James Key anticipa que la tasa de desarrollo de los coches de 2022 aumentará durante la temporada

Lando Norris en los test post-temporada de Abu Dabi | Fuente: Getty Images

James Key, director técnico de McLaren, cree que la tasa de desarrollo será muy elevada a finales de 2022, cuando los equipos hayan comprendido bien la nueva normativa y hayan observado las fortalezas y debilidades de sus rivales. Al mismo tiempo, cree que los coches se igualarán en 2023, pues habrán tenido una temporada de margen para identificar nuevos conceptos.

En poco más de un mes, los monoplazas de Fórmula 1 volverán a rodar en el Circuit de Barcelona-Catalunya en los test de pretemporada. Estos tres días de rodaje, y los tres de Baréin, serán cruciales para la primera mitad de la temporada por el gran cambio de normativa que habrá entrado en vigor. Key cree que, al principio, habrá un poco de pánico.

«Pasó en 2009 con algunos aerodinamicistas realmente molestos corriendo por la oficina y diciendo: ‘Oh, ya no será lo mismo nunca más’ y nos dimos cuenta de que hay muchas cosas que puedes hacer, pero es un poco más sutil y complicado. Creo que será ese tipo de situación en 2022. Sospecho que veremos algunas diferencias, algunas ideas en diferentes coches«, ha afirmado al portal Crash.net.

James predice que la tasa de desarrollo de los monoplazas será especialmente alta conforme avance la temporada. Además, confía en que todo se equilibre pronto cuando los equipos comiencen a ver los conceptos de sus rivales, sus fortalezas y sus debilidades con respecto a ellos.

«Será interesante ver lo que la gente ha hecho. Creo que las tasas de desarrollo probablemente serán extremadamente altas. Creo que la naturaleza de estas regulaciones probablemente se equilibrará un poco más rápido de lo que tenemos ahora, simplemente porque hay muchas formas diferentes de hacer las cosas en los coches actuales», ha añadido.

«Siempre hay una solución diferente, nueva, una nueva vía para ser vista. Creo que todavía tenemos mucho que aprender, todos tienen mucho que aprender con los coches de 2022. Tenemos que correlacionarlos en la pista, tenemos que ver lo que han hecho los demás. Podría haber algunos cambios reales cuando hayamos visto los coches de los demás».

«Tenemos que ver el rendimiento frente los demás, determinar las fortalezas y las debilidades frente a los rivales. Todos los equipos estamos en el mismo barco en ese sentido. Creo que eso provocaría muchos saltos en el desarrollo y en las ideas a medida que avanzamos en la primera mitad de la temporada», ha afirmado.

Key va un paso más allá y piensa en 2023, año en el que los coches volverán a ser más parecidos. El director técnico de McLaren cree que los equipos comenzarán a copiar las ideas de sus rivales, por lo que los coches tendrán ideas y tendencias compartidas. Una mejor comprensión de la regulación de 2022 también lo hará posible.

«En términos de 2023, sospecho que las cosas se volverán más similares porque cada equipo probablemente identificará ciertas tendencias para entonces. ¿Eso significa que los coches se parecerán más? Es demasiado pronto para decirlo, pero los equipos tendrán una mejor idea de cómo abordar los coches de 2023″, ha añadido Key para cerrar.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1573 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.