Castera sobre los diferentes roadbooks en el Dakar: “No soy tonto, no haré un tramo fácil y otro difícil”

Imágenes del Dakar 2022 | Fuente: dakar.com

A principios de este mes, la organización del Dakar dio algunos detalles de la nueva edición que se celebrará en 2023.

Es la cuarta edición que se celebrará en Arabia Saudí y será una de las más largas con casi 5.000 kilómetros de especial. Una distancia que no se alcanza desde 2014. Una de las modificaciones más llamativas, es que ASO dará una bonificación a todos aquellos pilotos que abran pista, obligados a ello por ganar la etapa del día anterior.

David Castera plantea algo parecido a lo que se hace en ciclismo. “Sí, esa es la idea. Estoy buscando la mejor solución, que no es fácil y hay que coordinarla con los equipos antes de dar detalles. Hemos hecho muchas simulaciones con varias opciones. La primera idea era bonificar al piloto que más tiempo esté abriendo pista. Esto es posible controlarlo técnicamente”, comentaba en una entrevista con MARCA.com.

“La otra, que es más simple, es que el que gane la etapa tenga esa bonificación porque sabemos que al día siguiente va a perder tiempo. Esta solución para mí es la mejor porque la primera puede suponer que se peleen entre ellos por ser primeros. Al final de cada etapa se suelen juntar varios pilotos en cabeza que acaban la etapa juntos, y suelen terminar con calma”, continuaba al respecto.

Otra de las grandes novedades está en los roadbooks aleatorios, cada piloto tendrá recorridos diferentes. “La idea es que, por ejemplo, llegues al kilómetro 30 y allí un grupo busque un punto a la derecha y otro a la izquierda y después se vuelvan a reencontrar, quizá con un tramo de unos 20 kilómetros o así de diferencia de recorrido”, decía Castera al respecto.

El director de esta carrera confirma que no será así en todas las etapas del Dakar. “Sería un toque diferente para aplicar en tres o cuatro etapas del recorrido. Pero hay que estar bien seguros de que el kilometraje y la dificultad de ambos tramos sea la misma”.

Esto podría crear algo de controversia, pero Castera asegura que no va a hacer algo sin sentido. “Evidentemente no soy tonto y no voy a hacer un tramo más fácil y el otro mucho más complicado. O es para todos igual o no lo hago, eso está claro. Sé que los de arriba me calentarán la cabeza con esto, pero también hay que pensar en los de atrás, en los 100 últimos, que tienen muchas huellas para seguir y no necesitan ni mirar el roadbook”.

Hablando en términos de seguridad, el Dakar no saldrá desde una ciudad en concreto. La más cercana está a 100 kilómetros y de ahí que el inicio de la prueba sea en el ‘Sea Camp’. “Es cierto que así podemos tener a todos agrupados en un vivac y con el apoyo de las autoridades para controlar a todos los participantes. Haremos la mayoría de las verificaciones técnicas y administrativas en Francia, antes de que los vehículos partan en el barco, para reducir al máximo ese proceso en Arabia”.

Acerca de Jaime Chico 4487 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.