Ericsson hace historia y gana las 500 Millas de Indianápolis; una bandera amarilla perjudica a Palou

Marcus Ericsson gana las 500 Millas de Indianápolis | Fuente: Penske Entertainment

Marcus Ericsson ha metido su nombre en la lista de los grandes ganadores de las 500 Millas Indianápolis. El sueco no parecía un candidato a la victoria, a priori, pero ha apretado al final para hacerse con la victoria. Pato O’Ward y Tony Kanaan han completado el Top 3. Alex Palou lideró durante la primera parte de la carrera, pero una bandera amarilla le perjudicó y le descartó de la lucha por la victoria. Pese a todo, el catalán ha terminado noveno.

La salida de la 106ª edición de las 500 Millas de Indianápolis fue limpia. Scott Dixon aguantó en la primera posición durante los primeros metros, pero Álex Palou no tardó en adelantar a su compañero de equipo para ponerse al frente de la prueba. Rinus VeeKay también superó a Dixon para seguir la estela del español, aunque volvieron a intercambiar posiciones apenas unas vueltas después.

Por detrás, también hubo intercambio de posiciones. Pato O’Ward, otro de los fuertes para ganar esta carrera, escaló a la séptima posición tras superar a Will Power. Por delante, Dixon volvió a ponerse al frente de la prueba, mientras que por detrás no hubo demasiados cambios. Poco después, Chip Ganassi informó a Palou de que tenían problemas de telemetría. Aunque no parecía nada grave, impedía al equipo leer los datos de su coche.

En la vuelta 32 llegaron las primeras paradas en boxes. Dixon fue el primero en abrir la veda, mientras que Palou aguantó algo más. El catalán iba haciendo un ‘lift and coast’, es decir, levantar el pie para ahorrar algo de gasolina. Su parada llegó poco después y fue limpia. Salió a pista junto a Dixon, pero tenía una goma más fría y su compañero estaba por delante. VeeKay retrasó algo más su primer pit-stop.

Fue precisamente el de Países Bajos el que provocó la primera bandera amarilla de la prueba. VeeKay perdió la parte trasera del coche en la Curva 2 y no pudo evitar el muro. El accidente fue fuerte, pero el piloto se bajó del coche por su propio pie. Después de un periodo de bandera amarilla, se relanzó la carrera.

Si el accidente se hubiera producido unas vueltas antes, algunos pilotos se hubiera beneficiado para hacer sus paradas. La situación dejaba a Dixon al frente de la prueba, con Palou por detrás y O’Ward ascendió a la tercera posición. Sin embargo, los dos Chip Ganassi volvieron a intercambiar posiciones y ya no ahorraban gasolina, tiraban del grupo.

Colton Herta rodaba en la 27ª posición con un coche bastante inestable y que se movía mucho. Llevaba teniendo problemas durante todo el fin de semana después del accidente que sufrió en el Carb Day. Mientras Dixon y Palou luchaban en la parte de arriba, O’Ward les seguía muy de cerca. No obstante, llegaba el segundo accidente de la carrera.

Callum Ilott perdió el coche de una manera muy similar a la de VeeKay e impactó fuerte contra el muro. El de Juncos se encontraba bien, pero el principal perjudicado fue Palou. El español entró en boxes justo cuando Ilott tuvo el accidente, lo que le obligó a pasar de largo sin poder repostar gasolina ni cambiar neumáticos.

Alex volvió a la pista y tuvo que entrar en boxes unas vueltas después, aun con el PitLane cerrado, por rodar prácticamente sin gasolina. Esto sí está permitido por el reglamento, pues estaba al borde de quedarse sin combustible, pero en las vueltas anteriores no pudo hacerlo por no poder justificarlo. Una vuelta después, abrieron el PitLane y Palou volvió a entrar para hacer un repostaje completo y cambiar también neumáticos.

El resto de pilotos hicieron lo propio, pero de repente el catalán era último. De liderar la prueba a tener que afrontar una carrera a la remontada. En el lado opuesto, otros pilotos se beneficiaron de la situación, como Conor Daly, que era segundo. Tony Kanaan, Santino Ferrucci y Ed Carpenter también recuperaron algunas posiciones.

Volvió a ondear la bandera verde y Daly se puso líder de la prueba. Los 300.000 aficionados celebraban que el piloto estadounidense se pusiera al frente de la carrera. Mientras Palou recuperaba posiciones por detrás, Dixon adelantaba a Conor, aunque este no estaba dispuesto a darse por vencido.

