Mercedes y su reto hasta final de temporada: lidiar con la fiabilidad y los ruidos de su motor

Valtteri Bottas en Turquía | Fuente: Getty Images

Toto Wolff, jefe de equipo de Mercedes, ha revelado el importante reto que tienen por delante en las seis carreras que quedan para terminar la temporada. Los de Brackley ya tuvieron que cambiar el motor de combustión interna de Lewis Hamilton en Turquía por «ruidos», ahora tienen que lidiar con la fiabilidad del motor.

Hamilton tenía que montar su cuarta unidad de potencia en alguna de las carreras que quedan por delante esta temporada. Sin embargo, en lugar de montar una nueva, tan solo cambiaron el motor de combustión interna y el británico fue penalizado con diez posiciones en la parrilla de salida.

Wolff ha reconocido que el asunto de los motores todavía no ha terminado y tendrán que lidiar con ello en esta recta final de la temporada. En Turquía se percataron de «ruidos» inusuales, lo que les llevó a cambiar el motor de combustión interna.

«Es complicado. Cuando empiece a superar los límites del rendimiento de la unidad de potencia en una determinada etapa, experimentará algunos obstáculos. Nuestras unidades de potencia han sido las más fiables desde la introducción de los motores híbridos en 2014 y como estos límites se están superando, hemos visto ejemplos de ruidos inusuales dentro del motor de combustión que no se comprenden completamente en esta etapa y por eso han causado algunos problemas en el pasado», ha afirmado en declaraciones a Crash.net.

Mercedes montó este nuevo elemento en el coche de Hamilton no solo por kilometraje, también por «comprender un tema diferente de fiabilidad». El resto de elementos de la unidad de potencia no han experimentado ningún problema raro; por eso decidieron minimizar daños y cambiar solo el elemento que estaba dañado.

«Las otras partes, como el turbo y todos los demás elementos auxiliares están en una forma maravillosa y estamos felices con eso. Se encuentran fácilmente dentro de los límites del kilometraje y, por tanto, no tuvimos que llevar componentes nuevos», ha añadido.

El objetivo, a partir de ahora, será intentar terminar las seis carreras que quedan por delante sin más penalizaciones. Por tanto, el objetivo del equipo será la distribución de motores en todas las sesiones.

«Estaba claro que teníamos que tomar el cuarto. La pregunta es cómo y cuándo queremos desplegar la unidad de potencia número 3, que todavía está en el grupo. Eso es algo a lo que debemos acceder en las próximas carreras. Puedes decidir si ejecutarlo solo los viernes o también sábados y domingos«, ha expresado.

Sin embargo, el problema de Mercedes no es solo para esta temporada, también para 2022. El año que viene se congelará la unidad de potencia hasta 2026, por lo que tener un motor fiable será clave en el rendimiento de los próximos años.

«Creo que equilibrar el rendimiento y la fiabilidad siempre ha sido la clave en los últimos años y también seguirá adelante. No estaremos en desventaja el próximo año porque se están entendiendo los déficits y ahora se trata de encontrar soluciones para contenerlos», ha añadido Toto para cerrar.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1546 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.