Toto Wolff confirma que Mercedes ha solucionado el «porpoising»

Hamilton durante el GP de Canadá | Fuente: Getty Images

Mercedes empezó la temporada 2022 peor de lo que esperaban. En los test de Baréin llevaron un diseño muy rompedor que puso las orejas de los rivales bien tiesas. Sin embargo, tras la primera carrera, donde cosecharon un tercer y cuarto puesto gracias a la desgracia de Red Bull, quedó en evidencia que el coche alemán sufría mucho de rebote y de “bottoming” (El suelo choca repetidamente contra el asfalto).

El problema en ambos monoplazas ha sido tan acusado que tanto Russell como Hamilton se han quejado con asiduidad del dolor que conlleva este fenómeno. Incluso el heptacampeón salió cojeando tras la carrera en Azerbaiyán. Tras estas quejas, la FIA intervino con una directrices que obligaban a subir los coches a cierta distancia desde el suelo si no querían ser descalificados tras los libres 3 de cada Gran Premio.

Sin embargo, y a pesar de las reiteradas quejas de Mercedes sobre el movimiento de la FIA, parece que el equipo alemán ha encontrado la solución. El Gran Premio de Canadá ha sido posiblemente el fin de semana más competitivo de Mercedes en toda la temporada.

Según Toto Wolff, esto se debe a un cambió de mentalidad del equipo. El jefe de la escuadra cree que el fin de semana en Montreal ha demostrado que los de Barkley han podido eliminar gran parte del efecto “marsopeo” gracias al trabajo del equipo.

Sin embargo, después de solucionar este problema les ha surgido otro nuevo. Y es que para arreglar el porpoising, y hacer funcionar el coche, lo han tenido que hacer muy rígido, cosa que afecta al golpeo del monoplaza contra el asfalto en circuitos muy bacheados.

Esto es lo que ha dicho Wolff a Autosport. “Creo que de alguna manera hemos eliminado lo que definimos como rebote. Creo que los comentarios de los pilotos vienen porque el coche es demasiado rígido. Al correr cerca de la pista, si hay mucho bache, afecta más. Pero sin el problema del porpoising, lo podemos gestionar mejor”.

Toto cree que haber arreglado su problema de rebote, ha puesto sus monoplazas en una zona similar a la de sus rivales en cuanto a setups“Lo que vemos en los coches es que son rígidos. Si miras algunas cámaras lentas de los líderes o de los Alpine, verás como rebotan fuera del piano con mucha violencia».

“Eso es de lo que se quejan los pilotos realmente, de la rigidez. Eso es lo que tenemos que mirar, cómo reducir esos impactos. Obviamente, cuanto más suave sea una pista y cuanto más bajos sean los pianos, mucho mejor».

Aunque el rendimiento demostrado en Canadá ha sido el mejor de Mercedes en toda la temporada, Wolff cree que tienen que seguir progresando. Creo que tenemos que poner más carga en el coche. Más downforce. La dirección está clara: Puedes ver como los coches suben las alturas. Ahí es donde tenemos que encontrar el rendimiento».