La forma aerodinámica y la integración del motor serán elementos diferenciadores en 2022

Prototipo del Alfa Romeo de 2022 | Fuente: Alfa Romeo

La normativa que entrará en vigor en 2022 pretende sembrar la igualdad en la parrilla. Las reglas son muy restrictivas y hay poco margen de maniobra, aunque Alfa Romeo advierte que hay dos factores que serán claves: la forma aerodinámica y la integración de la unidad de potencia con el chasis.

La aerodinámica estará muy limitada en las normas del próximo año y los equipos ya han manifestado que tienen poco margen de mejora, pues las reglas son realmente restrictivas. Sin embargo, siempre quedan áreas grises en el reglamento o mentes brillantes que encuentran cualquier resquicio para brillar.

Jan Monchaux, director técnico de Alfa Romeo, ha adelantado que ellos mismos se han dado cuenta de que hay determinadas áreas que sí que ofrecen bastante margen de mejora, tanto en el aspecto de los monoplazas como en su rendimiento. La primera de ellas gira en torno a la forma aerodinámica de los coches.

“No espero conceptos muy diferentes el año que viene porque las reglas no te dan suficiente libertad. Sin embargo, veo que la forma de operar del coche será significativamente diferente al de los coches actuales. Creo que los que están por delante habrán hecho un mucho mejor trabajo en el desarrollo de una plataforma aerodinámica que te permita recuperar gran parte del rendimiento perdido y también algo de estabilidad”, ha afirmado a Motorsport.com.

“Por lo que hemos visto en el túnel de viento, en algunas decisiones que tal vez ni siquiera sean visibles para los que ven la F1 desde fuera, puedes tener un gran impacto en la forma aerodinámica del coche y en cómo se comporta cuando tiene alta o baja carga. Esto ciertamente será un gran diferenciador si hay ‘gaps’ el próximo año”.

Los equipos trabajan la aerodinámica en el túnel de viento y Monchaux advierte de lo importante que es dar con la tecla desde el primer momento.

“Algunos equipos pueden haber tomado la dirección equivocada y tendrán que retroceder, pero no estoy seguro de que realmente veas físicamente que la geometría del coche es diferente de día y de noche. Me sorprendería bastante, pero el tiempo dirá”, ha añadido al respecto.

La segunda área en la que Jan cree que puede haber grandes diferencias entre los equipos es en la integración de la unidad de potencia en el monoplaza, sobre todo en la cubierta motor y los pontones. En el caso de Alfa Romeo, permanecen muy atentos a las novedades su proveedor de motores, Ferrari, aunque reconoce que todavía no tiene demasiada información.

“No confirmaré ni diré nada sobre lo que he escuchado del motor de 2022, pero el motor en sí está detrás del chasis. Para nosotros, en términos de bloqueo, es una constante que no cambia enormemente. Lo que será interesante es lo que la gente está haciendo con la cubierta superior del motor y los pontones. Sin duda, será un área en la que tendremos gran variedad de conceptos”, ha explicado.

Como casi todo en F1, cambiar un solo elemento puede provocar un efecto dominó. En este sentido, Monchaux advierte que cualquier cambio en la integración del motor también puede influir en el diseño aerodinámico.

“Bien podría imaginarme que lo que la gente encuentre en el túnel de viento tendrá un impacto en el motor porque, a menudo, se la prioridad a la aerodinámico. Si necesitas cambiar alguna parte de la arquitectura del motor para facilitar algo de volumen a la aerodinámica, tendrá un impacto. No conozco el concepto de nuestro proveedor para el año que viene. Se supone que no debo saberlo y no pudo decirlo, ya que no están compartiendo eso”.

Sea como sea, todos los equipos están plenamente concentrados en 2022. Interpretar las nuevas reglas y aplicarlas al nuevo concepto de monoplaza es realmente complicado, pero Jan recuerda que están haciendo un trabajo que aman. Además, recuerda que el sacrificio de hoy será la recompensa de mañana.

“No me voy a quejar. Es algo que amo y en un trabajo de ocho de la mañana a cinco de la tarde nos aburriríamos. Aquí tenemos mucho que hacer, pero también sabemos que en Sauber tenemos una gran oportunidad para reestablecer las cosas. El equipo es mejor y se merece algo mejor que ser 8º o 9º. Teniendo a todos partiendo de la misma línea de salida, esperamos poder posicionarnos bastante altos. ¿Dónde? Ya veremos. Eso también es un gran impulso”, ha compartido.

“Estamos estresados, trabajamos mucho, pero no es doloroso porque nos gusta. Sabemos que si hacemos los deberes, si pasamos por ese dolor ahora, probablemente tendremos un clima diferente y una motivación natural la próxima temporada“, ha añadido para cerrar.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1501 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.