Leclerc y su remontada en Canadá: «El quinto puesto era lo mejor a lo que podíamos aspirar»

Charles Leclerc en Canadá. Foto: Scuderia Ferrari.

Charles Leclerc ha reconocido que el quinto puesto era lo máximo a lo que podían aspirar tras penalizar y salir desde el fondo de la parrilla en Canadá. El monegasco está contento con su trabajo de recuperación, aunque cree que pudieron haber hecho una mejor parada en boxes. Eso sí, lo positivo es que minimizaron daños en un fin de semana complicado.

Su rotura de motor en Bakú obligó a Leclerc a penalizar y salir desde el fondo de la parrilla en Canadá. El de Ferrari estaba obligado a remontar y tuvo que lidiar con los problemas en este tipo de circunstancias, como los trenes o algunas maniobras agresivas para poder adelantar. Charles quedó contento por haber remontado hasta la quinta plaza y continúa motivado en la lucha por el Mundial.

“Hemos tenido un problema con la parada que nos ha complicado algo más las cosas. He tenido cuatro coches en un tren de DRS y he tenido que ser algo más agresivo para remontar. Visto lo visto, el quinto puesto era lo mejor a lo que podíamos aspirar, no creo que hubiesen cambiado mucho las cosas, aunque el cambio de neumáticos nos ha costado algo de tiempo”, ha declarado Leclerc.

“La lucha por el Mundial me motiva, ya que sé que hay más ritmo en el coche. No estoy preocupado, solamente motivado por tener un fin de semana limpio en el que podamos demostrar que somos fuertes. Espero que podamos hacerlo en Silverstone y Red Bull ha tenido problemas hoy, por lo que la fiabilidad va a ser realmente importante este año”.

Durante su carrera, Leclerc a quien más sufrió para adelantar fue a un Esteban Ocon que se benefició de unos neumáticos en mejor estado para mantenerlo detrás. Lo positivo es que el coche de seguridad lo metió de nuevo en la lucha por el quinto puesto y no falló a la hora de adelantar a los dos pilotos de Alpine en el mismo punto.

“En la primera parte de la carrera, no hubo problemas con la tracción en general. Se trataba de que todos tenían DRS y yo no podía hacer nada. En el ecuador, ya empecé a sufrir, más que nada porque Esteban tenía mejores neumáticos que yo y no me podía acercar a él. Tenía más agarre que yo y lo pasaba mal para seguirle de cerca, eso ha sido muy frustrante para mí”, ha finalizado.