Pirelli concluye la investigación de los accidentes en Bakú; nuevos controles desde Francia

Stroll en Bakú tras el accidente | Fuente: Getty Images

Pirelli ha lanzado las conclusiones de lo sucedido durante el Gran Premio de Azerbaiyán. Allí, tanto Lance Stroll como Max Verstappen sufrieron fuertes accidentes a más de 300 KM/h tras el pinchazo de una de sus ruedas traseras.

La marca italiana ha publicado el análisis que ha llevado junto a la FIA. Además de los neumáticos dañados de Stroll y Verstappen, se cogieron muestras de otros monoplazas, los cuales tenían las mismas o más vueltas de desgaste. “El proceso estableció que no había defectos de producción o calidad en ninguno de los neumáticos; tampoco había ningún signo de fatiga o delaminación”, se puede leer en dicho comunicado.

Ninguna de los dos coches incumplió con el reglamento. Se descarta fallo estructural ni delaminación por problema de fabricación. “En cada caso, esto se debió a una rotura del flanco interno, que puede estar relacionada con las condiciones de funcionamiento del neumático, a pesar de que se hayan seguido los parámetros de arranque prescritos (presión mínima y temperatura máxima de la manta)”.

Pirelli anuncia que, a partir del Gran Premio de Francia, junto a la FIA, se llevarán a cabo nuevos protocolos, incluida una dirección técnica mejorada para monitorear las condiciones de operación durante el fin de semana de carreras.

Red Bull y Aston Martin responden

Por otro lado, Red Bull ha analizado el RB16B y aseguran que no se encontró ningún desperfecto que pudiera causar el accidente. También se alegran de que ningún conductor haya sufridos lesiones graves tras los impactos a alta velocidad.

“Hemos trabajado en estrecha colaboración con Pirelli y la FIA durante su investigación sobre la falla de los neumáticos de Max en la vuelta 47 del Gran Premio de Azerbaiyán y podemos confirmar que no se encontró ninguna falla en el monoplaza. Nos adherimos a los parámetros de neumáticos de Pirelli en todo momento y seguiremos su orientación”, han comentado los austriacos.

Más tarde, Aston Martin ha confirmado que tampoco había ningún fallo en el coche de Lance Stroll y que siguieron las directrices de Pirelli en todo momento. “Podemos confirmar que no hubo ningún fallo en el coche que causó el pinchazo del neumático. El equipo siempre ha operado sus neumáticos dentro de los parámetros prescritos por Pirelli y continuará haciéndolo”.

Acerca de Jaime Chico 2553 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.