Richard Verschoor vuela en el Circuit superando el tiempo de Lundgaard

Richard Verschoor en Barcelona | Fuente: fiaformula2.com

Durante el primer día fue ART Grand Prix, mientras que este sábado ha sido MP Motorsport gracias a Richard Verschoor. Incluso ha superado el crono que realizó Christian Lundgaard.

El holandés ya dio la sorpresa en Baréin durante su debut en la Fórmula 2. Aunque fue Lirim Zendeli quien marcó el ritmo en la mañana de Barcelona, 1:29.440. También fue Campos Racing quien salió como un tiro, Ralph Boschung le superó por dos décimas. Sobre la hora y media de sesión se montaron los neumáticos medios.

Llegó la primera bandera roja, de nuevo para Roy Nissany trompeado en la tercera curva. Pudo recomponerse para hacer el sexto mejor tiempo de la mañana con el DAMS. Felipe Drugovich fue el primero en bajar de 1:29 en esta mañana, seguido de Théo Pourchaire. Las vueltas cronometradas continuaron hasta que Verschoor marcó 1:28.280. Boschung fue segundo a una décima del mejor tiempo.

Gianluca Petecof salió a pista de los primeros ya por la tarde. Puso su Campos en primer lugar gracias a su 1:30.684. Una vez más, la tarde estuvo centrada en las tandas largas, aunque Drugovich saltó hasta el segundo lugar. Matteo Nannini se colocó tercero. Durante la tarde hubo tres banderas rojas; primero Alessio Deledda trompeando en la curva 12 y después en la 1, mientras que Robert Shwartzman se debuto en la curva tres, el de PREMA fue décimo.

David Beckmann se colocó primero tras la reanudación con un tiempo de 1:29.385, mientras que Guilherme Samaia hizo un tiempo de 1:29.501 que le hizo ser segundo. Zendeli fue sexto durante la tarde. El hombre más rápido del viernes, Christian Lundgaard, fue octavo por la tarde sumando 61 vueltas, el que más hizo.

El tiempo de Verschoor, conseguido en la mañana, no fue superado por ningún piloto durante la tarde. Los equipos afrontarán la tercera jornada este domingo a partir de las 9:00.

Acerca de Jaime Chico 1971 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.