Colton Herta baila sobre la lluvia para ganar el GMR Grand Prix

Colton Herta celebra su victoria en IMS | Fuente: Penske Entertainment

Colton Herta se llevó una de las carreras más emocionantes de la temporada y que ha dado pistas de cara a las 500 Millas de Indianápolis. Alex Palou no tuvo su día y pierde mucha distancia en el campeonato.

La lluvia hizo complicado el inicio del GMR Grand Prix. Los pilotos salieron con gomas de lluvia, pero algunos se dieron cuenta de que era mejor parar. Colton Herta y Takuma Sato fueron los primeros en entrar para montar los neumáticos blandos. El de Andretti, aunque deslizando sobre el trazado de Indianápolis, superó a O’Ward para colocarse primero.

Alex Palou provocó el primer periodo de bandera amarilla. Con la goma de seco, nada más salir a pista se fue al césped, trompeó y al volver a pista su coche se caló. Pudo seguir en carrera, pero se iba a quedar algo descolgado en el campeonato. Después, Jack Harvey tocó la parte trasera del monoplaza de Josef Newgarden, quien volvería a pista muchas vueltas después.

Callum Ilott tocó a Rinus Veekay. Se incorporó a pista sin mirar y Devlin DeFrancesco no pudo evitar el choque. Era el tercer periodo de bandera amarilla. A las 28 vueltas de carrera, Herta lideraba, pero Patricio O’Ward le pisaba los talones. Sato aguantaba en la cuarta posición, mientras que Harvey superaba a Alexander Rossi por la sexta.

Will Power se encontró con problemas en su coche y perdió dos posiciones, se colocaba quinto. Tras completar 32 vueltas, Herta realizaba su segunda parada en boxes. O’Ward paró una vuelta después, mucho repostaje. No pudo salir a tiempo de su caja porque justamente entraba Alexander Rossi. Esto dejaba a Herta líder por algo más de dos segundos.

Siguieron las malas noticias para el mexicano. Félix Rosenqvist le realizó un undercut por ese tiempo perdido en boxes. Scott Dixon entró en boxes sin combustible, los mecánicos tuvieron que empujarle hasta la caja, mientras que Dalton Kellett chocó contra las protecciones. Se mostró la bandera amarilla.

Entraron a boxes DeFrancesco, Rossi y Palou una vez que se abrió el Pit-Lane. Montaron neumáticos de lluvia, las primeras gotas aparecían. La reanudación fue realmente accidentada. Ambos Arrow McLaren se tocaron después de un trompo de O’Ward. Aunque fue Rosenqvist quien salió peor parado quedándose sin alerón y calado en mitad de la primera curva, mientras que O’Ward cayó al undécimo lugar. Sato también se fue por fuera de la pista. Quinta bandera amarilla de la carrera.

Kyle Kirkwood, Sato, Christian Lundgaard y Newgarden entraron también a montar neumáticos de lluvia. Una nueva relanzada llegó en la vuelta 46. No hubo más toques, Dixon se desdoblaba y Herta recuperaba el primer lugar superando a Marcus Ericsson, quien también perdía la segunda, tercera y cuarta posición con Scott McLaughlin, Harvey y Grosjean respectivamente.

O’Ward se quitaba a dos pilotos de golpe comenzando su remontada, séptimo. Ericsson continuaba cayendo posiciones, ya décimo, y apenas dos vueltas habían pasado desde la relanzada. No tardó mucho más en parar en boxes para intentar llegar al final. Herta volvería a doblar a Dixon después de un duelo en la curva uno. Palou volvió a entrar en boxes para, de nuevo, montar las gomas de seco. Ya quedó a dos vueltas del líder.

Grosjean intentó un exterior con Harvey. Ya tenía casi la posición ganada, pero el de Rahal LLR tocó al francés dejándole fuera del top 10 y exclamó por radio: “¡Menudo idiota!”. Graham Rahal también era protagonista de un toque con Kirkwood. Se pasó de frenada en la curva uno y no pudo evitar el choque con el de AJ Foyt. Jimmie Johnson sufrió un trompo que provocó otra bandera amarilla.

Gran parte de la parrilla pasaba por boxes. Se volvió a montar el neumático de seco a pesar de que la lluvia incrementaba. Penske trabajó mejor en la parada y eso permitió a McLaughlin estar por delante de Herta. VeeKay sufrió el primer trompo quedándose parada en mitad de pista. Esto alargaba el periodo de bandera amarilla.

Locura de carrera. Dixon, Rossi y Palou montaron neumáticos de lluvia, al mismo tiempo que se desdoblaban. De nuevo, toda la parrilla, excepto McLaughlin, Illot, O’Ward y Grosjean, entraron de nuevo a boxes para montar las gomas de lluvia. De esos cuatro pilotos, del de Juncos entró, mientras que Grosjean hacia un medio trompo, caía la sexta posición.

Se habían completado 64 vueltas, pero no iba a dar tiempo a completar las 85 programadas. Es por eso que la cuenta atrás comenzó, solo 18 minutos por delante. La carrera todavía no se reanudaba y McLaughlin, quien seguía con goma lisa, era el siguiente en trompear cayendo al quinto puesto.

La carrera se reanudó con 14 minutos para el final. Al final de recta, Herta se colocaba primero al superar a O’Ward, quien continuaba con lisos. Por detrás, mucho lío. McLaughlin provocó otra situación de bandera amarilla, trompeado en mitad de pista y con tres coches por el césped evitándole.

O’Ward sufría otro trompo, ya perdía el podio. Absurda la estrategia de McLaren, que paraba a su piloto con la bandera verde y a siete minutos del final de la carrera. Caía al decimoctavo lugar. Los puestos de cabeza habían cambiado mucho. Herta era el líder seguido de Simon Pagenaud, quien había salido vigésimo. Power iba a completar el podio.

Marcus Ericsson se colocaba tercero superando a Conor Daly, mientras que Juan Pablo Montoya aguantaba en la séptima posición. A falta de dos minutos, el colombiano sufrió daños en su alerón delantero arruinando su gran resultado. Ya no se reanudó la carrera, por lo que Herta y Andretti Autosport conseguían la primera victoria de la temporada. Finalmente, Palou quedó decimoctavo, por lo que pierde el liderato, pero es segundo a 14 puntos de Power, el nuevo líder.

Acerca de Jaime Chico 4126 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.