Alonso saldrá 9º en Bakú: “Teníamos ritmo para estar entre los siete u ocho primeros”

Fernando Alonso en la clasificación del GP de Azerbaiyán | Fuente: Getty Images

Fernando Alonso saldrá desde la novena posición en Bakú, aunque cree que tenía potencial para quedar un poco más arriba. Además, destaca que las cuatro banderas rojas que han salido no han jugado a su favor, pues le han hecho perder el feeling con el coche.

El piloto español lleva todo el fin de semana rodando dentro del Top 10 y este sábado ha conseguido colarse en la Q3. En carrera saldrá desde la novena plaza, acompañado en la misma línea por el Mercedes de Valtteri Bottas. Sin embargo, opina que tenía ritmo para ser séptimo u octavo, aunque las banderas rojas le han impedido progresar como debería.

“El fin de semana ha ido bastante bien, todas las sesiones entre los siete u ocho primeros. Ahora en la crono también teníamos ritmo para estar entre los siete u ocho primeros. Cada vez que hemos puesto un juego de neumáticos nuevos, ha habido una bandera roja. Todos los tiempos que hemos ido poniendo en la crono han sido con neumáticos viejos, justo para pasar el 15, el 10. Hemos puesto un neumático usado al principio de la Q3 para ser novenos. Creo que hay un poco más de potencial, igual séptimo u octavo era posible hoy. Ha sido una crono difícil de coger el ritmo. Cada dos por tres había una bandera roja y te va cortando siempre esa progresión, ese feeling con el coche”, ha comentado en declaraciones a DAZN F1.

Muchos equipos han jugado con los rebufos, pero en Alpine no ha sido posible porque Esteban Ocon ha caído en la Q2. Sin embargo, Alonso reconoce que su compañero de equipo no era muy partidario de utilizarlos, ya que argumenta que pierde algo de concentración.

“Nunca se sabe. Lo hablamos al principio de la semana, si íbamos a hacer algún rebufo. Él no estaba muy por la labor porque decía que le despista un poco en la preparación en el out lap. Íbamos cada uno por nuestra cuenta y contento de haber quedado delante por fin en una carrera en la que en todos los libres he estado delante últimamente en casi todas las sesiones y llegaba la crono y me faltaba un poco. Hoy por lo menos he podido sacarlo”, ha añadido.

Alonso también ha criticado una de las normas de la FIA. Cuatro pilotos han impactado contras las protecciones y tendrán que reparar sus coches antes de la carrera de mañana. Sin embargo, al asturiano no le parece bien que esto sea posible y, por ejemplo, sus mecánicos no puedan tocar el Alpine hasta mañana.

“Un sabor agridulce porque qué ha habido, ¿cuatro banderas rojas? Esa gente, todos tenemos el coche ahora en parque cerrado hasta mañana a las 12 de la mañana, y esa gente lo pone en el garaje, cambia todo el coche y sale en la posición en la que estaba. Ya sabemos que la regla es así y quizá un día nosotros nos estrellamos y nos gusta coger ventaja de esa regla y cambiar todo para salir el domingo. Es un poco extraño, que destrozas el coche, lo puedes cambiar y no tienes ninguna penalización… Es una pena”.

De cara a la carrera, el piloto español cree que puede haber alguna que otra oportunidad. Sin embargo, también espera que los pilotos que hoy han chocado mañana vayan algo más tranquilos.

“Ha sido un mejor inicios que otros años, pero aquí se puede adelantar en las rectas. Hay que tener buen ritmo, hay que cuidar los neumáticos y mañana veremosAlon. Si la gente sigue conduciendo al 120%, por encima de sus posibilidades, habrá muchos safety cars. Si la gente se calma un poco, tendremos una carrera normal. Mañana van más tranquilos, hoy van sobre excitados algunos”, ha afirmado para cerrar.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1451 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.