Red Bull, sinceros de cara a 2022: «La congelación es la única forma de salir adelante»

Helmut Marko en Nürburgring. Foto: Sutton Images.

El asesor de Red Bull, Helmut Marko, asegura que la marca de bebidas energéticas tan sólo saldrá adelante si se aprueba la congelación de motores para 2022. Los austriacos están cerca de cerrar su acuerdo con Honda para adquirir su propiedad intelectual pero le dan mucha más importancia a detener el desarrollo de las unidades de potencia el próximo año.

Marko deja claro que lo más importante es llegar a un acuerdo para detener la congelación de motores, y además añade, que si no llegan a un acuerdo con Honda, no tienen un Plan B. Eso sí, confían en detener el desarrollo de las unidades de potencia, dado que con su alto coste es lo más lógico en términos económicos.

“La congelación de motores es lo más importante. La diferencia de opiniones lo está haciendo todo algo más complicado, pero vamos poco a poco. Si la congelación entra en vigor, el proyecto será más llevadero para nosotros”, ha comentado Marko.

“No tenemos un plan B. Si las negociaciones no acaban bien, en Red Bull vamos a tener que pensar drásticamente sobre nuestro futuro en la Fórmula 1. Por sentido común y por razones económicas, la congelación es la única forma de salir adelante con estas unidades de potencia tan desafortunadas”.

Por otro lado, Marko deja claro que Red Bull y Honda están cada vez más cerca de cerrar el acuerdo de cara a 2022. Eso sí, para la marca de bebidas energéticas es más importante cerrar la congelación de motores, y esperan una respuesta por parte de la FIA la próxima semana. Además, el austriaco critica las actuales unidades de potencia, dadas su alto coste.

“Tanto Honda como nosotros hemos clarificado bien las cosas. El tiempo está arreglado, pero no nos relajaremos hasta que tengamos un acuerdo de la FIA dejando claro que la congelación de motores entrará en vigor en 2022. Estamos esperando su decisión, la clarificación debería llegar la próxima semana”.

“Tenemos un límite de gastos y también estamos hablando con los pilotos para rebajar sus sueldos, pero con los motores todo está más abierto. Además, quizá las nuevas regulaciones se atrasen a más tarde 2026. Los motores de hoy en día son incluso más caros que los pilotos, no tiene sentido”, ha remarcado Marko para terminar.