajo, podemos estar en una buena posición para ganar esta carrera, pero es la guinda del pastel conseguir también la Hyperpole en esta increíble pista y conseguir también el récord de vuelta«, ha añadido.

Para finalizar, señala que la experiencia sin aficionados no es igual, pero Le Mans tiene algo que lo hace mágico de cualquier forma. Además, opina que LMP2 es la categoría más difícil de ganar, por lo que le da las gracias a todo el mundo en el equipo.

«LMP2 ha sido la clase más difícil para ganar, en el borde del asiento hasta el final y ahora podemos disfrutar con el equipo. Realmente son luchadores, se esforzaron, trabajaron toda la noche, durmiendo en el motorhome y han estado reparando el coche. Un trabajo increíble de todos ellos, ¡no reciben suficiente crédito por lo que les corresponde!», ha comentado para finalizar.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1700 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.