Alex Haro, copiloto de Giniel de Villiers: “Con el nuevo roadbook debes ser muy preciso”

De Villiers durante la quinta etapa que acabó ganando | Fuente: dakar.com

Para Giniel de Villiers es el decimoctavo Dakar, desde 2012 con el Toyota y consiguiendo dos segundos puestos como mejor resultado en la General. Junto a él está Alex Haro, un copiloto ha español que participa en su séptimo Rally, el segundo al lado del sudafricano tras su etapa con Nani Roma.

La quinta etapa fue una auténtica locura para los participantes, concretamente para los copilotos, enfrentándose a una dura navegación. Gracias a Haro, De Villiers se llevó la victoria en esa Especial: “Estoy muy orgulloso de conseguirlo. Ese lío del principio no era una cosa obvia, no tenías que dejarte llevar por las huellas y sí seguir el roadbook, pero hasta que coges la dinámica, cuesta”, decía Alex en una charla con AS durante la jornada de descanso.

A pesar de la victoria y el buen ritmo, Haro afirma que algo les estaba saliendo mal y no dudaron en buscar respuestas: “Veníamos de unos días difíciles y supimos saber qué estaba pasando. Vimos que teníamos que sentarnos y analizarlo porque siempre habíamos ido bien y no sabíamos qué nos pasaba. Hemos encontrado unas claves y nos funcionaron, y eso es lo que me dio satisfacción, darle la vuelta a la situación y ver que somos capaces de hacerlo”.

En cuanto a la navegación, el español dice que es mejor ser preciso antes de buscar la velocidad, sobre todo en los cruces: “A mí me gusta, no considero que estén haciendo algo excepcional que no se ha haya hecho otros años, si no que tiene ese punto de dificultad que lo tienes que buscar y hay que ser muy preciso”.

De Villiers y Haro en acción | Fuente: dakar.com

Los fallos en el roadbook no han faltado, concretamente dos notas estaban mal explicadas: “Faltaba información, hicieron una modificación y no pusieron el rumbo, y como no te lo puedes preparar… No sé si está hecho adrede y hemos pedido que no puede ser que algo así no esté, porque si no es una lotería. En un sitio había tres cañones y no indicaba por dónde meterte, entonces tiras la moneda y donde salga”, explicaba Haro sobre la viñeta.

Esto hace que la carrera se complique, algo que Sainz ha comentado y que Haro apoya, pero no está de acuerdo en que el copiloto no deba tener importancia: “Es que es un rally de equipo. Hay momentos que parece que sea solo de pilotos, a veces se habla solo de ellos, pero esto es un equipo. Un piloto no funciona sin un buen copiloto y viceversa. En el coche están dos, si no, no sería el Dakar”.

Fuera de polémicas, el antiguo compañero de Roma está contento con su adaptación al nuevo roadbook, pero admite que “cambia la manera de trabajar”. Confiesa que lo único con lo que está en desacuerdo es en recibir la hoja de ruta quince minutos antes de empezar la Etapa, ya que “cuando llegas a una zona complicada, dudas”.

Acerca de Jaime Chico 4134 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.