Grosjean deberá someterse a otro trasplante de piel

Grosjean en el IMS en su Programa de Novatos | Fuente: @IndyCar

El pasado 2020, Romain Grosjean sufrió un grave accidente que le dejó graves quemaduras en las manos. Poco es para lo grave que fue, ya que su coche se convirtió, literalmente, en una bola de fuego.

Quiso participar en el Gran Premio de Abu Dabi de ese 2020, pero evidentemente no estaba en condiciones para hacerlo. Tuvo que esperar hasta testear los IndyCar para volver a subirse a un monoplaza. Se confirmó su fichaje por Dale Coyne y todo lo que ha conseguido en 2021, tres podios, aunque se le resiste la victoria, le ha valido su fichaje por Andretti Autosport.

Sigue luchando contra sus lesiones, sobre todo en sus manos. En el podcast In the Fast Lane, Grosjean ha desvelado que su mano derecha está totalmente recuperada. “Sólo tengo que ponerme protección solar cuando salgo al sol porque es una piel nueva”, decía.

El problema viene en la mano izquierda, por lo que tiene que someterse a otro trasplante de piel. “Nunca volverá a ser perfecto. Es doloroso, pero aprendes a vivir con ello. Puedo jugar con mis hijos, puedo conducir, puedo vivir básicamente con normalidad. Hay algunas cosas en las que estoy un poco limitado, pero el 95% de las veces funciona bien. No se ve muy bien, pero es mi cicatriz de batalla”, continuaba Romain.

Grosjean ya ha tenido su primer test con Andretti en el oval de Indianápolis. No se atrevió en 2021 con este tipo de trazados, pero si lo hará la siguiente temporada. Esa prueba en el IMS servía para superar la formación a los novatos. Le falta un punto de la tercera fase, la cual no se pudo completar por la lluvia, pero los comisarios le declararon acto para disputar las 500 Millas en 2022.

Acerca de Jaime Chico 3046 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.