El Toyota #8 se hace con la victoria en Le Mans, empatando con su hermano en esta era LMH

El Toyota #8 de Toyota, ganador en Le Mans | Fuente: @TGR_WEC

Tras 24 Horas, el Toyota formado por Brendon Hartley, Sébastien Buemi y Ryo Hirakawa se llevó la victoria. Una lástima porque Antonio García iba hacia la victoria en GTE Pro, pero los fallos mecánicos lastraron la jornada.

Salida algo accidentada. Will Owen sufrió un sándwich por parte de René Rast y Robert Kubica. Se quedó fuera de la carrera en apenas una curva. Todo el trabajo de la semana, e incluso del año, tirado a la basura. El WRT #31 sufrió una sanción de un minuto de Stop And Go por echar fuera al #22. También el Algarve Pro tuvo problemas.

Sébastien Buemi tuvo que sacar los codos frente a su compañero Mike Conway, mientras que los Glickenhaus superaban a Alpine. Los GTE Pro no cambiaban posiciones y las distancias se mantenían. En LMP2, el nuevo líder era Robert Kubica con el PREMA, mientras que Rast le seguía, aunque aún no había parado para cumplir la sanción.

Por la primera posición, Buemi abrió una ventaja de varios segundos respecto a Conway, pero al final del stint el suizo comenzó a sufrir mucho sobreviraje. Esto ayudaba al #7, que se acercaba. Después de las paradas, los actuales campeones cogían el liderato de la carrera. Los Glickenhaus se quedaban descolgados.

Después de las paradas en LMP2, Félix Da Costa, a bordo del JOTA #28, ganaba la primera posición a Kubica. En GTE Pro, Corvette se mantenía al frente con ambos coches, manteniendo a siete segundos a los Porsche. Por cierto, el #92 fue el único de estos prototipos en llegar a las catorce vueltas en el primer stint.

En GTE Am, durante la primera hora, hubo varias luchas. El #77 lideró las primeras vueltas, pero luego Matteo Cairoli llevaba al Team Project 1 #46 al primer puesto. Después de las paradas, Alessio Picariello demostró un gran ritmo en el Hardpoint Motorsport #99 llegando al primer puesto.

Una vez que los LMP2 realizaron las segundas paradas, Penske ganaba la segunda posición al PREMA. Hubo una bandera amarilla provocada por Claudio Schiavoni a bordo del Iron Lynx #60. Después, el WeatherTech cogía el liderato de la clase GTE AM.

Antes de llegar a las dos horas de carrera, Juan-Baptiste Lahayte, con el Ultimate #35, tuvo una excursión alrededor del puente Dunlop que obligó a dirección de carrera a introducir una Slow Zone en esas primeras curvas. Al mismo tiempo, Glickenhaus metía a su coche #709 en el garaje para reparar daños.

El Glickenhaus #709 parado en boxes | Fuente: fiawec

Antes de acabarse la Slow Zone, Porsche paraba a sus dos coches en GTE Pro, pero el Corvette #64 continuaba por delante. En segunda posición, el otro coche americano. Antonio García cedió el asiento a Jordan Taylor. Al cumplirse las dos horas de carrera, Toyota subía a ‘Pechito’ López y Brendon Hartley a sus respectivos coches. En el primer stint, la distancia entre ambos era de doce segundos.

Los problemas no cesaban para el DKR Engineering. Dos horas y media después del inicio, un trompo le hizo chocar con las protecciones. El equipo tuvo que cambiar el alerón delantero. Alpine tuvo una cuarta parada mucho antes que los Toyota, comenzaban a desdibujarse aún más.

Por si fuera poco, los franceses fueron penalizados con un Drive Through por no respetar la velocidad bajo periodo de Slow Zones. Más atrás, en la clase GTE Pro, todo cambiaba radicalmente. Tras las terceras paradas, el Corvette #63 era el nuevo líder, con una ventaja considerable ante sus compañeros.

Alpine #36, al cumplir su sanción en boxes, comenzó una lucha con el Glickenhaus #709 por la cuarta posición Era rápido en las curvas, pero nada en las rectas y de ahí que los americanos su mantuvieran por delante. Al mismo tiempo, Nicolas Leutwiler provocaba una Slow Zones en Indianápolis por salirse de pista con el Team Project #46, cayó al puesto 59.

