Brawn: “Nadie quiere que el Campeonato se decida por choques y penalizaciones”

Lewis Hamilton y Max Verstappen | Fuente: Sutton Images

Ross Brawn, director general de la Fórmula 1, ha analizado el Gran Premio de Gran Bretaña en su tradicional columna para la web de la Fórmula 1: la lucha entre Lewis Hamilton y Max Verstappen, la clasificación al sprint, la actuación de Charles Leclerc o la fortaleza de Lando Norris.

El Gran Premio de Gran Bretaña estaba llamado a pasar a la historia por ser la primera vez en la Fórmula 1 que se prueba la clasificación al sprint. Sin embargo, lo hizo por el toque entre Hamilton y Verstappen en Copse, un accidente que ha dado y seguirá dando mucho que hablar, y por el que Hamilton fue sancionado con solo diez segundos.

“Vimos a los protagonistas del título ir rueda a rueda una vez más, pero esta vez terminó en una colisión que acabó con la carrera de Max. Fue un gran alivio verle salir del coche antes de ir al hospital para realizarse los controles preventivos”, ha comenzado diciendo Brawn.

El director general de la F1 no se ha mojado sobre quién ha tenido la culpa sobre lo ocurrido. Sin embargo, opina que lo ocurrido privó a los aficionados de ser testigos de una bonita batalla sobre la pista. Además, insiste en que no puede pasar esto entre dos rivales que se están jugando el Campeonato, pues los fans quieren ver peleas sobre la pista, no que el título se decida por incidentes y sanciones.

“Como pasa siempre, habrá una amplia gama de opiniones sobre los aciertos y errores. Lo que está claro es que nos robaron una batalla emocionante y nadie quiere que el Campeonato se decida por choques y penalizaciones. Como en este caso, hubo un gran riesgo para cualquiera de los pilotos. Es algo en lo que reflexionarán los dos pilotos. Corrieron con fuerza durante media vuelta y fue emocionante. Imagínate lo dramático que hubiera sido el Gran Premio si hubiera sido toda la carrera”, ha añadido.

La clasificación al sprint: un éxito

Brawn cree que el nuevo formato fue un auténtico éxito para el deporte, pues los aficionados vivieron con intensidad los tres días de acción sobre la pista. Solo tener una sesión de entrenamientos libres antes de la clasificación hizo el fin de semana ligeramente más impredecible.

“El hecho de que los equipos tuvieran menos tiempo para practicar tuvo un impacto significativo en el fin de semana. Red Bull tenía un coche con un poco más de ala, así que fueron más lentos en la recta. Mercedes optó por una configuración de resistencia más baja, lo que le dio a Lewis la oportunidad”, ha comentado.

1329223727
Max Verstappen en la clasificación al sprint de Silverstone | Fuente: F1

También destaca la variedad estratégica, pues los equipos tuvieron libre elección de neumáticos tanto el sábado como el domingo. Ahora, según Brawn, toca evaluar los pros y los contras de este nuevo formato para pulir todos los detalles.

“Reflexionaremos sobre el formato en las próximas semanas. Estoy seguro de que habrá cosas que podamos recoger con los equipos y luego digerir los comentarios. Es un gran primer paso en este experimento, con dos clasificaciones al sprint más por venir. Quiero enfatizar que no juzgaremos si será parte de nuestro campeonato en el futuro hasta que hayamos hecho las tres sprints en tres pistas diferentes“, ha añadido para cerrar este asunto.

Dos pilotos a la altura: Leclerc y Norris

Brawn cree que Leclerc y Norris fueron los dos mejores pilotos del fin de semana. El de Ferrari lideró durante la mayor parte de la carrera, salvo en las vueltas finales, y consiguió una meritoria segunda plaza. Además, fue recompensado con el reconocimiento de Piloto del Día por parte de los aficionados.

“Estoy de acuerdo con los fans en que solo había una persona que mereciera ser Piloto del Día y ese era Charles Leclerc. Fue una actuación sobresaliente del monegasco en un Ferrari que no tiene por completo el nivel para luchar en la parte delantera en condiciones normales. Esa actuación nos recordó lo bueno que es. Es un piloto excepcional y espero con ganas el día en el que Ferrari le de el coche para luchar con los pilotos de arriba”, ha añadido Brawn.

Norris fue otro de los pilotos que brilló para el director general de la F1. El de McLaren fue cuarto, pero aún así mostró su decepción por no haber quedado más arriba. Brawn cree que esa actitud “es un buen reflejo del progreso que ha hecho”.

“Estuvo un poco fuera de los focos el domingo y se habrá sentido frustrado por perder la tercera posición por una parada en boxes lenta, pero cuando se metiera en la cama, seguramente reflexionaría sobre otro trabajo bien hecho“, ha apuntado Ross para cerrar.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1458 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.