Romain Grosjean protagonizó la tercera bandera amarilla de la prueba. El piloto francés se fue contra las protecciones, pero se bajó del coche por sus propios medios. No estaba siendo el día de Andretti ni tampoco de los ‘rookies’, pues los novatos protagonizaron los tres accidentes que se había producido hasta ese momento. Daly fue el principal beneficiado en este caso, ya que entró en boxes justo unos instantes antes de que se produjera el accidente.

Esto le dejó al frente de la carrera, mientras que Palou había escalado ya a la vigésima plaza. Continuaba el baile de posiciones y O’Ward estaba al frente, pero Dixon volvió a recuperar el liderato en la relanzada. Daly era tercero, pero la sorpresa la protagonizaba Felix Rosenqvist en la cuarta plaza después de un ligero toque con Conor.

La carrera empezó a estabilizarse en torno a la vuelta 125 de carrera. Herta se retiró solo unas vueltas después con muchos problemas, apenas tenía velocidad. Llegaron las terceras paradas: Dixon y Daly entraron prácticamente juntos a boxes, mientras que O’Ward aguantaba más en pista. Esto auguraba una bonita pelea en las últimas vueltas. El mexicano entró y su parada no fue especialmente buena, se quedó a ocho segundos de Dixon, quien adelantó en pista a Rosenqvist. Palou también entró y se colocó decimoséptimo, por delante de David Malukas.

La carrera entraba en sus últimas 50 vueltas, las más trascendentales y cruciales. En ese momento, Scott McLaughlin, que estaba haciendo una buena carrera, chocó muy fuerte contra las protecciones.

Cuando se reanudó la carrera hubo muchos toques por la parte de atrás de la parrilla, aunque ninguno demasiado grave. Eso sí, Karam estuvo cerca de perder el coche. Palou se quitó de encima a Carpenter para ser undécimo. Mientras tanto, O’Ward le arrebató el liderato a Dixon a falta de 40 vueltas para el final, aunque el de Ganassi lo recuperó.

Todos entraron en modo ahorro unas vueltas antes de su última parada en boxes. Rosenqvist fue el primero en hacerlo, después le siguieron Dixon y Daly. Scott cometió un error muy grande que le privó de la posibilidad de luchar por la victoria cuando estaba metido de lleno. El de Ganassi excedió la velocidad en el PitLane en su primera parada y fue sancionado con un Drive-Through que cumplió en la siguiente vuelta. Esto dejaba a Arrow McLaren la victoria prácticamente en bandeja.

Sin embargo, no todo estaba hecho. Ericsson le ganó la posición a O’Ward y dejó atrás a los dos pilotos de McLaren. Tenía tres segundos de ventaja sobre Pato; el de McLaren intentaba reducir la distancia, pero solo quedaban diez vueltas por delante. Cuando se completaron cuatro y restaban seis, Jimmie Johnson pisó el césped e impactó de frente contra las protecciones. La pista quedó muy sucia y Dirección de Carrera tomó la decisión de sacar bandera roja a falta de cuatro vueltas para el final. De esta manera, limpiaron el trazado y reiniciaron la carrera para tener espectáculo.

Esta situación no favorecía en absoluto a Ericsson, que podía perder la victoria por el accidente de su compañero de equipo. En cambio, dejaba la carrera totalmente abierta para O’Ward, Kanaan, Rosenqvist e incluso Palou, que era octavo. Cuando se volvió a poner en marcha la carrera, llegaban los problemas para Carpenter, que se quedó calado en el PitLane. Sin embargo, le permitieron recuperar su posición en la parrilla.

Ericsson defendió muy bien la primera posición, mientras O’Ward intentaba cogerle el rebufo. El mexicano lo intentó cuando vieron bandera blanca, pero no pudo con él. En el último giro, Karam tuvo un accidente y salió la bandera amarilla que puso fin a la carrera de forma precipitada. Esto le daba la victoria al piloto sueco y, por ende, a Ganassi, que por un momento se había visto fuera de la lucha por la victoria. Por detrás han terminado O’Ward y Kanaan. Palou finalmente ha sido noveno, ya que Simon Pagenaud le ha robado la octava posición en la recta final.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1759 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.