Poco tiempo duró la bandera verde. Ryan Cullen, a bordo del Vector Sport, se fue recto provocando otra zona lenta hasta que sacaran el coche de ahí. Los Hypercar se adentraban en la quinta parada en boxes y Hartley, quien estaba volando en estos momentos de la carrera, realizó un undercut a Conway.

Mientras tanto, Corvette anunciaba que el #64 caía a la cuarta posición porque al declarase una zona lenta justo Tommy Milner entraba, mientras que Jordan Taylor se beneficiaba de ella, dando ese salto al liderato, metiendo unos cuantos segundos de ventaja al Porsche.

Al entrar en la cuarta hora de carrera, Alpine metía a su coche en el garaje para que todos los mecánicos trabajaran en él, concretamente en la transmisión. Esto le hizo perder varias vueltas cayendo al vigesimoprimer lugar de la clasificación. Después esto, al realizar otra parada en boxes, el #36 no arrancaba y tuvo que volver a entrar al garaje.

Toyota cambiaba de pilotos. Kamui Kobayashi tomaba el relevo en el #7, mientras que Buemi lo hizo de nuevo en el #8. También los líderes de LMP2 cambiaban pilotos con Robert González ahora en el #38 de JOTA. La lucha por el podio se compactaba.

Alrededor de las 21:00 CEST, el sol comenzó a caer en Le Sarte, los faros comenzaban a ser los protagonistas de la carrera. Era el #8 de Toyota, con Ryo Hirakawa, quien tenía una ventaja no muy alta ante el #7. El PREMA #9 comenzó una lucha por el cuarto con el WRT, Lorenzo Colombo ganó la lucha.

Mientras que en GTE Pro se destacaba el Corvette #63 de Antonio García, la lucha por el segundo puesto entre el #64 y Laurens Vanthoor fue muy dura en este momento de la carrera. Cerca de las seis horas de carrera, Kobayashi recuperaba la primera posición con Hirakawa y ganaba una ventaja de seis segundos.

Entrábamos en la hora siete de carrera y el Porsche del Team Project1 #46 abandonaba la carrera por un problema de vibraciones después de una pequeña salida. Los daños no pudieron arreglarse. En GTE Am iba líder el Weathertech Racing con más de diez segundos de ventaja.

Las malas noticias llegaron para el Corvette #63. Con García el volante, sufrieron un pinchazo que le hizo perder el liderato de la categoría GTE Pro. Tuvieron que meter el coche para reparar otros daños, además. Michael Fassbender, con el #93 de Dempsey-Proton sufrió un accidente que provocó una Slow Zone y los Toyota volvieron a juntarse.

Las preciosas instantáneas que deja Le Mans | Fuente: fiawec.com

También parecía llegar con un pinchazo el Glickenhaus #708, perdiendo así más tiempo. Perdió dos vueltas y fuera del top 10. Por lo tanto, el LMP2 de Roberto González se colocaba cuarto en la general. El #41 de WRT sufría una salida de pista en las curvas Porsche que provocaba otra zona lenta.

El AF Corse #51 entraba a boxes y cedía el segundo lugar al Porsche #91. Más problemas se desarrollaban en el #708 de Glickenhaus, con un problema en el motor que les obligó a reiniciar la unidad. Mientras tanto, Buemi, quien había vuelto al #8, abría una venta de tres segundos frente a Conway.

Más adelante se originó una zona lenta entre Mulsanne y Arnaga que perjudicó al #7 y abrió una ventaja de 30 segundos entre ambos coches. Con siete vueltas perdidas con Toyota, el #708 de Glickenhaus entraba de nuevo en el top 10. El JOTA de #38 seguía aumentaba la ventaja, más de dos minutos.

Durante la noche, en GTE Pro cambió todo. Con los dos Corvette metidos en todo tipo de problemas, Porsche lideraba con ambos coches. Ferrari ocupaba el tercer y cuarto puesto. Alrededor de las 5:40 CEST comenzó a salir el sol en Le Mans. El LMP2 #35 sufría un fuerte accidente que obligó a los comisarios a trabajar en la pista.

En los siguientes minutos, se sucedieron una serie de cambios. Sobre todo, en la clase Hypercar, donde el #7, con las paradas y diferentes incidentes, recuperó la primera posición de la categoría. El Corvette #64 no agachó la cabeza y cuando restaban nueve horas para el final se hizo con el primer puesto de la categoría GTE Pro después de estar muy atrás.

El Porsche #92, con Michael Christensen al volante, perdió el liderato por un pinchazo y luego una pequeña salida de pista hacia la grava. Se volvieron a cambiar las tornas en LMH, donde el #8 recuperaba la primera posición con una gran ventaja. El #7 tuvo un pequeño problema que le dejó sin liderato.

