Dragon Penske se une a Bosch y confirma su compromiso con los Gen3

Sérgio Sette Câmara en los test de pretemporada de Valencia | Fuente: Dragon Penske Autosport

Dragon Penske ha confirmado un acuerdo de patrocinio con Bosch a largo plazo, por lo que se entiende que se comprometen con los nuevos Gen3 que llegarán en la temporada 2022/2023.

El equipo Dragon no introducirá su nuevo tren motriz hasta el ePrix de Roma del próximo mes de abril. Fruto de su unión con Bosch, también utilizarán un sistema electrónico de vehículos diseñado por la marca que se encargará de controlar el frenado regenerativo y la pantalla del piloto en el cockpit.

“La colaboración con DRAGON mejora nuestra participación exitosa como patrocinador de la Fórmula E. Con esta asociación, Bosh subraya su reclamo como proveedor líder de soluciones de gestión de sistemas de propulsión, tanto en electromovilidad para vehículos de producción como en deportes de motor electrificados”, ha afirmado Markus Heyn, miembro del consejo de administración de Robert Bosch GmbH.

El acuerdo de Dragon y Bosch es a largo plazo y también se ha sabido que la marca planea desarrollar un tren motriz completo de cara a los Gen3. Por tanto, se entiende que Dragon estará presente en la nueva era de la Fórmula E que llegará en la temporada 2022-2023.

Jay Penske, propietario y jefe del equipo, afirma que están muy emocionados de embarcarse en este viaje junto a Bosch. Además, explica que le darán una plataforma para poder mostrar sus capacidades al tiempo que desarrollan tecnologías específicas para la Fórmula E.

“También se podrán utilizar las habilidades narrativas del equipo para ilustrar el papel que Bosch está desempeñando como líder de la electrificación de la industria de la movilidad. Esta asociación técnica a largo plazo marca un punto de inflexión significativo para el equipo y espero ver los frutos de nuestra alianza en el buen camino esta temporada cuando presentemos nuestro nuevo paquete a finales de este año”, ha añadido.

Entre los beneficios que aportará Bosch a Dragon destaca un sistema de cableado que proporcionará una integración óptima dentro de los monoplazas. Además, equiparán cada coche con medidores de datos para poder mejorar la investigación y todas las pruebas que se realicen. En este sentido, la telemetría y el análisis de los datos será más preciso; además, el equipo tendrá muchos más datos significativos sobre el coche, el tren motriz y los neumáticos.

“Nuestro objetivo es siempre lograr el equilibrio adecuado entre la eficiencia energética y los tiempos por vuelta en todas las condiciones de pista y de carrera para aprovechar de manera óptima todo el potencial del vehículo. La amplia transferencia de conocimientos y experiencia en Bosch entre los desarrollos de producción en volumen y las aplicaciones para la pista nos ayuda en este sentido”, ha afirmado Klaus Böttcher, vicepresidente de Bosch Motorsport.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1537 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.