La FIA modifica la normativa del Dakar tras la entrada del prototipo híbrido de Audi

Prototipo de Audi para el Dakar 2022 | Fuente: Audi

La entrada de Audi al Dakar ha despertado quejas entre otros equipos y también ha obligado a los organizadores a hacer algunas modificaciones en las normas, así como a incluir una nueva categoría.

Audi confirmó a finales de 2020 su salida de la Fórmula E al término de la presente temporada para centrarse en sus proyectos en el WEC y en el Dakar 2022. La marca todavía no ha presentado el coche que pondrán sobre las dunas de Arabia Saudí el próximo mes de enero, pero ya han suscitado las primeras quejas.

A los T1 se sumó una nueva categoría, T1-E, para aglutinar a los coches híbridos o eléctricos. A esta nueva categoría le faltaba la reglamentación y Sven Quandt, jefe de Mini X-Raid, pero también propietario de W-Racing, equipo que pondrá sobre la arena a los Audi, pidió algunas concesiones en el reglamento, según informa el portal web Motorsport.com.

Entre las peticiones de Audi destaca un sistema de inflado y desinflado automático, un chasis más grande, llantas de 17 pulgadas como los buggies y un recorrido de las suspensiones mayor que en los 4×4 tradicionales. Prodrive y Toyota Gazoo Racing se quejaron de las peticiones de Audi, a las que posteriormente también se sumó Ford.

Ante esta situación, el ASO y la FIA decidieron crear una nueva categoría: los T1+. Los vehículos que compitan en ella tendrán un chasis de 2,30 metros –en lugar de 2 metros– un recorrido de suspensión de 350 milímetros –frente a los 280 milímetros actuales– y neumáticos con un diámetro máximo de 37 pulgadas –en lugar de las 32 pulgadas vigentes para este 2021–. Sin embargo, su peso también aumentará de 1.850 a 1.950 kilos.

En lo que no cedió la ASO fue en el sistema de inflado y desinflado, con el fin de optimizar el consumo de energía. Esto seguirá siendo exclusivo de los buggies y de los híbridos o eléctricos que competirán en la categoría T1-E.

En este sentido, Toyota tendrá que adaptar su coche a las nuevas concesiones del reglamento. Prodrive también modificará notablemente su BRX, según señala la misma fuente, para ponerlo sobre la pista el próximo mes de agosto.

La FIA, por otro lado, también realizará algunas modificaciones en las bridas de admisión en favor de un equilibrio de rendimiento entre los diferentes propulsores. Algunos equipos también se han quejado de la falta de regulación oficial sobre el prototipo que está construyendo Audi, por lo que es probable que tengan que realizar alguna modificación.

La categoría T1+ que acaba de crear la FIA no podrá correr hasta que la FIA no apruebe el reglamento, algo que podría retrasarse hasta el próximo verano. Por tanto, sería positivo para todos los equipos que disputen la próxima edición del Dakar que puedan correr ya con sus coches adaptados en el Rally de Marruecos que se disputará el próximo mes de octubre.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1463 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.