Los pilotos, preocupados por la tardanza en desplegar el coche de seguridad en Bakú

Accidente de Max Verstappen | Fuente: Getty Images

Max Verstappen se topó contra el muro a falta de cinco vueltas para el final del GP de Azerbaiyán. Numerosas piezas de carbono y el mismo RB16B estaban en mitad de pista y dirección de carrera tardó en desplegar el coche de seguridad. Los pilotos han criticado la tardanza y el peligro.

La rueda trasera del Red Bull reventó y esto provocó un fuerte accidente para el holandés. Como pasó con el accidente de Lance Stroll, se volvió a retrasar la entrada del coche de seguridad. “Es una broma, debe ser una broma. Coche de seguridad de inmediato, ¿a qué están esperando?”, se escuchaba a Charles Leclerc por radio. En esa zona, simplemente se mostró doble bandera amarilla.

El coche de seguridad acabó saliendo y luego incluso se desplegó la bandera roja. “Me sorprendió que no hubiera un coche de seguridad antes, por eso dije lo que pensaba por radio. Porque para mí, estaba claro que dejaría de apretar ante un choque como ese. El coche estaba en medio de una recta, por lo que era bastante peligroso”, comentaba Leclerc ya tras la carrera en declaraciones que recoge Motorsport.com.

Para concluir, el monegasco confirmó que, en la siguiente reunión, después de los libres del viernes del GP de Francia, sacará el tema ante Michael Masi. No fue el único piloto que dio se opinión, también Sebastian Vettel, director de la GPDA. “Me preguntaba por qué tardaron tanto tiempo en sacar el coche de seguridad cuando Max sufrió el accidente. Estaba bastante claro que estaba parado en medio de la pista y tardaron un poco, pero ya veremos. Descubriremos por qué”, confesaba el de Aston Martin.

Michael Masi, pendiente de muchos canales

Al producirse el accidente, Masi tuvo que empezar a tomar decisiones con tan solo cinco vueltas por delante. Su mente no contemplaba que la carrera acabara bajo el coche de seguridad y, por todos los restos que había que limpiar, si no se suspendía la carrera, esto pasaría.

“Teniendo en cuenta el número de vueltas que teníamos que dar, la recuperación que se estaba acometiendo y el hecho de que había tantos escombros en la recta de boxes, en ese punto, en mi opinión, era la mejor opción suspender la carrera”, comenta. Jonathan Wheatley, director deportivo de Red Bull, insistió en todo momento que tenía que parar la carrera para que así los pilotos pudieran cambiar de neumáticos.

Acerca de Jaime Chico 2553 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.