Carlos Sainz llega hasta el octavo lugar: “No es un día para lamentarse, hay cosas positivas”

Carlos Sainz, octavo en Turquía | Fuente: Getty Images

Ferrari traía el nuevo sistema híbrido para Carlos Sainz, una vez que lo montó Charles Leclerc en Rusia. Obligado a salir desde la decimonovena posición, ya que Daniel Ricciardo también cambió la unidad de potencia aprovechando la mala clasificación.

Con el trazado mojado, ya que la lluvia fue intensa en la mañana, salvar la salida era la clave para este Gran Premio de Turquía. Después de esto ha ido al ataque en todo momento, todos los adelantamientos en pista, un total de once, el que más en esta carrera. La mala parada de ocho segundos le fastidió, pero tampoco le hizo bajar los brazos. Llegó hasta el octavo lugar, además fue el piloto del día.

“El primer piloto del día de mi vida. Me ha llevado un par de años conseguirlo. Muchas gracias, ha sido bastante complicado, al principio he tenido buenas maniobras. Cuando se ha secado, no podía adelantar mucho, pero ha sido una buena remontada”, comentaba Sainz por la radio a la Fórmula 1 en una breve entrevista al ser el Piloto del Día.

Ya en el corralito, junto a los micrófonos de DAZN, Sainz decía que no era momento para lamentarse de la parada en boxes, contento. “Yo también tengo una sensación… No es un día para lamentarse, hay cosas positivas de la carrera de hoy. El Pit-Stp lento, que nos ha impedido luchar por esa quinta o sexta posición, no merece la pena lamentarse ni hacer ninguna crítica”.

Una mala parada lastró a Sainz | Fuente: Getty Images

Sin duda, Sainz ha firmado una de las mejores carreras de la temporada y así la explicaba. “Ha sido una carrera al ataque desde el principio, adelantando todos en pista, no nos han regalado nada, había que luchar todo. Teníamos que arriesgar, tener ritmo cuando tocaba, sobre todo al final. En las últimas diez vueltas éramos el coche más rápido en pista, cuando he visto a Lando y Gasly cerca me he acordado de la parada”.

En cuanto a los adelantamientos, el único que ha ido más justo fue el de Sebastian Vettel, con quien charló al llegar al paddock. “A Vettel le he pedido un perdón, casi me lo llevo puesto, es verdad. A los motores Mercedes si no te tiras lejos, no haces nada. En esa frenada estaba mojado y me podía tirar por el interior, luego me he quedado estancando detrás de Ocon, había una línea seca y no me podía tirar”.

Para acabar, el madrileño da las gracias por cambiar motor en Turquía y con ganas de afrontar las seis carreras que restan. “Hemos hecho perfecto en cambiarlo aquí, más que esto no se podía hacer. De aquí a final de año con motor fresco, nuevo, y a por el final de temporada que ya llevamos dos últimas carreras buenas y tenemos que seguir así”.

Acerca de Jaime Chico 3332 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.