Dos Slow Zone consecutivas cambiaron la cita. Primero, un reventón del Ferrari #75, mientras que un fuerte golpe del #56 de Porsche chocaba contras las barreras. Casi todo el circuito con bandera amarilla. Alpine decía adiós a la carrera tras un choque con un doblado, Vaxiviere estaba al volante. Fue una mañana de domingo bastante accidentada.

Teniendo una ventaja de un minuto, el Corvette #64 se chocaba con un LMP2 que le dejaba fuera del liderato. François Perrodo fue al garaje americano para disculparse después de cumplir un stop and go. Ferrari, quien había estado atrás toda la prueba, eran los primeros en GTE Pro con su coche #51. Entraba a los puestos de podio el #52 de Ferrari, el de Miguel Molina.

Robin Frinjs impactó fuerte con el WRT #31 provocando el primer coche de seguridad de la prueba. Se neutralizó la carrera, pero entrábamos en otra fase de la carrera. Pier Guidi y Makowiecki se jugaban el liderato en GTE Pro, mientras que los Toyota estaban en diferentes coches de seguridad, ya que entre ambos había casi una vuelta de distancia.

El Ferrari #51 y el Porsche #91 estaban separados por escasos metros. Entraron a boxes a la vez, pero un pinchazo del coche italiano dejó a los alemanes en primer lugar. En LMP2, la lucha por la victoria se abría, ya que el PREMA de Robert Kubica cerraba la brecha. Hanson vio como su United #22 se paraba y volvió a bajar del top 10.

TF Sport #33 mantenía el liderato de la categoría GTE Am con casi dos minutos de ventaja, cuando Le Mans entraba en las últimas cuatro horas de carrera. Cambio de pilotos en GTE Pro, con Davide Rigon volviendo al Ferrari #52. Mantenían la tercera posición, con el Porsche #92 a casi tres minutos. Por boxes pasaban los líderes de LMP2, Da Costa a se bajaba del #38 dejando su lugar a Robert González. En PREMA, se subía Lorenzo Colombo.

El Dempsey #93 tocaba ligeramente la parte trasera del JMW Motorsport #66, en el que se encontraba Mark Kvamme. Este Ferrari acababa atascado en la grava provocando otra zona lenta. Cumplidas las 21 horas de carrera, el Iron Lynx acababa en las protecciones después de ser golpeado por un LMP2.

El JMW Motorsport #66 en la grava | Fuente: @fiawec

Richard Lietz se subió al Porsche #91 y perdió la primera posición a favor del AF Corse #51. La lucha de nuevo se abrió en GTE Pro, ya que al coche alemán le venía mucho peor el calor. Además, como mínimo le quedaban dos paradas y los italianos iban a ir a menos. En GTE Am, problemas con el Dempsey-Proton #77, quien tuvo que entrar en boxes. Se estabilizaba la carrera para las últimas dos horas.

AF Corse entró a boxes para su vigesimocuarta parada, evidentemente perdió la primera posición. De nuevo, Lietz lideraba con una ventaja de 48 segundos, pero seguía sin cerrar la victoria por el tema de las paradas. Para los últimos momentos de la cita, Hartley se subía la #8 de Toyota reemplazando a Hirakawa. También en el #7 entraba ‘Pechito’ para acabar.

El Vector Sport se paraba enfrente del box de Toyota, la verdad es que no ha sido un día bueno para ellos. Al final de la carrera, se activó la lucha por la octava posición en GTE Am por Simon Mann y Vicent Abril en los AF Corse.

A falta de 20 minutos, ‘Pechito’ no se rendía marcando la vuelta rápida de la carrera en 3:27.749. Kubica entraba a boxes por última vez, manteniendo la segunda posición. Los nervios comenzaron a notarse en los garajes con el fin de la carrera. La victoria fue para el Toyota #8 de Hartley, Buemi y HIrakawa seguidos del #7 junto al Glickenhaus.

En LMP2 ganó el JOTA #38 con Robert González, Stevens y Da Costa. Segundo lugar para PREMA, en su debut en esta carrera, con el JOTA #28 completando el podio. Última victoria en GTE pro para el Porsche #91 seguido de ambos AF Crose. Por último, en GTE Am, TF Sport ganó la carrera seguido del Wehthertech Racing y el Northwest.

Acerca de Jaime Chico 4487 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.