Palou tira de estrategia y consigue su primera victoria en la IndyCar

Alex Palou en Barber | Fuente: Chip Ganassi

Alex Palou ha conseguido su primera victoria en la IndyCar en su debut con Chip Ganassi. El piloto español ha acertado con la estrategia, se ha hecho fuerte sobre la pista y ha aguantado detrás a Will Power durante los últimos giros. El de Penske y Scott Dixon completan el podio.

Pato O’Ward consiguió ayer la primera pole de la temporada y en la salida mantuvo la primera posición, también lo hicieron Alexander Rossi, Alex Palou y Will Power. Sin embargo, uno de los grandes favoritos, Josef Newgarden, provocó un accidente múltiple por detrás. El de Penske perdió la parte trasera de su coche, trompeó y hubo varios pilotos que no pudieron evitarle. Los peor parados fueron Felix Rosenqvist, Ryan Hunter-Reay y Colton Herta.

El piloto de Andretti confirmó que no sabía hacia qué dirección iba a irse Newgarden al trompear y no pudo evitarle. Jimmie Johnson, Rinus VeeKay y Max Chilton también se vieron involucrados, aunque en menor medida, y pudieron continuar en la carrera tras un paso por boxes.

En la vuelta 8 se relanzó la carrera y O’Ward seguía al frente, aunque con mucho sobreviraje y con Rossi justo detrás a muy buen ritmo. Sin embargo, la bandera verde en pista duró poco: Johnson perdió la parte trasera del coche, trompeó y ya no pudo volver a arrancar su monoplaza. Sin embargo, el piloto de Chip Ganassi consiguió llegar a boxes y pudo volver a la carrera. De la misma manera, algunos pilotos de la zona baja de la tabla también aprovecharon la bandera amarilla para hacer sus primeras paradas.

En la relanzada, los más rápidos eran Rossi y Palou, que apretaban a un O’Ward con sobreviraje y con el neumático trasero izquierdo muy desgastado. La buena noticia en Arrow McLaren es que sus mecánicos conseguían reparar los daños del coche de Rosenqvist, por lo que el piloto sueco volvía a la carrera con 12 vueltas perdidas.

En la vuelta 18, O’Ward y Rossi entraban a boxes, lo que dejaba a Palou como líder de la carrera. El ritmo del español a partir de este momento fue muy bueno, exprimió al máximo sus neumáticos e incluso consumió algunos segundos de su ‘push to pass’. Palou entró a boxes en la vuelta 31, ya que había reportado por radio vibraciones en la parte izquierda de su coche, aunque su equipo le insistía que alargara al máximo su stint. La estrategia funcionó, pues el piloto de Chip Ganassi salió con una amplia ventaja sobre O’Ward y Rossi.

Sin embargo, O’Ward se marcó un gran stint, calentó rápidamente sus neumáticos y le ganó la posición a Palou en la vuelta 36. Al español le costó algo más calentar sus neumáticos, mientras que Rossi marcaba vuelta rápida personal. A priori, la estrategia estaba clara: O’Ward y Rossi irían a tres paradas, Palou a dos, aunque en un primer momento parecía poco probable llegar a meta con solo dos ‘pit-stops’.

Las siguientes paradas de O’Ward y Rossi llegaron en la vuelta 42, ya que el rendimiento de los neumáticos duros era menor de lo esperado. Esto dejó a Palou al frente de la carrera de nuevo, mientras que los pilotos seguían teniendo problemas para poner en temperatura el neumático duro. Power y Dixon también rodaban a muy buen ritmo, ambos con una estrategia similar a la de Palou.

Por detrás, VeeKay apretaba detrás de Bourdais y de Rahal. Palou hizo su tercera parada en boxes en la vuelta 60, confirmándose así la acertada estrategia a dos paradas de Chip Ganassi. Esto eliminó de la pelea por la victoria a O’Ward y Rossi, que tenían que hacer dos paradas más, pero metía en la pelea a Power y a Dixon. Los tres hicieron su segunda parada en el mismo momento y también salieron a la pista bastante cerca; poco después hicieron O’Ward y Rossi su tercer ‘pit-stop’.

El piloto mexicano, pese que tuvo un pequeño susto al irse por la hierba, le ganó la cuarta posición a Ericsson para quedarse a tan solo 11 segundos de Palou y meterse en el grupo de la cabeza. Las últimas vueltas de la carrera han estado marcadas por la lucha entre Palou y Power, con el de Penske con más segundos de ‘push to pass’ que el español.

Palou se hizo fuerte en las vueltas finales y consiguió mantener detrás a un piloto de la talla de Power. Así, el barcelonés firma su primera victoria en la IndyCar, la primera de un piloto español en esta categoría, precisamente en su debut con Chip Ganassi. Power y Dixon completan el podio. Grosjean, por su parte, ha sido el mejor ‘rookie’ y se ha colado en el Top 10.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1207 Articles
Casi periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.